Génesis 22:12: “… porque ya conozco que temes a Dios…”

Por, Matt Slick

  • Génesis 22:12: “Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único”.

El teísmo abierto dice que debemos tomar los versículos de la Biblia en forma literal por lo que ellos dicen. Un ejemplo seria Génesis 22:12. Claro está, que esto se puede en algunos versículos, pero no en todos. Sin embargo, los teístas abiertos concluyen que Dios aprendió al ver lo que Abraham hacía. Pero si simplemente asumimos que Dios tenía que aprender, entonces se crearán nuevos problemas cuando examinamos este texto de esa forma. Vamos a echarle un vistazo.

En Génesis 22:12, las palabras de Dios le son dichas a Abraham, el cual estaba listo para sacrificar su hijo Isaac en el altar que había dispuesto. Abraham extendió su mano con el cuchillo para degollar a Isaac y fue en ese momento cuando Dios le dijo a Abraham que se detuviera. Dios le dijo: "…porque ya conozco que temes a Dios…" ¿Significa esto que Dios no estaba seguro de lo que Abraham haría hasta el momento en que vio el cuchillo extendido en mano de Abraham? ¿Significa esto también que Dios no sabía si Abraham le temía o no como dice el versículo? Al teísta abierto se le presenta un problema, debido a que en la apertura, Dios conoce todo el presente, en forma completa y total. Si Dios conoce completa y totalmente todas las cosas presentes, ¿no sabía entonces el estado del corazón de Abraham con relación a su temor reverente a Dios? ¿Cómo no podría saberlo? 1º Crónicas 28:9, dice: “…porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos”. Debido a que Dios conoce todo intento de los pensamientos, entonces, Él sí conocía cual sería el pensamiento de Abraham durante los tres días de viaje al lugar del sacrificio, así como si Abraham temía o no a Dios. Una vez más, Dios habría sabido que Abraham le tenía temor y la prueba era innecesaria para establecer este hecho.

  • Génesis 22:5: “Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros”.

Note que Abraham tenía la convicción de que Dios se proveería para el sacrificio, cuando afirma que, “volveremos a vosotros”.

Por eso, la Escritura, hablando de Abraham afirma:

  • Hebreos 11:19: “pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir”.

Por lo tanto, Dios sabía que Abraham  creía totalmente en Él. ¿Por qué entonces Dios tenía que probar a Abraham? Para los seguidores del Dios de la apertura, esta posición no tiene sentido.

¿Qué significa esto entonces?

Debido a que podemos ver que esto no es consistente con la Escritura y la lógica, decir que Dios no conocía los pensamientos de Abraham, y que Dios no sabía lo que Abraham haría, podemos concluir que Dios le estaba hablando a Abraham en términos que este conocía. Esto no es para nada ajeno a la Escritura. En Génesis 3:9 y después del pecado de Adán en el huerto, Dios lo llamó y le preguntó: “¿Dónde estás?” ¿Diremos que Dios no sabía dónde estaba Adán? No. Con frecuencia, Dios hace declaraciones para mostrarnos una verdad que necesita ser representada. De hecho, con frecuencia, Dios nos hace preguntas aunque Él ya conoce las respuestas. En el caso de Adán, El “dónde” estaba relacionado con su condición espiritual, no en cuanto a ubicación física. En el caso de Abraham, Dios, simplemente estaba relacionándose en términos en los que Abraham entendería, particularmente después del evento real con Isaac en el altar.

Además, Génesis 22 está lleno de tipos y representaciones del evangelio. De hecho Juan 8:56, dice: “Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó”. El día al cual se refería Jesús era el día de la muerte sacrificial de Cristo. Dios ordenó que el evangelio fuera revelado en el Antiguo Testamento:

  • Amós 3:7: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas”.

Dios estaba haciendo dos cosas. Primero, estaba revelando el evangelio que se encontraba escondido. Segundo, Dios estaba hablando en beneficio de Abraham; esto es, era Abraham quien necesitaba escuchar que Dios reconocía que Abraham le tenía temor a Él. La prueba no era para Dios, sino para Abraham, y las palabras “ya conozco” no eran para Él. Sino para el hombre que necesitaba escuchar a Dios afirmando su fidelidad a Él. Abraham es un hombre que se encuentra en el tiempo. El acto de sacrificar a Isaac era, proféticamente, importante, pero es también importante para nosotros como un testimonio de la fidelidad de Dios.

Resumen

La posición del teísmo abierto en Génesis 22:12, establece más preguntas de las que responde.

  1. ¿No conocía Dios la condición del corazón de Abraham, considerando que Dios conoce ampliamente todas las cosas presentes?
  2. ¿No sabía Dios ya que Abraham era un hombre temeroso?
  3. De acuerdo a Génesis 22:5, Dios ya sabía que Abraham esperaba que Dios resucitará a Isaac. ¿Se olvidó Dios de esto mientras probaba a Abraham?
  4. Debido a que el teísmo abierto declara que las personas tienen libre albedrío, ¿qué garantía tenía entonces Dios de que Abraham le podía ser infiel en el futuro?
  5. Si Dios no sabía con certeza de que Abraham le sería fiel en el futuro, entonces esto significaría que si Abraham se volvía infiel, Dios se hubiera equivocado. ¿Podemos creer en un Dios que comete errores?

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison