¿Existió Jesús?

Por, Ryan Turner

Hoy día, existe un número de escépticos radicales que afirman que Jesús no existió; mientras que otros dudan seriamente de Su existencia. Sin embargo, existen un número de problemas críticos acerca del dudar de la existencia de Dios debido a la evidencia temprana y abundante que tenemos de la vida y hechos de Jesús. De hecho, existe un consenso unánime entre eruditos críticos de que Jesús, sí existió.

Evidencia textual histórica para la existencia de Jesús

Existen más de 42 fuentes dentro de los 150 años después de la muerte de Jesús, que mencionan su existencia y registran muchos acontecimiento de su vida.1

  1. 9 autores tradicionales del Nuevo Testamento
    1. Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Pablo, quien haya escrito Hebreos, Santiago, Pedro y Judas.
  2. 20 escritores cristianos antiguos fuera de los del Nuevo Testamento
    1. Clemente de Roma, 2 Clemente, Ignacio, Policarpo, Martirio de Policarpo, La Didaché, Bernabé, Pastor de Hermas, Fragmentos de Papias, Justino Mártir, Arístides, Atenágoras, Teófilo de Antioquía, Cuadrato (Quadratus), Aristo de Pella, Melitón de Sardis, Diogneto, Evangelio de Pedro, Apocalipsis de Pedro y Epistula Apostolorum conocida también como la Epístola de los Apóstoles.
  3. 4 escritos heréticos
    1. Evangelio de Tomás, Evangelio de la Verdad, Apócrifo de Juan, Tratado sobre la Resurrección.
  4. 9 fuentes seculares
    1. Josefo (historiador judío), Tácito (historiador romano), Plinio el Joven (político romano), Phlegon (esclavo liberado que escribió historias), Lucian de Samosata (escritor satírico de origen griego), Celso (filosofo romano), Mara Bar Serapio (prisionero que esperaba ser ejecutado), Suetonio y Talo.

Evidencia textual histórica de la existencia de Tiberio César

La existencia de Tiberio César, el emperador romano que gobernó durante el ministerio de Jesús, es mencionada por 10 autores dentro de los 150 años posteriores a su vida. Estos incluyen: Josefo, Tácito, Suetonio, Séneca, Cayo Veleyo Patérculo, Plutarco, Plinio el Viejo, Estrabón, Valerio Máximo y Lucas.2 Si uno quita a Lucas, debido a que es una fuente del Nuevo Testamento, existen 9 fuentes seculares no cristianas. Esto significa que existen tantas fuentes no cristianas para la existencia de Jesús como para Tiberio César. Y para comparar, el número total de fuentes entre Jesús y Tiberio César son en una proporción de 42/10. Esto significa, que existen más de cuatro veces el número de fuentes de la vida y de los hechos de Jesús que para Tiberio César.

Si alguien fuera a dudar de la existencia de Jesús, también debería rechazar la existencia de Tiberio César.

¿Por qué no hay más evidencia para la existencia de Jesús?

El hecho es que muy pocos registros sobreviven por miles de años. Existe un número de escritos antiguos que se han perdido, incluyendo el 50% de las obras del historiador romano Talo y Asclepíades Mendes. De hecho, el secretario de Herodes el Grande, llamado Nicolás de Damasco, escribió una Historia Universal de Roma, que comprende cerca de 144 libros y ninguno de estos ha sobrevivido.3 Por lo tanto, no existe ninguna razón para dudar de la existencia de Jesús de Nazaret.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Gary Habermas y Michael Licona, “El caso de la resurrección de Jesús” (“The Case for the Resurrection of Jesús”), Grand Rapids: Kregel, 2004, p. 233.
  • 2. Ibíd.
  • 3. Ibíd. pág. 232.

 

 

 

 
 
CARM ison