Idolatría

  • "No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso,…" (Éxodo 20:4-5).
  • "He aquí, todos son vanidad, y las obras de ellos nada; viento y vanidad son sus imágenes fundidas." (Isaías 41:29).
  • "Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas." (Isaías 42:8).
  • "Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses." (Isaías 42:17).
  • "Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden. 10 ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho? 11 He aquí que todos los suyos serán avergonzados, porque los artífices mismos son hombres. Todos ellos se juntarán, se presentarán, se asombrarán, y serán avergonzados a una. " (Isaías 44:9-11).

Este pecado de idolatría será tal vez el más violado de la Ley de Dios cada vez que se aproxima lo que hemos llamado la "Semana Santa" o "Semana de Pasión."

Dios claramente nos dice que hacer una imagen, una sola, va contra Su Palabra. Bien, tú dirás en tu corazón que la "tradición" te lo ha enseñando, o que sólo la tienes para venerarla, respetarla, o por tener un "recuerdo" como el de la foto de un familiar. O tal vez, sólo le besarás los pies y/o las mejillas. Tal vez estás pagando una promesa por algo que supuestamente te hizo esa figura/ídolo que no camina, no habla, no ve y menos escucha:

  • "Los ídolos de las naciones son plata y oro, Obra de manos de hombres. 16 Tienen boca, y no hablan; Tienen ojos, y no ven; 17 Tienen orejas, y no oyen; Tampoco hay aliento en sus bocas.
    18 Semejantes a ellos son los que los hacen, Y todos los que en ellos confían.” (Salmo 135:15-18).

La tradición que viola la Ley de Dios y Sus mandatos es condenada por el mismo Jesús:

  • "¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?" (Mateo 15:3 - Énfasis añadido).

Si estás leyendo este Devocional, y todavía participas de esta adoración supuestamente aceptada por la "tradición", piensa en las palabras de Jesús. Lee el pasaje del Primer Libro de Reyes 19. El v.18 dice:

  • “Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.”

Al final de este periodo, ¿cuántas bocas no habrán besado o habrán dejado de inclinarse ante estas figurillas? ¿Tienes algún conocido, amigo a quien le puedas enviar este mensaje y a quien podrías ayudar? Si es así, hazlo.

 

 

 

 
 
CARM ison