Introducción a las dificultades bíblicas o contradicciones bíblicas

Por, Matt Slick

Las dificultades bíblicas o aparentes contradicciones bíblicas, existen. En sus intentos de desacreditar al cristianismo, sus opositores utilizarán estas aparentes dificultades bíblicas. A veces, estos ataques socavan la fe de los cristianos quienes, o bien no comprenden los temas o no tienen los recursos para hacer frente a estos.

Los opositores del cristianismo citan lo que consideran una contradicción bíblica o dificultad comparando un versículo con otro u otros, que parecerían estar en desacuerdo entre sí. De esta forma, varios versículos son citados con frecuencia, como contradictorios o problemáticos. Por lo tanto, para que esta sección de MIAPIC sea fácil de usar, se ha organizado por versículos de fácil acceso. Dado que muchas de las mismas "dificultades" tratan con un versículo en oposición a otro o incluso a varios otros versículos, en la misma respuesta se han mencionado todos los versículos encontrados. Esto hace que la lista inicial se vea más grande de lo que realmente es. Por ejemplo, ¿cuántas parejas de cada animal puso Noé en el arca? Génesis 6:19-20 dice que dos, mientras que Génesis 7:2-3 menciona siete. Por lo tanto, se mencionan ambos versículos, y ambos enlaces apuntan a la misma respuesta.

Los originales fueron los inspirados, no las copias

Lo que muchos cristianos no saben es que los escritos originales o autógrafos eran los inspirados, no las copias. Las copias con las que se cuentan hoy día, son copias de documentos los originales e inspirados. Obviamente, al no ser las copias inspiradas, no tienen garantía de ser 100% puras textualmente. Pero no se preocupe, que estos manuscritos bíblicos son 98,5% textualmente puros. Sólo un porcentaje muy pequeño de información es el que está en duda. Sabemos que mediante el método de copiado a través  de los años, han surgido problemas con varios textos. A continuación hay una lista con los diferentes errores que se han producido al copiar de las copias de los manuscritos originales. Hemos usado el idioma español en lugar de ir a los idiomas originales para mencionar algunos ejemplos.

  • Ditografía: Escribir dos veces lo que tuvo que haber sido escrito una sola vez.
    • Un buen ejemplo podría ser en Hechos 19:34 donde la frase: "¡Grande es Diana de los efesios!", aparece duplicada en el Manuscrito B.
  • Fisión: División inapropiada de una palabra en dos palabras.
    • Ejemplo: "claramente", en "clara mente."
  • Fusión: Combinar la última letra de una palabra con la primera letra de la siguiente palabra.
    • Ejemplo: "Esto es considerado un campo santo." por, "Esto es considerado un camposanto."
  • Haplografía: Fenómeno consistente en la eliminación de un grupo de letras o de palabras debido a que terminan con las mismas letras con las que empieza la palabra siguiente. En el caso contrario, porque comienzan con las mismas letras del grupo precedente.
    • En el idioma griego, y para el primer caso un buen ejemplo sería, "homoioteleuton", por "homoio-teleuton".  Para el segundo caso, "homoioarkton", por "homoio-arkton".
  • Homofonía: Cualidad de homófono.
    • Homófono(a): Se dice de la palabra con idéntica pronunciación que otra, pero con ortografía y significado diferentes.
      • Ejemplo: "botar" con "votar"; "errar" con "herrar".
  • Metátesis: Inversión o cambio de la posición de algún sonido en un vocablo.
    • Ejemplo: En vez de escribir "perlado", se escribe "prelado".

¿Significa esto que no podemos confiar en la Biblia?

¿Significa esto que la Biblia que sostenemos en nuestras manos no es inspirada? No. La inspiración proviene de Dios, y cuando inspiró la Biblia lo hizo perfectamente. Las copias de los documentos originales no son perfectas, pero están muy cerca de serlo. Los críticos, y en forma errónea, se equivocan al asumir que incluso las copias, deben ser perfectas. Pero cuando señalamos que Dios nunca dijo que las copias serían perfectas, entonces preguntan: "Si no es así, ¿cómo puede confiarse en la Biblia?" Pero es muy simple; la Biblia es repetitiva en sus hechos, que la información y la cantidad de material que contiene, que cualquier variación, es mínima comparada con toda la Biblia; tanto, que se considera que tiene un 98,5% de precisión en su copiado. Además, los errores de los copistas no presentan problemas doctrinales.

Aún más, algunos dirán que debido a la existencia  de errores en las copias, tendríamos entonces, que desechar toda la Biblia. Pero este argumento es muy débil. ¿Vamos a desechar un texto científico porque encontremos en éste, una o dos palabras mal escritas? ¿Significa esto que todo el libro no puede ser confiable? Por supuesto que no. Además, si por ejemplo, comparamos otros documentos antiguos con el Nuevo Testamento, encontraremos que este último tiene mucho más evidencia textual a su favor que cualquier otra escritura antigua. Por favor, tenga en cuenta el siguiente cuadro:

 

Autor Fue escrito en…
Copia más cercana… Lapso de Tiempo N° de Copias
Homero (Ilíada) 900 AC 400 AC 500 años 643
César (Las guerras Galas) 100 - 44 AC 900 DC 1.000 años 10
Platón (Tetralogías) 427 - 347 AC 900 DC 1.200 años 7
Aristóteles 384 - 322 AC 1.100 DC 1.400 años 49
Heródoto (Historia) 480 - 425 AC 900 DC 1.300 años 8
Eurípides
480 - 406 AC 1.100 DC 1.500 años 9
Nuevo Testamento 50 - 90 DC 130 DC 30 años 24.000

 

Si no se puede creer en la Biblia porque sólo tiene un pequeño porcentaje de errores  debido a sus copistas, entonces tampoco, los documentos mencionados, pueden ser creídos debido a que no cuentan con apoyo textual confiable. En otras palabras; para que los críticos de la Biblia sean coherentes, deberán también rechazar la Ilíada, Las Guerras Galias, Platón, las obras de Aristóteles, La historia de Herodoto, y Los escritos de Eurípides. Pero, ¿estarían los críticos dispuestos a desechar también todos esos escritos –los cuales no han sido preservados como la Biblia– por el solo hecho de que esta última no es fiable? Deberían hacerlo, si son honestos en la forma como aplican sus críticas. Debido a que, básicamente, nadie descarta esos escritos como tan malos que no se puedan confiar, ¿por qué estos críticos aplicarían un doble estándar sólo para la Biblia? A menos, claro está, que tengan motivaciones secretas.

Podemos ver que la Biblia es un antiguo documento que ha resistido a miles de años de transmisión con notable precisión y transparencia, mucho más que las grandes obras de la antigüedad que se mencionan en el cuadro anterior. Podemos entonces confiar en ella y en lo que dice que es: La Palabra de Dios.

NOTA: El cuadro ha sido adaptado del autor Josh McDowell y su libro "Evidencias que exigen un veredicto", 1979, páginas 42 y 43.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio, 中文

 

 

 

 
 
CARM ison