Herejía

warning: call_user_func_array() [function.call-user-func-array]: First argument is expected to be a valid callback, 'nodereference_autocomplete_access' was given in /var/www/carm.org/includes/menu.inc on line 454.

“De hecho, es el error nunca establecido en su deformidad desnuda, a no ser, que al ser éste detectado fuera expuesto. Pero es hábilmente engalanado en un vestido atractivo, para que por su forma externa, haga aparecer el error a los inexpertos (tan ridícula como la expresión puede parecer) más cierto que la verdad misma.” Ireneo, Contra las Herejías 1.2

La palabra “herejía” proviene del Griego hairesis que significa “elegir, escoger” o “facción”. Al principio, el término herejía no llevó el significado negativo que tiene ahora. Pero en la medida en que la iglesia primitiva crecía en su ámbito e influencia a través del área Mediterránea, varios maestros propusieron ideas controversiales acerca de Cristo, Dios, la salvación y otros temas bíblicos. Se hizo necesario que la iglesia determinara que era y que no era verdad de acuerdo a la Biblia. Por ejemplo, Arius de Alejandría (320 D.C.) enseñó que Jesús era un ser creado. ¿Era esto cierto? ¿Era importante? Otras herejías se levantaron: Los Docetistas enseñaron que Jesús no era humano; los Modalistas negaron la Trinidad; los Gnosticos negaron la encarnación de Cristo. Así, la iglesia fue forzada a tratar con estas herejías proclamando la ortodoxia. Al hacer esto, la condenación sobre estas herejías y herejes se hizo una realidad.

Desafortunadamente, algunos de aquellos que intentaron defender y establecer la verdad fueron asesinados por aquellos que no estaban de acuerdo con ellos. ¿Qué provocaría tales acciones hostiles contra aquellos que simplemente tenían “diferencias de opinión” en temas bíblicos? Tal vez la respuesta no sea conocida del todo pero trato de ofrecer esta explicación.

Cuando el Cristianismo surgió culturalmente, lo hizo en medio de un ambiente hostil. Tanto el Judaísmo como el Imperio Romano lucharon contra sus enseñanzas Cristianas y sus seguidores. Las persecuciones surgieron y los Cristianos fueron asesinados por la fe de ellos. En la Diáspora (dispersión), a finales del siglo primero, los Cristianos fueron dispersos a través del área Mediterránea debido a las persecuciones surgidas en Israel. El Imperio Romano con su teología de muchos dioses no era amistoso con el monoteísmo Cristiano. Por lo tanto, estos fueron perseguidos.

La Biblia enseña teológicamente la condenación de los falsos maestros y las falsas doctrinas. Gá 1:8-9: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que les hemos anunciado, sea anatema. 9Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: ‘Si alguno les predica diferente evangelio del que han recibido, sea anatema.’” (VRV1960). Ver también: 1 Co 16:22; 2 Co 11:13-15; 1 Ti 1:18-20; Tit 3:10. ¿Por qué se enseña esto en la Biblia? La razón es simple. Los Cristianos son salvos por la fe en la obra de Jesús en la cruz; pero la fe en sí no es suficiente. La fe no es una sustancia que Usted puede colocar en un recipiente; la fe es la creencia en algo. La fe es tan buena sólo en la medida en quien esté colocada ésta. Si coloca su fe en un dios falso, Usted está perdido ya que un dios falso no puede salvar a nadie. Por esto Dios dice en Éxodo 20:3: “No tendrás dioses ajenos delante de mí.” La fe en sí no salva, pero lo que salva es la fe en el Dios verdadero.

Lo que sigue, es una combinación de los contextos culturales y teológicos que resultaron en la búsqueda Cristiana de “acabar con” los herejes. La herejía tiene la habilidad de condenar ya que los herejes tienen la habilidad de confundir suficientemente el evangelio para no hacerlo poderoso. Por esta razón, sospecho que para muchos Cristianos antiguos, la herejía se convirtió en una de las más serias ofensas.

Versículos esenciales no esenciales

Se hace necesario definir aquellas doctrinas que separa a los Cristianos de los no Cristianos. No tendría sentido perseguir a alguien por una doctrina que no es esencial para la fe.

En mi opinión, tales doctrinas no esenciales, incluirían el bautismo de los niños, las posiciones del rapto (pre o post), la adoración en Sábado o Domingo, el uso de instrumentos musicales en la iglesia, los dones carismáticos, los estilos de adoración, los códigos en el vestir, etc. Esta clase de temas no afectan la salvación de uno. Desafortunadamente, los desacuerdos que se levantan alrededor de estos temas resultan en fragmentación denominacional.

Las doctrinas esenciales de la fe incluirían quien es Dios, quien es Jesús, la salvación por gracia y la resurrección de Jesús. A partir de estos temas hemos derivados doctrinas conocidas como la Trinidad y la unión hipostática (las dos naturalezas de Jesús: Dios y hombre). La Biblia nos enseña que estas doctrinas con relación a Dios, a Cristo, la salvación y la resurrección son esenciales para la fe; por lo tanto, es de suma importancia que los Cristianos conozcan su fe y sepan cómo defenderla contra las doctrinas que comprometen las doctrinas esenciales.

La lista de herejías en esta sección representa serias agresiones contra el carácter de Dios, de Cristo y la salvación en sí misma. A través de los siglos, la iglesia, tal como está definida, ha reconocido cuál es la verdad con relación con las doctrinas esenciales de la fe.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison