Jesús fue un mago que hizo que las personas alucinaran con Sus milagros

Por, Matt Slick

Todo tipo de excusas y retos se han ofrecido para contradecir o explicar los registros milagrosos de la vida de Jesús. Entre los retos más débiles ofrecidos, es que Jesús fue alguna clase de mago que fue capaz de hacer que las personas alucinaran con Sus milagros. En otras palabras, innumerables personas vieron a Jesús hacer cosas que realmente, no estaban sucediendo y era Jesús el que estaba llevando a cabo este engaño sobre ellos. Tomemos el registro donde Jesús alimenta a cinco mil personas con cinco pedazos de pan y dos pescados:

  • Mateo 14:19-21: “Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud. 20 Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas. 21 Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños”.

Aunque bien es cierto que se puede hacer que una sola persona alucine acerca de esto, ¿cómo explican los críticos que cinco mil personas alucinaran acerca de lo mismo y al mismo tiempo? ¿Qué hay acerca de la resurrección? ¿Cómo los críticos explican los registros de Jesús apareciéndose a los discípulos con las señales de la crucifixión en Sus manos, pies y costado? ¿Cómo hizo Jesús para que muchas personas creyeran una mentira como la de Su resurrección considerando que los romanos eran expertos en ejecuciones y que no sólo lo flagelaron cruelmente, golpeándolo y colgándolo en una cruz por seis horas para finalmente atravesar Su costado, de donde salió sangre y agua? ¿Tal vez, por medio de una alucinación masiva? ¿O fue algo más?

Algunas personas, presuntamente han alegado que Jesús fue al lejano oriente y aprendió muchos “trucos” y técnicas para influir en la mente de las personas así, como para controlar también Sus funciones corporales para parecer como muerto. Claro está que esta clase de teoría no presenta ninguna evidencia y es, simplemente una conjetura. Además, la Biblia, en Lucas 2:51 dice que Jesús, desde muy joven continuó en sujeción a Sus padres. Esto significa que en la cultura judía, Jesús estaba obligado a permanecer con Sus padres terrenales, cuidando de ellos y honrándolos como ordena uno de los diez mandamientos. Su obligación era permanecer allí, cuidándolos en la vejez de ellos, y no abandonarlos por algún viaje para aprender técnicas de control mental.

Las alucinaciones son falsas interpretaciones de la realidad. Es muy posible que una sola persona tenga una alucinación acerca de algo; pero, ¿cómo logra Ud. que dos, tres o más personas malinterpreten la realidad y afirmen ver la misma cosa al mismo tiempo, como la resurrección de Jesús? Esto es muy difícil de hacer. De hecho, ¿ha escuchado alguna vez de algún grupo de personas que han sucumbido a una alusión masiva y todos ellos creer en la misma cosa?

Pero entonces, alguien podría decir que Jesús fue capaz de hipnotizar a las personas lo que daría como resultado una alucinación en masa. Pero debe recordar que si Jesús fuera a hipnotizar a la gente, entonces, hubiera tenido que hacerlo una y otra vez en diferentes circunstancias y lugares: En casas, templos, en el campo, en los botes, desde la cruz, etc., con multitudes hostiles como los fariseos, saduceos, escribas, etc., así como aquellos que estuvieron dispuestos a creen en Él. Si Jesús era tan bueno en hipnotizar a personas y hacer que ellas creyeran en cosas que no eran ciertas –lo que lo haría un mentiroso– ¿por qué entonces no engañó a las personas y escapó de la sentencia y evitar el ser golpeado y crucificado? ¿O todo esto era parte del gran fraude que de alguna forma manejó Jesús para engañar a cientos y cientos de personas?

Además, ¿enseñó Jesús a Sus discípulos técnicas místicas o de control mental? Si es así, ¿dónde está la evidencia? Simplemente afirmar que Jesús lo pudo hacer, no significa que es verdad. Tiene que existir alguna evidencia convincente para apoyar esta afirmación. Declarar simple y llanamente que los milagros no puedan suceder y que esto significa que Jesús fue algún tipo de mago, es dar por sentada la respuesta. En otras palabras, los críticos asumen como verdadero lo que ellos tratan de probar; o sea, que los milagros no pueden suceder. Entonces, basan sus conclusiones sobre el supuesto que no puede ser para nada, probado.

Para poder sostener la teoría de que Jesús era un maestro de la magia y que hizo que las personas alucinaran, parecería que la persona que sostiene esa posición debe estar alucinando.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison