¿Ha habido cambios en el Corán?

Por, Luke Wayne
18 de julio de 2016

Entre los musulmanes, es común afirmar que el Corán ha sido preservado con una perfección milagrosa y sin la más mínima variación o error. La doctrina islámica ortodoxa cree que el Corán fue escrito en tablas celestiales para toda la eternidad pasada y que fue dictada, palabra por palabra a Mahoma por el ángel Gabriel. De acuerdo al islam, e Corán es, por lo tanto, invariable e inmutable.

Mazhar Kai escribe:

  • “Es un milagro del Corán que ningún cambio ha ocurrido en una sola palabra, una sola (letra del) alfabeto, una sola marca de puntuación, o una sola marca diacrítica1 en el texto del Corán durante los últimos catorce siglos”.2

De igual manera, Sayyid Abul A'la Mawdudi afirma:

  • “Los textos originales de los antiguos Libros divinos estuvieron perdidos, y sólo sus traducciones existen hoy. De otro lado, el Corán, existe exactamente como fue revelado al Profeta; ni una palabra –es más, ni una tilde del mismo, ha sido cambiada. Está disponible en su texto original y la Palabra de Dios ha sido preservada para los tiempos por venir”.3

Y el Dr. Zakir Naik asegura:

  • “Debido a que no iba a haber ninguna mensajero después del profeta Mahoma (pbuh), el Libro revelado a él (es decir, el Glorioso Corán) fue preservado palabra por palabra, por lo que debe ser la misma fuente de guía para todos los tiempos”.4

Y de acuerdo a I. A. Ibrahim:

  • “Ni una letra del Corán ha sido cambiada por los siglos”.5

Claro está, que algunos eruditos musulmanes moderarán esta afirmación un poco, insistiendo solamente, que el Corán es, “esencialmente, sin cambios”.6 Sin embargo, para un gran número de creyentes musulmanes, es una vivencia de fe de que el Corán impreso de hoy coincide con el original hasta el punto más pequeño y trazo de la pluma; por lo que se dice que el Corán es total y completamente sin cambios aun, en los detalles más mínimos.

Variaciones menores del manuscrito

Esta afirmación extrema es más bien, sencilla de refutar. Por ejemplo, en el 2011, el Dr. Keith Small publicó una amplia comparación del texto coránico moderno popular con otras 22 copias del Corán, incluyendo muchos de los manuscritos tempranos que poseemos, así como también muchos manuscritos medievales y una moderna edición del texto Warsh usado por muchos musulmanes en África del Norte y Yemen.7 Él enfocó su obra, específicamente en Surah 14:35-41.8 En sólo estos siete versículos, encontró cerca de 350 variantes entre todos los manuscritos que él examinó. La gran mayoría de estas variantes fueron simples cuestiones en los usos ortográficas y sistemas de escritura que no tienen ningún efecto en el significado.9 21 variantes en el texto, o cerca del 6% del total, fueron claramente errores de los copistas en el manuscrito particular en cuestión.10 Hubieron 17 variantes (o 5% del total) que de hecho, sí afectaron el significado del texto11 pero aun aquí, el impacto en el significado fue, típicamente, de menor importancia. Aquí, el punto es que la obra de Small sobre estos manuscritos descubiertos no presenta algunos grandes cambios los cuales, le quitarían al Corán toda su doctrina histórica. No es nada de este tipo. Sin embargo, lo que este trabajo sí muestra es que el Corán ciertamente está lleno de todo tipo de cambios menores y que uno esperaría ver en un documento copiado a mano y que proviene de la antigüedad. No ha sido por lo tanto, preservado milagrosamente hasta el punto más pequeño como afirman las anteriores citas.

Variaciones importantes del manuscrito

Sin embargo, algunas variantes, plantean cuestiones más significativas. Solo para mencionar algunas, el “Manuscrito Gran París”, uno de los más tempranos del Corán, tiene una pequeña, pero significativa variante en Surah 3:158. Hoy, en el texto estándar se lee: “Y si ustedes mueren o son muertos, ¡mirad! Es hasta Allah que ustedes son traídos”. Sin embargo, en el Manuscrito Paris, hay una sola letra adicional que no se encuentra en el texto moderno y que cambia totalmente el significado. El versículo se lee entonces que si usted muere o es muerto, usted NO es traído hasta Allah.12 Un manuscrito del siglo 10o conocido como BNF Árabe 370a tiene muchos lugares donde el texto original ha sido borrado y reemplazado para que el texto encaje con el de la lectura moderna en una letra diferente. Lo interesante de esto, es que en cada uno de estos lugares, el texto moderno es demasiado largo para que armonice en el espacio borrado y debe ser incluido en letra pequeña.13 Esto parece indicar que el manuscrito conservó originalmente un texto que fue en muchos lugares más corto (y por lo tanto, obviamente diferente) que el texto que tenemos hoy. Este tipo de ejemplos muestran que, mientras que, el texto del Corán parece ser más bien invariable en la mayoría de su historia, en general en el pasado hubo ciertamente lecturas sustancialmente diferentes a las que tenemos hoy día.

Variaciones mencionadas en fuentes tempranas

Existe una diversidad de variaciones en el texto del Corán mencionadas en fuentes tempranas. Algunos de los ejemplos más pequeños de estas variaciones han sido confirmadas en el registro del manuscrito14 el cual suministra evidencia de que estas fuentes podrían ser confiables cuando se tratan de las variantes más grandes, y también, más importantes. Es importante también tener en cuenta que la mayoría de estas fuentes son fuentes musulmanes, no las palabras de personas ajenas (aunque ocasionalmente existen escritos de cristianos viviendo en tierras tempranas musulmanas que parecen confirmar lo que las fuentes tempranas musulmanas están diciendo). El material sobre este tema es abundante, y sólo daré aquí algunos ejemplos claves:

  • La misma historia de la colección del Corán dada en fuentes musulmanas oficiales y autorizadas informa la adición de al menos un versículo. En Sahih Al-Bukhari (la colección más confiable del Hadith15) Volumen 6, Libro 61, Número 509, se dice que después de la muerte de Mahoma hubo una batalla en la que muchas personas, que habían memorizado el Corán habían muerto. Los compañeros cercanos de Mahoma, que lideraban la comunidad musulmana estaban preocupados de que porciones del Corán podrían perderse totalmente si ellos no reunían todo el Corán en un solo volumen escrito. Abu Bakr (el primer Califa, y primer sucesor de Mahoma como líder de la comunidad musulmana) envió a un hombre a reunir todo el Corán diciendo: “Usted debe buscar (los textos incompletos de) el Corán y reunirlos en un libro”. Él empezó el proyecto de “recogerlo, a partir de (lo que estaba escrito en) tallos de palmeras, piedras blancas delgadas y también de los hombres que lo conocían de memoria, hasta que encontré el último versículo de Surat At-Tauba (Arrepentimiento) con Abi Khuzaima Al-Ansari, y no lo encontré con nadie que no fuera él”.16 De este trabajo, una copia oficial del Corán fue producida y permaneció con Abu Baakr hasta que murió. El siguiente Hadith en la colección (Volumen 6, Libro 61, Número 510), explica que para el tiempo del tercer Califa, Uthman, los musulmanes estaban recitando el Corán de forma tan diferente y tan significativa entre ellos mismos, que esto amenazó con dividir a la comunidad musulmana. Uthman envió por la copia total del Corán que Abu Bakr había hecho, y también mandó por todos los fragmentos escritos de materia coránico a través  de la tierra y encargó otro proyecto para recolectar el Corán. Uthman ordenó la producción de una nueva edición autoritativa del Corán, una copia que fue enviada a cada provincia. El resto del material coránico fue quemado. El hadith termina señalando que un versículo había quedado fuera de la edición de Abu Bakr que se encontró y fue añadido a la colección de Uthman. Una vez más, este versículo fue encontrado sólo con Khuzaima bin Al-Ansari, la misma persona que había recordado un versículo que nadie había conocido la primera vez que se había completado el Corán. Este registro oficial de la recopilación del Corán nos da mucha información interesante, no la última de la cual es el hecho de que al menos un versículo fue añadido a la edición oficial escrita del Corán, entre la primera y la segunda de las colecciones. Esto también nos dice que cualquier versión temprana que pudiera estar en desacuerdo con esta edición oficial, fue destruida.
  • Se dice que Umar, el segundo Califa, había recordado un versículo coránico acerca de lapidar a los adúlteros y que fue una vez recitado por musulmanes pero que no estaba más en el Corán. En Sahih Muslim, Libro 017, Número 4194, Umar es citado como diciendo: “Ciertamente Allah envió a Mahoma (la paz sea sobre él) con la verdad y Él envió el Libro sobre él, y el versículo de la lapidación estaba incluido en lo que le fue enviado a él. Nosotros lo recitamos, lo retenemos en nuestra memoria y lo entendimos”. Sahih Al-Bukhari, Volumen 8, Libro 82, Número 816 reporta a Umar lamentándose de la ausencia del versículo en el Corán escrito: “Tengo miedo de que después que haya pasado mucho tiempo, las personas puedan decir: ‘No encontramos en el Libor Santo los Versículos de Rajam (apedrear o lapidar hasta morir)’ y en consecuencia ellos puedan ir por mal camino al dejar una obligación que Allah ha revelado”. Un cristiano del siglo 9º llamado Al-Kindi también registra esta historia, diciendo que, “Umar hablando desde el púlpito dijo: ‘No permitan que ningún hombre diga que el versículo acerca de apedrear no está en el libro sagrado, porque yo mismo lo leí. El hombre y la mujer que hayan cometido adulterio, apedréenlos a ambos. Y si no fuera esto, los hombres dirían que, ‘Umar le había añadido al Corán lo que no estaba en este, lo ¡restauraría con mis propias manos!’ En otro discurso él dijo: ‘No sé cómo alguien puede decir que la ordenanza de al-Mut’a no está en la palabra de Dios; nosotros mismos la hemos leído allí, pero fue sacada. Dios no lo recompensará a con bendición a quien lo haya omitido. Este fue dedicado a él como una orden, pero él no fue fiel a la verdad ni leal a Dios y Su Profeta’”.17 Se dice que también, A'isha, la esposa más joven de Mahoma ha informado: “El Versículo de lapidación y de la lactancia materna a un adulto fue revelado diez veces, y el papel estaba conmigo debajo de mi almohada. Cuando murió el mensajero de Allah, estuvimos preocupados con su muerte, y una oveja mansa entró y lo comió” (Sunan Ibn Majah, Volumen 3, Libro 9, Número 1944). Muchos juristas musulmanes en Sharia todavía creen que esta enseñanza está basada en esos Hadith. Para evitar el conflicto, ellos usan comúnmente la fórmula de que, “la recitación es abolida pero el fallo se mantiene”. En otras palabras, este versículo ha sido quitado del Corán pero usted todavía tiene que obedecerlo. Ellos concluyen que Dios debe haber tenido la intención de que este no fuera más una parte del Corán escrito/recitado (aunque el Corán es eterno e inmutable) y sin embargo, su autoridad legal es todavía vinculante en los musulmanes aunque éste, no esté más en sus escrituras.
  • El Sahih Al-Bukhari, Volumen 5, Libro 57, Número 103 lee: “Abdullah (bin Mas'ud) fue mencionado delante de 'Abdullah bin 'Amr. El último decía: ‘Ese es un hombre que continúo amando porque escuche al Apóstol de Allah decir. ‘Aprende la recitación del Corán de (cualquiera de estas) cuatro personas: 'Abdullah bin Masud, Salim el esclavo liberado de Abu Hudhaifa, Ubai bin Kab, y Muadh bin Jabal’. No recuerdo si él mencionó primero a Ubai o a Muadh’”. Este mismo Abdullah bin Masud es también referido en Sahih Al-Bukhari como diciendo: “¡Por Allah otro a Quien nadie tiene el derecho de ser adorado! No hay Surah revelada en el Libro de Allah pero sé en qué lugar esta fue revelada; y no hay Versículo revelado en el Libro de Allah, pero sé acerca de quién”. Entonces, no podemos cuestionar que la tradición musulmana sostiene a Mas'ud como una fuente particularmente completa y confiable para el Corán. Sin embargo, la tradición musulmana está llena con portadores de ejemplos, de donde las lecturas de Mas'ud fueron diferentes del texto estándar.18 Con relación a la versión oficial del Corán autorizada por Uthman y reunida por Zayd ibn Thabit, se dice que Mas'ud anunció: “Las personas han sido culpables de engaño en la lectura del Corán. Me gusta mejor leerlo de acuerdo a la recitación de él (Profeta) a quien amo más que a Zayd ibn Thabit” (Ibn Sa'd, Kitab al-Tabaqat al-Kabir, Volumen 2, pág. 444).

Conclusión

Mientras que pudiera multiplicar los ejemplos, estos son suficientes para mostrar que el Corán ha experimentado una cantidad de cambios en su texto, una realidad de que las primeras generaciones de musulmanes estuvieron claramente más abiertas. A menudo estos cambios son menores, afectando poco o incluso nada el significado, aunque existe evidencia en los manuscritos más antiguos y especialmente en los primeros escritos islámicos de algunos cambios mucho más sustanciales. Sin embargo, aun los cambios menores demuestran que el Corán no es un dictado perfectamente preservado ni exacto de las palabras eternas e inmutables de Dios. Esta, simplemente no es una posibilidad dada la evidencia. Si los musulmanes quieren realmente tomar al Corán seriamente, necesitan ser honestos con ellos mismos acerca de su historia y sus cambios, dejando a un lado sus doctrinas poco realistas sobre este, y echar una mirada honesta al Corán por lo que verdaderamente es.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Nota del Traductor: diacrítico, ca adj. GRAM. [Signo] ortográfico que sirve para dar a una letra un valor especial. http://www.wordreference.com/definicion/diacr%C3%ADtico
  • 2. Mazhar Kazi, 130 Evident Miracles in the Qur’an (Crescent Publishing, 1997), 42– 43
  • 3. Sayyid Abul A'la Mawdudi, Towards Understanding Islam (The Islamic Foundation, 2013) 109
  • 4. Dr. Zakir Naik in the preface to "English Translation of the Message of the Quran, 2nd Edition" (Book of Signs Foundation, 2006) v
  • 5. I. A. Ibrahim, A Brief Illustrated Guide to Understanding Islam (Dar-us-Salam Publications, 1997), 5
  • 6. Bruce Lawrence, The Quran: A Biography (Atlantic Monthly Press, 2006) 6
  • 7. Esta obra es publicada en el volumen del Dr. Small, “Criticismo Textual y Manuscritos del Corán (“Textual Criticism and Qur'an Manuscripts”. Lexington Books, 2011).
  • 8. Keith Small, Textual Criticism and Qur'an Manuscripts, (Lexington Books, 2011) 4
  • 9. Ibíd. 134-135
  • 10. Ibíd. 134
  • 11. Ibíd. 135
  • 12. Francois Deroche et Sergio Noja Noseda, Sources De La Transmission Manuscrite Du Texte Coranique, Vol. 1, Le manuscrit arabe 328 (a) de la Biblioteque nationale de France (Fondazione Ferni Noja Noseda Studi Arabo Islamici, 1998), as cited by Dr. James White, What Every Christian Needs to Know About the Qur'an (Baker Publishing Group, 2013) Kindle Edition, Locations 4476-4478
  • 13. Keith Small, Textual Criticism and Qur'an Manuscripts, (Lexington Books, 2011) 96
  • 14. Ibíd. 110
  • 15. Los dichos del profeta Mahoma y sus compañeros los cuales son considerados escritura por la mayoría de musulmanes
  • 16. Vale la pena señalar que si había un versículo por este punto que sólo fuera recordado por una sola persona y no por alguien más, parece totalmente posible que hubiera otros versículos perdidos entre aquellos que habían muerto en la batalla o de lo contrario, se habían olvidado de estos versículos.
  • 17. N.A. Newman, "The Early Christian-Muslim Dialogue: A collection of Documents from the First Three Islamic Centuries" (Interdisciplinary Biblical Research Institute, 1994) as cited by Dr. James White, What Every Christian Needs to Know About the Qur'an (Baker Publishing Group, 2013) Kindle Edition, Locations 3579-3584
  • 18. De hecho, algunas fuentes indican aun, que la versión de Mas'ud del Corán fue más corta en tres versículos o Suras. Aunque cómo entender esto exactamente es, claramente muy discutido por eruditos musulmanes.

 

 

 

 
 
CARM ison