Génesis 3, la caída y el pecado de Adán y de Eva

Por, Matt Slick

Otra área de enfoque para apoyar a las mujeres como pastores y ancianos, tiene que ver con la representación de la humanidad, por parte de Adán. Realmente, ¿era Adán la autoridad federal de la humanidad cuando cayó? ¿Entró el pecado a través de Adán porque su pecado fue peor que el de Eva?

La autoridad federal o cabeza federal, es la enseñanza de que Adán representó a la humanidad; así que cuando él cayó, caímos con él heredando su naturaleza pecadora. Esto también significaría que él estaba en una posición de autoridad como representante de la humanidad. Y esto, se convierte en algo importante cuando miramos la forma como Pablo relaciona la autoridad con la primacía de Adán.

  • 1ª Timoteo 2:12-14: “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión”.

De la forma como Adán es introducido en el tema por Pablo, los egalitarianos deben tratar con esta conexión… y de hecho, lo hacen.

Los egalitarianos aseguran que la razón por la que el pecado entró al mundo, no fue porque Adán era el representante de la raza humana, sino porque su pecado fue a propósito y peor que el de Eva; mientras que el de Eva fue accidental, efectuado en ignorancia, y porque fue engañada. En otras palabras, Adán conocía mejor, pero Eva era sincera y en su ignorancia fue engañada. Por lo tanto, los egalitarianos dicen que el pecado entró a través de Adán y no de Eva por la diferencia de sus intenciones, no por la representación de autoridad de Adán.

Este es un tema importante por diferentes razones:

Primera: Aquí, la estructura de autoridad en la iglesia está cuestionada en lo que se refiere a la cabeza masculina, ya que el tema de la autoridad está unido a Adán como la cabeza representativa (no Eva); entonces, este tema se relaciona a la autoridad en la iglesia. Segunda: Negar que el primer Adán nos representó en la creación y en la caída, sería un riesgo potencial de negar al último Adán quien nos representó en la salvación. De esto, hablaremos más tarde. Pero por ahora, vamos al texto en cuestión para analizarlo:

  • Génesis 3:1-13: “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5 sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. 8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. 9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. 11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí”.

Vemos mucha información en los anteriores versículos; pero resumamos la sección en una serie de cortas observaciones:

  1. La serpiente se dirigió a Eva; no a Adán (3:1).
    1. ¿Estaba la serpiente tratando de llegar a Adán, el representante designado por Dios en la tierra, pasando a través de su esposa?
    2. A Adán se le dio la responsabilidad de guardar el huerto. Eva estaba supuesta a ayudar a hacer a Adán lo que Dios le llamó a hacer. ¿Debería Eva haber consultado con Adán acerca de la forma adecuada de guardar el huerto ya que comer del fruto era parte del cultivo y del trabajo de Adán de guardar el huerto?
  2. La serpiente arrojó dudas de la Palabra de Dios, con sus primeras palabras: "¿Conque Dios os ha dicho…?"
    1. Este es el primer paso cuando se quiere inducir a alguien en el error.
  3. Eva le responde a la serpiente, pero cambia la Palabra de Dios dada por Adán en Génesis 2:16-17.
    1. Debido a que el mandamiento de Dios a Adán para guardar el huerto fue dado a él antes de que Eva fuera hecha (Génesis 2:16, 22), podemos asumir que Adán le dijo a Eva cuáles habían sido sus instrucciones.
    2. No existe razón alguna para asumir, que de alguna manera, Adán haya tergiversado o cambiado las palabras de Dios.
    3. En la conversación de Eva con la serpiente, Eva sí cambió las palabras de Dios en tres lugares:
      1. Dios dice: “De todo árbol del huerto podrás comer” (Génesis 2:16). Eva dice: “Del fruto de los árboles del huerto podemos comer” (Génesis 3:2). Note que omite la palabra “todo” del mandato de Dios.
      2. Dios dice: “…porque el día que de él comieres…” (Génesis 2:17). Eva dice: “No comeréis de él, ni le tocaréis…” (Génesis 3:3). Eva adicionó la palabra “tocaréis”, obviamente, no mencionada por Dios.
      3. Dios se refiere al árbol, como al “árbol de la ciencia del bien y del mal” (Génesis 3:17a). Eva simplemente se refiere al árbol con su sola ubicación; no por lo que es este, al simplemente mencionarlo como el “árbol que está en medio del huerto” (Génesis 3:3a).
    4. Por lo tanto, Eva, sí tergiversó con conocimiento pleno las instrucciones de Dios, las cuales había recibido por medio de Adán.
  4.  Tal vez la serpiente se sintió con más confianza de seguir adelante por la distorsión que Eva le dio a las palabras de Dios. Por esto, la serpiente contradice la Palabra de Dios y contradice los motivos de Dios también en tres lugares: 3:4-5.
    1. “No moriréis” (3:4).
    2. “…serán abiertos vuestros ojos…” (3:5).
    3. “…sino que sabe Dios que…seréis como Dios…” (3:5a, b).
  5. Eva escuchó las palabras de la serpiente rechazando el anuncio de Dios y decidiendo por sí misma que el árbol era bueno y agradable a los ojos, y codiciable para alcanzar sabiduría: 3:6.
    1. Al hacerlo, usurpa la autoridad de Dios al determinar por sí misma lo que es bueno.
  6. Eva le da del fruto del árbol a su marido y él come: 3:6.
    1. Ninguna explicación se da acerca del por qué Adán comió.
      1. Adán tendría que saber más, debido a que la Palabra de Dios le fue dada directamente a él.
      2. ¿Estaba Adán exactamente ahí en medio de la conversación de Eva con la serpiente? El texto no lo dice.
      3. ¿Comió Adán porque amaba y creía en Eva?
  7. Adán y Eva conocieron que estaban desnudos y se cubrieron a sí mismos: 3:7.
    1. Se cosieron e hicieron delantales: Sus propias obras.

Respondiendo el reto:

¿Era Eva ignorante?

¿Están los egalitarianos en lo cierto cuando aseguran que el pecado de Eva fue de ignorancia y por eso fue engañada, y por lo tanto su pecado fue menor que el Adán, dándole apoyo de este modo a la posición de que el pecado no entró al mundo a través de ella?

No se puede sostener que Eva fuera ignorante del mandamiento de Dios, dado a Adán, debido a que ella repitió a la serpiente el mensaje básico; aunque alterado (Génesis 2:16-17). El mandamiento de cultivar y guardar el huerto, fue dado a Adán antes de que Eva fuera formada (Génesis 2:16-22). Por lo tanto, y debido a que no vemos ningún registro de Dios comunicándose con Eva acerca de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, podemos concluir que Eva obtuvo su conocimiento de Adán. Ella repitió a la serpiente el punto fundamental del mandamiento, por lo tanto, ella tenía el mismo conocimiento que tenía Adán con relación a la prohibición de comer del árbol prohibido. Si consideramos también que Eva cambió las palabras de Dios ante la serpiente, podremos ser capaces de decir, en este caso, que ella es, en primer lugar, aún más culpable que Adán ya que es citada alterando el mandamiento de Dios.

Sin embargo, alguien podría objetar que Adán alteró el mensaje de Dios cuando se lo transmitió a Eva. Si esto es así, ¿dónde está la evidencia en la Escritura? No tenemos ese registro en Génesis o en algún otro libro de la Biblia. El único registro bien claro que tenemos, es el mensaje cambiado de Eva. Por lo tanto, la objeción de que el pecado de Eva fue de ignorancia y que de algún modo fue menor al de Adán no puede ser apoyado por el texto.

¿Fue Eva engañada?

