Jonás 1:2; 3:2; 4:2: Dios se arrepiente ante la calamidad

Por, Matt Slick

  • Jonás 1:2: “Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí”.
  • Jonás 3:2: “Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré”.
  • Jonás 4:2: “Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal”.

En Jeremías 18:8-9, Dios declara:

  • “Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles, 9 y en un instante hablaré de la gente y del reino, para edificar y para plantar”.

Vemos que el Señor declara que Él no traerá juicio, “si esos pueblos se convirtieren de su maldad”. Y Nínive lo hizo al volverse de su pecado cuando Jonás les advirtió del juicio de Dios:

  • Jonás 3:5-9: “Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. 6 Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. 7 E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; 8 sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. 9 ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos?”

Por lo tanto, los teístas abiertos no tienen por qué afirmar que este versículo prueba que Dios cambia de opinión porque descubre algo nuevo; como el arrepentimiento de las personas. Desde la eternidad, Dios sabía que ellas se arrepentirían. Él, simplemente ordenó los medios de ese arrepentimiento al advertir a Nínive a través  del profeta Jonás; ellos se arrepintieron y Dios apartó Su juicio.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison