¿Fueron Adán y Eva mortales antes que pecaran?

Por, Matt Slick

Sí, Adán y Eva fueron mortales antes de que pecaran. Eran mortales en que, físicamente pudieron haber muerto aunque todavía no habían pecado. Para el caso de ellos, la mortalidad era una posibilidad pero no una necesidad. Si por ejemplo, Adán hubiera sufrido un accidente que lo hubiera herido lo suficiente y hubiera muerto, mostraría que su cuerpo no era indestructible. Adán tenía pulmones, corazón, riñones, hígado, etc. Por supuesto que lo mismo se hubiera aplicado a Eva. Ella también tenía un cuerpo físico con órganos funcionando, y si ella hubiera sufrido un accidente lo suficientemente grave, ella también habría muerto.

De otro lado, salvo algún accidente imprevisto, ni Adán ni Eva hubieran muerto debido a que los efectos del pecado, no eran una realidad como tampoco la muerte tenía lugar. En sentido espiritual, el pecado causa una separación entre Dios y nosotros (Isaías 59:2: "Son vuestras transgresiones las que se interponen entre vosotros y vuestro Dios; Son vuestros pecados los que os ocultan su rostro, e impiden que os oiga"), y hace separación entre el espíritu y el cuerpo en el sentido físico (Romanos 6:23: "Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Jesús el Mesías, Señor nuestro").

Por lo tanto, parece que antes de que Adán y Eva pecaran eran inmortales en que, dadas las circunstancias normales habrían vivido para siempre. Pero, al mismo tiempo, sus cuerpos eran capaces de morir físicamente si hubieran sufrido un accidente de gravedad suficiente.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés
 

 

 

 

 
 
CARM ison