Sí. Si fue engañada:

  • 2ª Corintios 11:3: “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo”.
  • 1ª Timoteo 2:14: “y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión”.

¿Es el ser engañado, una excusa para el pecado o de alguna manera es pecar menos contra Dios? Se han buscado en una concordancia de la Biblia las entradas de “engañe”, “engañarse”, “engañado”, “mentira”, “engaño”, etc. y no se encontró alguna que apoye la idea de que el ser engañado es para Dios, una ofensa menor, o que de alguna forma se le perdone a una persona por las consecuencias de ser engañado.

  1. Deuteronomio 11:16: “Cuidaos, no sea que se engañe vuestro corazón y os desviéis y sirváis a otros dioses, y los adoréis” (La Biblia de las Américas).
    1. Aunque el corazón de las personas se engañe desviándose y sirviendo a otros dioses, no hay excusa para ellos en el día del juicio.
  2. Romanos 7:9-11: “Y yo sin la ley vivía en un tiempo; pero venido el mandamiento, el pecado revivió y yo morí. 10 Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte; 11 porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató”.
    1. El registro de Pablo, en cuanto al pecado, es personal; pero note que aunque el pecado lo engañó, éste lo mató. El ser engañado, aun mata.
  3. 2ª Corintios 11:3-4: “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. 4 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis”.
    1. En ninguno de los versículos anteriores o en el contexto, creer en un cristo falso y en un evangelio falso, le da excusa a la persona de las consecuencia de ese engaño, ni tampoco dice que la consecuencia es menor.
  4. Efesios 5:6: “Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia”.
    1. La ira de Dios todavía caerá para los que son engañados “con palabras vanas”.

Podemos ver aun, que aunque las personas son engañadas, todas las consecuencias de ese engaño se regresan, tanto al engañador como al engañado. Por lo tanto, ¿debemos concluir que Eva, siendo engañada, fue, de alguna manera, excusada de su pecado o de que la severidad de la ofensa a Dios por ese pecado fue menor? Si es así, ¿dónde está la evidencia para esto? Porque esa evidencia, no la podemos encontrar.

Hay más de un grupo de versículos que vale la pena ser examinados antes de dejar este tema. Cuando Jacob engañó a su padre Isaac y recibió la bendición que le correspondía a Esaú, la bendición no pudo ser quitada aunque el engaño fue descubierto:

  • Génesis 27:34-35: “Cuando Esaú oyó las palabras de su padre, clamó con una muy grande y muy amarga exclamación, y le dijo: Bendíceme también a mí, padre mío. 35 Y él dijo: Vino tu hermano con engaño, y tomó tu bendición”.

El punto es, que los efectos obtenidos por medio del engaño son poderosos, y en consecuencia, no son menores sobre la persona engañada.

Conclusión

Al examinar el texto bíblico, vemos que Eva tenía el mismo conocimiento de Adán con relación al mandamiento de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal en el huerto del Edén. También vemos que las Escrituras no excusan a Eva por sus pecados, aunque ella fue engañada. Por lo tanto, decir que el pecado entró al mundo por medio de Adán porque su pecado fue más serio que el de Eva, no puede sostenerse.

Objeciones respondidas

  1. A Pablo se le mostró misericordia aunque lo que hizo fue en ignorancia (1ª Timoteo 1:13). Como Pablo, Eva fue ignorante, esta es la razón por la que el pecado no entró en el mundo a través de ella.
    1. Pero este argumento es inválido debido a que ya establecimos que Eva no fue ignorante. Ella, como Pablo, era conocedora de la Ley de Dios, la cual, había sido revelada a Adán. Eva, le repitió a la serpiente aunque lo hizo, tergiversando a Dios.
  2. Adán vio cómo Dios creaba los animales, por lo tanto, tuvo más culpa que Eva, debido a que ella no vio cuando los creaba Dios.
    1. No existe una evidencia total que muestre que Adán vio a los animales cuando eran creados.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison