Jesús Salva

¿De qué nos salva Jesús? ¿De quién nos salva Jesús?

Jesús es la figura más importante en toda la historia de la humanidad:

  • Él es Dios en carne:
    • Juan 1:1-3: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho".
    • Juan 1:14: "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad".
    • Colosenses 2:9: "Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad".
  • Fue levantado físicamente de la muerte:
    • Lucas 24:33-34: "Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos, 34 que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y ha aparecido a Simón."
  • Jesús había profetizado Su resurrección:
    • Juan 2:19-21: "Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. 20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? 21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo".
  • Jesús es Señor y es Dios:
    • Juan 13:13: “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.”
    • Juan 20:28: “Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!”
  • Jesús es Salvador:
    • Hechos 5:30-32: “El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. 31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. 32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen”.
  • Él vino a morir por los pecadores para librarnos de la justa ira de Dios sobre la humanidad:
    • Romanos 5:8: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros".

La Ley: ¿Es Ud. un pecador?

Le pregunto: ¿Es Ud. un pecador? ¿Alguna vez ha mentido, robado, codiciado, fornicado o ha estado molesto injustamente contra alguien? Si Ud. ha mentido, entonces, es un mentiroso. Si ha robado, entonces, Ud. es un ladrón. Ud. ha quebrantado la Ley de Dios. Dios ha dicho: “No robarás; No mentirás; No tendrás dioses ajenos delante de Mí; No asesinarás, etc.…” (Éxodo 20). Él ha dado el estándar de justicia y si Ud. ha quebrantado cualquiera de los mandamientos de Dios entonces ha quedado corto con ese estándar y se encuentra inevitablemente bajo el juicio de Dios:

  • Romanos 3:10-13: "Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios".
  • 1ª Juan 3:4: "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley".
  • Isaías 64:6: "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento".

Cuando muera, enfrentará a Dios en el Día del Juicio y Él, juzgará apropiadamente a todas las personas y lo hará porque Él es justo y santo.

Si a Ud. no le gusta esta enseñanza, entonces, olvídese de su Biblia y aléjese de Dios porque éste, es el mensaje de la Palabra de Dios: que Jesús vino a morir por los pecadores y salvarlos de la ira que vendrá.

Jesús es el Único a quien Ud. necesita. Solo a Él. Sus obras no le ayudarán a Ud.:

  • Isaías 64:6: "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento".
  • Lea nuevamente Romanos 3:10-13 en la parte superior.

Tampoco, necesitará  su sinceridad. Nunca podrá llegar a ser lo suficientemente bueno y no tiene nada qué ofrecer a Dios, excepto su pecaminosidad. Es sólo por el amor y la gracia de Dios encontradas en Jesús y Su sacrificio que Ud. puede ser librado de la justa ira de Dios sobre todos aquellos que han quebrantado Su ley. Es Jesús quien lo salva a Ud. de Dios y de Su justo juicio.

La Biblia dice:

  • Que todos han pecado y que han sido destituidos de la gloria de Dios:
    • Romanos 3:23: "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios".
  • Que sus pecados han hecho separación entre Ud. y Dios:
    • Isaías 59:2: "pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír".
  • Que el resultado es muerte:
    • Romanos 6:23: "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro".
  • Que el resultado es también ira:
    • Efesios 2:3: "entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás".
  • Que el único camino para ser salvo de la ira de Dios, es ser salvo de esta ira sólo por fe en Cristo:
    • Efesios 2:8-9: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe".
    • Romanos 5:1: "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo".
  • Que debe creer en lo que Jesús hizo en la cruz para el perdón de sus pecados y no creer en nada más, ni siquiera en la sinceridad de sus propias obras. Jesús y solo Jesús es el único que puede alejar el justo juicio de Dios sobre el pecador.

El evangelio: El medio de ser librado de la Ley de Dios

El evangelio es el acontecimiento histórico donde Jesús murió en la cruz por los pecadores, fue sepultado y resucitó de entre los muertos (1ª Corintios 15:1-4: "Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras"). Su muerte fue un sacrificio que aleja la ira de Dios (1ª Juan 2:2: "Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo"). Este es el único camino para ser salvo del justo juicio de Dios sobre aquellos que han pecado al quebrantar Su Ley.

  • Jesús es el único que murió por los pecados del mundo:
    • 1ª Juan 2:2: "Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo".
  • Él es el único camino hacia Dios el Padre:
    • Juan 14:6: "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí".
  • Él sólo revela a Dios:
    • Mateo 11:27: "Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar".
  • Él tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra:
    • Mateo 28:18: "Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra".
  • Es sólo a través  de Él que Ud. puede ser salvo de la ira de Dios:
    • Efesios 2:3: "entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás".
  • Él puede perdonarlo de todos sus pecados:
    • Lucas 5:20: "Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados".
    • Leer, Mateo 9:2-8.
  • Él puede quitar la culpa que se encuentra sobre su alma. Jesús puede librarlo de las ataduras del pecado que ciega sus ojos, debilita su alma y trae desesperación. Y Él puede hacerlo porque llevó el pecado en Su cuerpo en la cruz, para que todos aquellos que crean en Él sean salvos:
    • 1ª Pedro 2:24: "quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados".

Si Ud. no es un cristiano y quiere ser librado del justo juicio de Dios sobre, venga  entonces al Único que murió por los pecados del mundo:

  • Venga a Aquel que murió por los pecadores:
    • Mateo 11:28: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar".
  • Crea y confíe en Jesús.
  • Reciba a Jesús quien es Dios en carne:
    • Juan 1:1, 14: "1 el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 14 "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad".
  • Reciba a Jesús como su Señor y Salvador porque murió y resucitó de entre los muertos
  • Pídale a Jesús que le perdone sus pecados:
    • Juan 14:14: "Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré".
    • Leer, Mateo 9:1-8.
  • Reciba a Cristo:
    • Juan 1:12: "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios".
  • Crea en Él y el sacrificio que hizo en la cruz:
    • 1ª Pedro 2:24: "quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados".
  • Aléjese de sus pecados:
    • Hechos 3:19: "Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio".

Sólo Él puede lavarlo de sus pecados y librarlo del futuro juicio de un Dios santo e infinito. Órele a Jesús. Búsquelo a Él. Pídale que lo salve. Coloque toda su confianza en Él.

El costo: Considere lo que está haciendo

  • Lucas 14:25-28: "Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. 28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?"

En el anterior pasaje, Jesús nos dice que para ser un cristiano, o sea, ser Su discípulo, significa tomar Su cruz y seguirlo a Él. Esta es la razón por la que Él dice que Ud. necesita calcular los gastos de lo que significa convertirse en un cristiano. Debe entender que ser un cristiano no significa simplemente tener buenos sentimientos, ser gente agradable o leer su Biblia. Esto significa vivir para Cristo y hacer lo que es correcto aun si no es conveniente o problemático. Jesús no quiere personas que simplemente deseen ser consolados y mimados. Él pide que nos volvamos de nuestros pecados, que creamos en Él y que vivamos para Él. Si Ud. no está dispuesto a hacerlo, el solo “trataré a Jesús para ver cómo me va” no le hará ningún bien. De hecho, el tener una sensación de que es cristiano, es una falsa seguridad y más bien, podría salir herirlo; ya que cuando piense que sus problemas están resueltos, y descubra que no lo están, se alejará de Cristo. Recoger la cruz no significa que la vida será siempre fácil. Esto significa que algunas veces será difícil. Esto significará que ya no dirá mentiras a su esposa o esposo, a su jefe o a sus amigos. Esto significa que trabajará duro y fielmente. Significa que será honesto, responsable, respetuoso y que buscará conocer lo que Dios quiere que Ud. haga con su vida y lo encontrará a través  de la oración y el estudio de la Biblia. Esto significa que vive para Dios, no para sí mismo, aunque esto le cueste.

Ser un discípulo de Cristo no es siempre fácil. Pero siempre es bueno y vale la pena el esfuerzo. Por lo tanto, considere el costo antes de volverse a Jesús.

¿Qué hacer?

Orarle a Jesús es bíblico (Salmo 116:4: "Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Oh Jehová, libra ahora mi alma". Juan 14:14: "Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré". 1ª Corintios 1:2: "a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro"). Ud. le puede pedir a Jesús que le perdone todos sus pecados. Al hacerlo, estará llamado al arrepentimiento y a creer en el evangelio.

  • Marcos 1:15: "diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio".
  • Leer, 1ª Corintios 15:1-4.
  • Hechos 16:30-31: "y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa".

Por lo tanto, debe creer. Pero creer sólo en Cristo. Debe recibirlo (Juan 1:12). Ud. le puede pedir a Jesús que le perdone sus pecados. Es correcto orarle a Él y confesarle sus pecados. Crea en Él, en Sus palabras, en Sus hechos, y será salvo.

Nota:

Nos gustaría anotar aquí, que el jesús del mormonismo (o sea, el hermano del diablo), el jesús de los testigos de Jehová (un ángel hecho hombre), el jesús de la nueva era (un hombre a tono con la divina consciencia), etc. no lo podrán salvar a Ud. de sus pecados. La fe es tan buena sólo en quien la coloca. Sólo el Jesús de la Biblia puede hacer esto. Jesús es Dios en carne, el creador. Dios es una Trinidad y Jesús es la segunda persona de la Trinidad.
Pídale a Dios que lo guíe con Su Espíritu Santo para que encuentre una buena congregación. La mayoría son buenas, pero aquí hay una lista que debe evitar: La iglesia católica romana, los mormones, los testigos de Jehová, iglesia presbiteriana unidad, la iglesia metodista unida, los adventistas, los pentecostales unidos o unitarios, la iglesia apostólica unida, etc.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison