Jehová es Elohim

En la teología Mormona, Dios no es una Trinidad sino una triada. La doctrina de la Trinidad es la enseñanza de la existencia de un solo Dios el cual existe en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. No que existen tres dioses sino uno sólo. La doctrina de la Trinidad establece que hay un solo Dios en todo el universo, en todas las dimensiones, en todo momento y sin final. Dios es eterno y nunca ha habido un tiempo cuando Él no era Dios. Él siempre ha sido y será totalmente Dios.

Una triada es la enseñanza en la que existen tres dioses separados en un “cargo” o “posición”. Los Mormones con frecuencia se refieren a Dios de esta forma. Cuando ellos dicen Dios, esto puede significar el Padre, el cual ellos llaman el Padre Celestial, o la Divinidad, el cual para ellos es tres dioses separados en un cargo o posición. En otras palabras, el Mormón define la Trinidad como un dios llamado el Padre (también conocido como Elohim y Padre Celestial), junto con el Hijo (Jesús), y el Santo Espíritu. Una vez más, el Mormonismo enseña una triada, no una Trinidad.

La siguiente cita sostiene la posición Mormona:

“Entonces, esta referencia, a los tres como un Dios, debe ser interpretada para indicar que ellos constituyen una Divinidad o Consejo Supremo, compuesto de tres personas separadas, el Padre, el Hijo y el Santo Espíritu…es muy extraño que las personas Cristianas puedan estar confundidas y creer que el Padre, el Hijo y el Santo Espíritu son una substancia o entidad.”1

Además de la enseñanza de que Dios, la Divinidad, son realmente tres personajes diferentes o dioses, el Mormonismo también enseña que existen muchos, muchos dioses en existencia.

La teología Mormona ha llamado erróneamente a Dios el Padre como “Elohim”:

“…Dios el Padre Eterno, a quien designamos por el titulo-nombre exaltado de “Elohim” es literalmente el Padre de nuestro Señor y salvador Jesucristo, y de los espíritus de la raza humana.”2

La teología Mormona también declara que en el Antiguo Testamento Jesús es conocido como “Jehová”:

“Con este significado, como muestra el contexto en cada caso, Jehová, quien es Jesucristo el hijo de Elohim, es llamado “el Padre” y aún “el muy Eterno Padre de cielos y tierra…”3

La creencia que Dios el Padre es llamado Elohim y Jesús es llamado Jehová no está de acuerdo con lo que la Biblia dice. Realmente la palabra Hebrea para “Dios” es la palabra “Elohim”. De igual manera, la palabra para el nombre de Dios (Elohim) es “Jehová”. En la Biblia, la palabra “Jehová” aparece en el texto Hebreo, la cual es traducida como SEÑOR (en mayúscula) en el texto Inglés y Español. También, la palabra Hebrea “Elohim” se traduce como “Dios.”

Por favor lea el siguiente versículo:

“Vosotros sois mis testigos, dice el SEÑOR [Jehová], y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. 11Yo, yo el SEÑOR [Jehová], y fuera de mí no hay quien salve.” (Isaías 43:10-11).

Este versículo es importante ya que si Usted lee lo que dice, declara que Jehová (El SEÑOR también conocido como Jesús por los Mormones), está declarando que no habrá Dios (elohim) formado después ni antes de Él. Pero esto representa un problema para los Mormones ya que no se podría decir que Jehová es el único elohim. En otras palabras, este versículo está declarando que el SEÑOR (Jehová) es elohim.

Vamos a mirar otros dos versículos:

“Así dice el SEÑOR [Jehová] Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” (Isaías 44:6).

En el siguiente versículo, SEÑOR en el Hebreo es Jehová y está diciendo que no hay Dios (Elohim) fuera de Él:

“No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.” (Isaías 44:8).

El contexto de este versículo es que Jehová (el SEÑOR) está hablando. Él declara que no hay Dios (elohim) ni conoce a ninguno fuera de Él.

Aquí mi punto es que el nombre de Dios (elohim) es Jehová (el SEÑOR) y que el SEÑOR está declarando que Él sólo es Dios. Jehová mismo está declarando que Él sólo es elohim. Por lo tanto, la idea del Mormón que Dios el Padre es llamado “elohim” y que el hijo es llamado “Jehová” es totalmente equivocada. Realmente, el nombre de Dios es Jehová; por lo tanto, los Mormones están incorrectos.

Recuerde que en el texto Hebreo, el SEÑOR es igual a JEHOVÁ y Dios es igual a Elohim:

“A ti te fue mostrado, para que supieses que el SEÑOR [Jehová] es Dios; y no hay otro fuera de él.” (Dt 4:35).

“A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que el SEÑOR [Jehová] es Dios, y que no hay otro.” (1 R 8:60).

“Servid al SEÑOR [Jehová] con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. 3Reconoced que el SEÑOR [Jehová] es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.” (Sal 100:2-3).

“Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: El SEÑOR [Jehová] es mi Dios.” (Zac 13:9).

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Selecciones de Respuesta a Preguntas del Evangelio [Selections from Answer to Gospel Questions], publicado por la Primera Presidencia de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Santos, 1972, página 10.
  • 2. Artículos de Fe [Articles of Faith], por James Talmage, Desert Book Company, Salt Lake City, Utah. 1985, pagina 421.
  • 3. Ibid.

 

 

 

 
 
CARM ison