Iglesia del Tercer Día

Por, Matt Slick

La teología del “Tercer Día”, es un movimiento profético dentro del cristianismo que se enfoca en las Escrituras bíblicas que mencionan la frase, “tercer día” y busca aplicar lo que parece ser, son los beneficios y promesas de esas Escrituras en nuestro tiempo. Sus seguidores, afirman que el tercer día es ahora, o, los terceros mil años del reino de Cristo. Secuencialmente, el tercer día sigue al primero y al segundo días. El primer día es cuando dejamos detrás los caminos viejos o las formas viejas. El segundo día es el proceso de aferrarse a las promesas de Dios que no han sido todavía cumplidas. El tercer día, es la victoria y el recibir las promesas de Dios con un énfasis en el desarrollo personal y mejoramiento espiritual. Por lo tanto, una iglesia del tercer día busca caminos nuevos o formas nuevas de “hacer iglesia” abandonando las viejas y moviéndose hacia aquellas nuevas que serán reveladas, supuestamente por el Espíritu Santo a un mayor crecimiento espiritual y prosperidad. Generalmente, las iglesias del “Tercer Día” son carismáticas, pentecostales y enfatizan en los apóstoles de hoy día, los profetas, profecía corporativa, y aprobación de mujeres pastores.

Algunos ejemplos de Escrituras usadas en las iglesias “Tercer Día” y cómo son aplicadas:

  • Génesis 22:4: “Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos.”
    • En el contexto, Abraham va a ofrecer su hijo Isaac. Proféticamente, Dios proveyó el Hijo, la iglesia verá una gran afluencia de creencia.
  • Esdras 6:15: “Esta casa fue terminada el tercer día del mes de Adar, que era el sexto año del reinado del rey Darío.”
    • El templo de Dios fue terminado el tercer día, por lo tanto, la iglesia experimentará más llenura del llamado de Dios.
  • Juan 2:1: “Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.”
    • En este registro, Jesús provee vino para una fiesta. Por lo tanto, nuevas obras de Dios se desarrollarán en la iglesia, en las personas y en los ministros.

¿Es esto bíblico?

Creemos en los modelos de la Biblia y al principio estuve intrigado por la idea del “tercer día”. Sin embargo, el tema de las bendiciones en el tercer día, no son bíblicamente  consistentes con el uso de la frase a través  de la Escritura. Debido a que no es bíblico, para poder mantener su diferencia y énfasis, las iglesias del tercer día deben leer en el texto más de lo que se pretende hacer por fuera del mismo. Este, es un serio problema y debe ser dejado de lado por la iglesia cristiana. Al comparar los versículos anteriormente mencionados, no son prueba de que las Escrituras que mencionan el “tercer día”, son siempre acerca de las bendiciones de Dios para la iglesia.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison