Isaías 9:6. ¿Es Jesús el Padre eterno?

  • Isaías 9:6: "Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de Paz".

Los seguidores de las doctrinas pentecostales unitarias niegan la Trinidad y enseñan que Jesús, el Padre, y el Espíritu Santo son una sola persona. Algunas veces citarán Isaías 9:6 en un intento para probar la posición de ellos; sin embargo, Isaías 9:6 no puede ser usado para desmentir la Trinidad ni para reforzar la posición doctrinal de ellos.

Cuando Isaías 9:6 dice que el nombre de Jesús será "Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe Paz", no está afirmando que Jesús es el Padre eterno, sino que tiene las características esenciales de Dios, las que le dan un énfasis especial a Su persona. Además el Padre está afirmando en Su Hijo el derecho que tiene sobre el mundo. En palabras sencillas, Jesús tiene todos los atributos de Dios, los cuales incluyen Su eternidad; pero esto, no hace que el Hijo sea el Padre o el Padre sea el Hijo.

En la antigua cultura judía, los nombres tenían significados. Por ejemplo, Isaac, significa “risa”; Noé, significa “descanso” o “paz”. Así que, cuando Isaías estaba registrando los nombres del Mesías que había de venir, estaba mencionando, de forma profética, las características y naturaleza del Mesías.

Si el nombre de Jesús es “Padre eterno”, ¿por qué no lo llamamos “Padre Eterno”? Además, ¿por qué no lo llamamos “Admirable” o “Dios fuerte” o “Príncipe de Paz”? Sin embargo, el texto habla de cinco nombres con sus respectivas revelaciones en cada uno de estos. Una vez más, esto nos muestra que estas son las características del Mesías que había de venir; y el hecho de que el Mesías sería divino se puede confirmar en Hebreos 1:3:

  • “el cual [Jesús], siendo el resplandor de su gloria [la gloria de Dios] y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas”.

Esto también explica por qué Jesús dice:

  • Juan 10:30: “Yo y el Padre uno somos”.
  • Juan 14:9: “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?”

Aún más, los unicitarios o Solo Jesús, aseguran que el nombre de Dios es realmente “Jesús”. Si esto fuera verdad y si Jesús es el Padre eterno como ellos afirman, entonces, ¿por qué ellos no llaman a Jesús por Su nombre “El Padre eterno”? ¿Significa esto también que el modo en que Dios se encuentra en estos momentos es sólo el Padre ya que Su nombre es “Padre eterno” dando a entender que Él es siempre el Padre? Si esto se toma literalmente, entonces, Dios es el Padre eterno y la persona real de la Divinidad es el Padre, y no el Hijo como afirman los Solo Jesús.

La teología unitaria es incorrecta y describe en forma inapropiada al Dios verdadero y viviente. 

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison