¿Indica la Escritura una cronología para el cumplimiento profético?

¿Es posible conocer el tiempo del cumplimiento de los acontecimientos proféticos? Hay cuatro posibles puntos de vista con relación al tiempo de los acontecimientos proféticos: Preterismo (pasado), historicismo (presente), idealismo (sin tiempo), y futurismo (futuro). El preterismo es el punto de vista de que la mayoría de los acontecimientos proféticos ya han sido cumplidos. El historicismo iguala la iglesia actual con el tiempo de la tribulación; por lo tanto, los acontecimientos proféticos están siendo cumplidos a través de la época de la iglesia. Reconocer que aproximadamente 300 profecías fueron literalmente cumplidas con relación a la primera venida de Cristo. El futurismo cree que las profecías que faltan de la segunda venida serán también cumplidas literalmente en un período escatológico. El idealismo es el punto de vista de que la Biblia no específica un tiempo (cronológicamente) para el cumplimiento de los acontecimientos proféticos.

¿Qué es el preterismo?

El preterismo es un término que viene del latín “praeter”, que siginifica “pasado”. Este punto de vista declara que la mayoría, si no todo, el cumplimiento profético ya ha ocurrido. Los preteristas creen que ellos ya han identificado a la bestia de Apocalipsis. Se entiende que la primera bestia de Apocalipsis 13, es Nerón, y que la segunda es, Domiciano. También se cree que todo lo de Apocalipsis fue cumplido hace siglos y no tiene ningún significado en el siglo 21, aparte de un propósito escatológico de probar que la Biblia es auténtica. Este punto de vista limita la mayoría de las referencias escatológicas de la salvación y juicio en el 1º siglo de la iglesia.

¿Qué es el historicismo?

Los historicistas están de acuerdo que la profecía bíblica es un panorama tanto de la historia de la iglesia como de lo secular empezando con la iglesia apostólica hasta la perfección de los tiempos. Es típico que los historicistas se imaginen la historia del mundo como escrita previamente en lenguaje apocalíptico con símbolos y visiones. La mayoría de los reformadores protestantes fueron historicistas. La mayoría de los cultos no cristianos parecen ser historicistas (Existen razones del por qué esto es verdadero, las cuales no pueden ni serán presentadas en este artículo), las cuales son diferentes que las razones del por qué la mayoría de los reformadores protestantes fueron historicistas. Los reformadores creían que la mayoría de los escritos proféticos, como el Libro de Daniel, el discurso del Monte de los Olivos y el Libro de Apocalipsis revelaron el surgimiento de la Iglesia Católica Romana y la destrucción, por parte de Dios, de esa entidad. Se creía también que los principales escritos proféticos exhortaban a la iglesia, la cual sería purificada durante el tiempo de la reforma.

Dentro del historicismo, existe un acuerdo mayoritario acerca del cumplimiento profético del principio y fin de movimientos históricos no determinados; más bien, la profecía bíblica suministra el panorama de movimientos históricos a través de las distintas edades. Se iguala la iglesia actual con la tribulación basada en la teoría día-era. Los historicistas interpretan números literales como 2.300 días (Dn 8:14) y 1.290 días (Dn 12:1), como años. También ven la profecía de la Biblia como la búsqueda del cumplimiento continuo en el tiempo presente. Entre los historicistas, el punto de vista de la minoría es que la destrucción de Jerusalén en el 70 d. C., coincidió con el rompimiento de los sellos de Apocalipsis. El punto de vista de la mayoría es que el rompimiento del primer sello coincide con la muerte de Domiciano en el 96 d. C. Los otros seis sellos están asociados con el levantamiento y caída del Imperio Romano Occidental, el cual incluiría la invasión por los bárbaros alemanes (ostrogodos, visigodos y vándalos) a mediados del siglo 5º.

¿Qué es el idealismo?

El idealismo es un punto de vista eterno (no cronológicamente). Los idealistas interpretan la profecía de la Biblia no como un indicativo de acontecimientos escatológicos que serán cumplidos (historicismo y futurismo) o que han sido cumplidos (preterismo). Ellos interpretan la profecía bíblica como representativa del conflicto, registrada en lenguaje simbólico y metafórico, entre el bien y el mal. Por lo tanto, la profecía no es un registro real de los acontecimientos históricos o acontecimientos futuros. En otras palabras, no hay un solo cumplimiento histórico. Ya que sólo establece los grandes principios que son comunes a través de la edad del mundo, la profecía bíblica es aplicable a los creyentes en cualquier tiempo e historia, la cual está casi que totalmente separada de su cumplimiento. El idealismo hace hincapié en los grandes principios éticos, pero el triunfo sobre las edades será la victoria de los bueno. El conflicto entre el bien y el mal, oculto en símbolos y metáforas, de acontecimientos que ocurren en el mundo. Este conflicto hace estragos, pero el triunfo de los tiempos será la victoria del bien. En este punto de vista, el tiempo y la historia de la profecía bíblica no tienen significado. Esta es sólo una alegoría del conflicto espiritual entre el bien y el mal. El idealismo no afirma creencia en un rapto escatológico, en la tribulación, el anticristo, o en el milenio literal de mil años. El período entre la primera y segunda venida de Cristo son “la era de la iglesia” o “los días postreros”.

¿Qué es el futurismo?

El futurismo cree que el cumplimiento profético con relación al rapto, la tribulación, la segunda venida y el milenio no es un período escatológico. Este punto de vista enseña que la tribulación, la segunda venida y el milenio son acontecimientos futuros relacionados con Israel. Los futuristas consistentes nunca fluctuaran entre el historicismo y el futurismo. Algunos futuristas interpretan eventos actuales como cumplimiento de la profecía; sin embargo, cuando interpretan de esta forma están siendo inconsistentes en su interpretación de la Escritura. Los acontecimientos actuales no pueden reclamarse como el cumplimiento de la profecía; ni tampoco como la señal de la venida de Cristo, la cual es verdadera no importan cuántos falsos cristos, guerras y rumores de guerra, hambrunas y terremotos estén presentes hoy día. La historia está repleta con aquellos que pensaron que habían identificado la señal de la venida de Cristo solo para que se tuviera conmiseración por su gran decepción. La razón, es que las profecías tienen relación específica con Israel. En el tiempo actual, la única profecía para la iglesia es el rapto.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison