¿Fe o Fatalidad?

  • Juan 6:44: “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le RESUCITARÉ en el día postrero.”

La siguiente pregunta es tal vez la más utilizada por un cristiano cuando de presentar defensa acerca de la fe se trata. Algunos la considerarían fatalista ya que no cuentan con esa esperanza; pero para otros, demostraría su total confianza en quien han creído: En Jesús, todopoderoso para cumplir Sus promesas.

"Si en estos momentos Ud. muriera, ¿a dónde cree que iría su alma?"

No tiene necesidad de responder enseguida. Tómese unos momentos y lea lo siguiente.

Un genuino cristiano no dudará del lugar adonde irá inmediatamente muera: ¡Al cielo! Y es la Palabra de Dios la que le da esa seguridad:

  • Hebreos 12:23: “a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los CIELOS, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos,”
  • 1ª Pedro 1:4: “para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los CIELOS para vosotros,"
  • Apocalipsis 12:12: “Por lo cual alegraos, CIELOS, y los que moráis en ellos…”

¿Y por qué tenemos esa seguridad? Por Sus promesas:

  • 2ª Corintios 4:14: “sabiendo que el que resucitó al SEÑOR Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.”
  • 1ª Tesalonicenses 4:16: “Porque el SEÑOR mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.”

Ahora le pregunto nuevamente: ¿A dónde irá su alma inmediatamente Ud. muera?

 

 

 

 
 
CARM ison