Historia de los Testigos de Jehova

La organización de los Testigos de Jehová fue iniciada por Charles Taze Russell en 1872. Russell había nacido el 16 de febrero de 1852 y era hijo de Joseph L. y Anna Eliza Russell. Tuvo grandes dificultades con la doctrina de un castigo eterno en el infierno. Sin embargo, a lo largo de sus estudios negó no solamente esta doctrina, sino también la Trinidad, la deidad de Cristo y la deidad del Espíritu Santo. "En 1870, a los dieciocho años, Russell organizó una clase bíblica en Pittsburgh."

En 1879 Russell intentaba hacer conocer sus aberrantes ideas doctrinales . Fue coeditor de "El Heraldo de la Mañana" conjuntamente con N.H. Barbour, el fundador del citado periódico. Hacia 1884 Russell se hizo cargo de la publicación y la rebautizó "La Atalaya anunciando el Reino de Jehová", y fundó la "Sociedad de Tratados Atalaya de Sión" (hoy conocida como la Sociedad Atalaya de Biblias y Tratados). La primera edición de la revista La Atalaya fue de sólo 6000 ejemplares por mes. Para 1982 el complejo de publicaciones de los Testigos en Brooklyn (Estado de Nueva York) producía 100 000 libros y 800 000 ejemplares de sus dos revistas ("La Atalaya" y "Despertad") ¡diariamente!

Tras la muerte de Russell, el 31 de octubre de 1916, un abogado de Missouri llamado Joseph Franklin Rutherford se hizo cargo de la presidencia de la Sociedad Atalaya, que era entonces conocida como la Asociación del Alba de Estudiantes de la Biblia. En 1931 cambió el nombre de la organización a "Testigos de Jehová" (TT.JJ.).

Luego de la muerte de Rutherford fue presidente Nathan Knorr. A Knorr le sucedió Frederick William Franz.

Actualmente la Sociedad es presidida por Milton Henschel. Tiene más de cuatro millones de miembros en todo el mundo. Según las estadísticas de la Sociedad Atalaya, se requiere visitar 740 hogares para lograr el reclutamiento de cada uno de cerca de 200 000 nuevos miembros que ingresan cada año.

Los TT.JJ. tienen varios "estudios de libros" cada semana. La asistencia no es obligatoria, pero se alienta insistentemente a los convertidos para que concurran. Es durante estos estudios que el T.J. está constantemente expuesto a enseñanzas contra el cristianismo. Con su constante adoctrinamiento atalayista, el T.J. promedio podría fácilmente derrotar a un cristiano promedio cuando se trata de defender las propias creencias.

Los TT.JJ. afirman vehementemente que la doctrina de la Trinidad es de origen pagano y que la cristiandad, en su conjunto, ha creído en una mentira del diablo. Conjuntamente con el rechazo de la Trinidad, hay una negación igualmente fuerte de la divinidad de Jesucristo, de la divinidad del Espíritu Santo, la creencia en el infierno, y del castigo eterno.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison