Ezequiel 22:29-31: “… Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado…”

Por, Matt Slick

  • Ezequiel 22:29-31: “El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho. 30 Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. 31 Por tanto, derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor”.

El teísmo abierto enseña que Dios conoce, ampliamente el presente, incluyendo las intenciones de los corazones de todas las personas. Si esto es así, ¿por qué Dios entonces tiene que buscar hombres que hagan vallado? ¿No sabría Dios simplemente quiénes lo harían? ¡Claro que sí! Por lo tanto, este versículo no está hablando acerca de que Dios desconoce algo. Dios no tiene que indagar en lo que Él ya conoce ampliamente en el presente. Más bien, Dios está hablando en términos humanos acerca de justificar Su ira sobre las personas.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison