Joyce Meyer

joyce meyerPor, Matt Slick

Joyce Meyer nació el 4 de junio de 1943. Está casada y tiene 4 hijos; vive en las afueras de Saint Louis, Missouri. Ella dirige la organización "Ministerios Joyce Meyer" (joycemeyer.org). Cuando examinamos la declaración de fe del sitio, es agradable ver una afirmación de la Trinidad; que el hombre es pecador; que sin Jesús no podemos tener una relación con Dios; que la salvación es un regalo y que el infierno  es una condenación eterna de fuego. Existe una preocupación con la declaración en la “sanidad divina”, debido a que existen muchos grupos que erróneamente afirman también la sanidad divina pero dicen que los cristianos deben  exigirla y que las personas que están enfermas es porque están en pecado. Sin embargo, no estoy consciente de cuál sea la posición de Meyer en cuanto a esto.

El ministerio de Joyce Meyer tiene una gran cuenta bancaria. Ella viaja en jet privado y cuenta con muchas casas avaluadas en millones de dólares.

  • “Mientras que el salario anterior de Joyce Meyer se desconoce, una serie reciente de artículos investigativos del periódico 'Saint Louis Post-Dispatch', reveló que el ministerio compró para Joyce y Dave una casa por $2 millones de dólares, un jet privado en $10 millones de dólares y varias casas avaluadas en otros $2 millones para las parejas de los hijos quienes también trabajan para el ministerio. Los artículos del periódico, también describen una serie de compras recientes que incluyen una casa para vacaciones por un valor de medio millón de dólares. Meyer, de 60 años, vive en Fenton, Missouri, cerca de St. Louis” (1/1/2004, http://www.christianitytoday.com/ct/2004/januaryweb-only/1-19-13.0.html).

El que ella tenga, mucho o poco dinero, no es el tema de este artículo. Si ella lo ha obtenido por medio de su trabajo, bien. Sin embargo, este artículo sí se enfocará en sus enseñanzas, no en sus finanzas. Miremos primeramente las Escrituras y después las enseñanzas de Joyce Meyer.

Primero: ¿Qué dice la Biblia?

Es absolutamente necesario que nosotros los cristianos usemos el discernimiento bíblico cuando apoyemos a cualquier predicador o maestro del evangelio. Es irrelevante si las personas nos gustan o no; tengan poco o mucho dinero, si es o no un buen orador. Lo importante es que enseñe lo que edifica, y para saberlo, debemos ser más nobles que los mismos bereanos.

  • Hechos 17:11: “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”.
  • 1ª Corintios 4:6: “Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros”.

Si la Biblia dice que aun los mismos bereanos escudriñaban lo que Pablo decía “para ver si estas cosas eran así”, y que no debemos “pensar más de lo que está escrito”, ¿no estamos entonces nosotros obligados a juzgar lo que la Sra. Meyer dice contra la Palabra de Dios? ¡Claro que sí estamos obligados! No es sólo suficiente con creer en lo que ella dice; sin importar cuán bien suenen sus palabras o que también las presenta ella.

No nos dejemos engañar por el hecho de que sea una figura pública la cual es segura, firme y parece ser bíblica. Nuestras responsabilidades como cristianos incluyen el discernimiento bíblico, el cual sólo se llevará a cabo al examinar lo que ella dice comparándolo con las Escrituras.

¿Qué enseña Joyce Meyer?

Mayormente, Joyce Meyer predica un mensaje bíblico positivo, el cual es de gran valor para muchas personas. Aplaudimos el deseo de ella de ser bíblica, señalarles a las mujeres sumisión piadosa y humildad, a creer en Dios, a ser amorosos, a tener valores basados en lo que Cristo ha hecho por nosotros, etc. Todo esto es bueno. Sin embargo, existen algunos errores muy significativos que necesitan ser examinados. Algunos son tan malos, que ella se sale de la ortodoxia cristiana y debe ser considerada como un falso maestro. Echemos un vistazo a lo que Joyce Meyer ha dicho.

A continuación hay una lista de citas de Joyce Meyer con sus respectivas respuestas.

  1. Jesús dejó de ser el Hijo de Dios: “Él pudo haberse ayudado a sí mismo hasta el punto donde dijo que encomiendo mi espíritu en tus manos, en ese punto él no pudo hacer nada más para sí mismo. Él se había hecho pecado; ya no era más el Hijo de Dios. Él era pecado” (http://storage.carm.org/joycemeyer/joyce-meyer-Jesus-became-sin-stopped-...)
    1. Respuesta: Esto es una herejía. Jesús nunca dejó de ser el Hijo de Dios. Básicamente, lo que ella está diciendo es que Jesús dejó de ser divino, el hijo eterno, la segunda persona de la Trinidad. Esto es un ataque a la misma naturaleza de Cristo y es una enseñanza peligrosamente falsa. Joyce Meyer necesita arrepentirse y retractarse de esta declaración. No hay ningún lugar en las Escrituras que diga que Jesús dejó de ser el Hijo de Dios. Lo que está haciendo ella, es agregándole a la Palabra de Dios y colocando en los corazones y en la mente de aquellos que la escuchan, falsa doctrina.
  2. Jesús nació de nuevo: “Al momento en que el sacrificio de sangre fue aceptado, Jesús fue el primer ser humano nacido de nuevo” (http://www.youtube.com/watch?v=neKsa_74w7k&feature=related).
    1. Respuesta: Esto es simple y llanamente erróneo. Ser nacido de nuevo significa que una persona es salvada de la ira de Dios por sus pecados (Efesios 2:1-3: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás”), tener un nuevo nacimiento (Juan 3:3: “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”) y ser regenerado (2ª Corintios 5:17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”). La Sra. Meyer está simplemente equivocada. ¿Por qué ella enseña esto? Esto puede ser sólo porque ella, prácticamente, se ha tragado, sin masticar, muchos de los errores del movimiento de la Confesión Positiva, donde algunas veces afirman que Jesús perdió Su naturaleza divina, fue al infierno, acabó la obra de expiación en el infierno y, ¡nació de nuevo! Y esto, es un error muy serio ya que esto significa que Jesús necesitó cambiar…
  3. Jesús pagó en el infierno por nuestros pecados: “Él se convirtió en nuestro sacrificio y murió en la cruz. Pero no permaneció muerto. Estuvo en la tumba por tres días. Durante ese tiempo, él entró en el infierno, donde (legalmente) merecíamos ir tú y yo a causa de nuestro pecado. Él pagó el precio allí” (“The most important decision you'll ever make”, por Joyce Meyer, segunda edición, mayo de 1993, página 35.)
    1. Respuesta: Evidentemente, esto es erróneo. Jesús no pagó el precio de nuestra redención en el infierno. Él pagó el precio en la cruz. La redención fue terminada en la cruz, cuando exclamó: “Consumado es” (Jn 19:30). Considere también los siguientes versículos:
      1. Colosenses 1:20: “y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”.
      2. Colosenses 2:14: “anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”.
      3. 1ª Pedro 2:24: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados”.
  4. Jesús fue al infierno en nuestro lugar y fue atormentado: “Jesús pagó en la cruz y fue al infierno en mi lugar. Y como lo había prometido Dios, al tercer día Jesús resucitó de entre los muertos. La escena en el mundo espiritual fue algo así como esto: Dios se levantó de Su trono y le dijo a los poderes demoníacos que atormentaban al Hijo de Dios sin pecado, ‘Suéltenlo’. Entonces, el poder de la resurrección del Dios Todopoderoso llegó al infierno y llenó a Jesús. En la tierra, la tumba, donde Él había sido enterrado, fue llena con una luz, en la medida en que el poder de Dios llenaba el cuerpo de Jesús. Él fue resucitado de los muertos;  el primer hombre nacido de nuevo” (“The most important decision you'll ever make”, por Joyce Meyer, segunda edición, mayo de 1993, página 36.)
    1. Respuesta: ¿De dónde obtuvo ella este diálogo totalmente de ficción entre Dios y los poderes demoníacos? ¡Es inventado! No se encuentra en las Escrituras y erróneamente ella asume que Jesús fue, después de morir en la cruz, al infierno, el lugar de tormento y sufrimiento. Pero la Biblia no enseña tal cosa tan hereje. Sin embargo, sí dice que Jesús descendió a las partes bajas de la tierra (Efesios 4:9: “Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?”). Esto puede significar que Jesús fue enterrado físicamente, o que Jesús fue al Hades a informar a aquellos que ya habían muerto acerca de quién era Él y lo que había hecho en la cruz. Puede también referirse a Su encarnación en contraste con Su ascensión al cielo (Efesios 4:10: “El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo”.) Pero no existe ni una sola razón para creer que Jesús sufrió en el infierno y terminó la expiación allí. Ver respuesta a la Cita 1.5.
  5. Si no cree que Jesús fue al infierno, Ud. no será salvo: “Su espíritu fue al infierno porque es el lugar donde merecemos ir… No hay esperanza de que alguien vaya al cielo, a menos que crean esta verdad” (“The most important decision you'll ever make”, por Joyce Meyer, segunda edición, mayo de 1993, página 37.)
    1. Respuesta: De su parte, esta es una terrible declaración. Ella está afirmando que Ud. no puede ser salvo de sus pecados, a menos que crea que Jesús fue al infierno porque es el lugar que merecemos ir. Esta es una grande modificación del mensaje del evangelio como lo declara 1ª Corintios 15:1-4 (“Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras”). En ningún lugar, la Biblia afirma que creamos que Jesús sufrió por nosotros en el infierno o que fue allá, donde merecíamos ir. Esto es una gran equivocación y es, una herejía.
  6. Somos llamados pequeños dioses: “Estaba escuchando una serie de cintas de un hombre y lo explicaba así… como se obtiene esto… él dijo que, ¿por qué las personas coinciden acerca de la forma como Dios llama a Su creación, Su creación, Su hombre, pero no toda la creación, pero Su hombre, pequeños dioses? Si Él es Dios, ¿cómo los va a llamar sino una clase/especie de Dios? Quiero decir, si Ud. como humano tiene un bebé, Ud. lo llamará una clase o especie humana. Si el ganado, tiene ganado, se le llama una clase o especie de ganado. Pregunto: ¿Cómo se supone que Dios los llamará? ¿No dice la Biblia que somos creados a Su imagen? Entienda ahora que no estoy diciendo que Ud. es dios con mayúscula. Este no es el tema aquí, así que no trate de apedrearme o blasfemarme. “La Biblia dice en Juan 10:34…’ Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?’ Por lo tanto, los hombres son llamados dios por la ley…” (Joyce Meyer) (www.youtube.com/watch?v=yrP3OLCH9GI&feature=related).
    1. Respuesta: En este videoclip ella cita Juan 10:34, donde Jesús le dice a los fariseos, “dioses sois”, la cual es, una cita del Salmo 82:6 y es un Salmo imprecatorio de condenación a los jueces injustos. En el v. 27, el salmo continúa: “Pero como hombres moriréis, Y como cualquiera de los príncipes caeréis”. Pero ella entonces regresa al Salmo 82 y continúa. Pero el video se detuvo y no supe qué iba a decir ella acerca del siguiente versículo (o sea, el v. 27), el cual es importante.
  7. Joyce Meyer dijo que ella no es una pecadora: “Yo no soy pobre. No soy miserable y no soy una pecadora. Esa es una mentira del mismo hoyo del infierno. Eso fue lo que yo fui y si todavía soy, entonces Jesús murió en vano. Les voy a decir algo amigos. No dejé de pecar hasta que finalmente logré entender en mi terquedad que ya no era más una pecadora. Y el mundo religioso piensa que es una herejía y me quieren ahorcar por esto. Pero la Biblia dice que yo soy justificada y que no puedo ser justa y ser una pecadora al mismo tiempo” (http://www.youtube.com/watch?v=5dmHJdM63hk).
    1. Respuesta: La Sra. Meyer necesita lecciones sencillas de la Biblia. Dice 1ª Juan 1:8: “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros”. Note que el apóstol usa el plural incluyéndose él mismo como pecador. Pablo también dice en, Romanos 7:19-20, 24: “Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. 20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. 24 ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” ¿Es Joyce Meyer mejor en carácter cristiano que los apóstoles Juan y Pablo? Creo que no. La Sra. Meyer falla en reconocer su propia naturaleza pecadora y, niega erróneamente su misma naturaleza pecadora. Sólo puedo concluir que esta falsa enseñanza proviene del orgullo debido a que no es bíblica.
  8. El pozo del infierno fue literalmente en Jesús y estaban riendo: “Ellos estaban teniendo la más grade fiesta que hubieran tenido. Ellos tenían a mi Jesús en el piso y estaban sentándose a sus espaldas saltando y riéndose. Y Él se convirtió en pecado. ¿No crees que Dios estaba caminando de un lado a otro, queriendo detener lo que estaba sucediendo? Todo el ejército de los demonios estaba sobre Él. Sobre Él. Sobre Él. Los ángeles estaban en agonía. Toda la creación estaba gimiendo. Todas las huestes del infierno lo tenían a Él. Lo tenían contra el piso y estaban riéndose y burlándose. ¡Ja Ja Ja Ja! Le creíste a Dios y mira dónde terminaste. Pensaste que Él te salvaría y te libraría de la cruz, Pero no lo hizo, ¡Ja Ja Ja Ja!(http://www.youtube.com/watch?v=SwNfOaxIcOMhttp://www.youtube.com/watch?v...).
    1. Respuesta: ¿De dónde sacó esto? ¿Del sagrado libro de Joycemeyer? Porque ciertamente esto, no está en la Biblia y sin embargo, ella no tiene problemas en enseñarlo como una verdad autoritaria. ¿No sabe ella que la Biblia enseña que no debemos excedernos “a no pensar más de lo que está escrito”? (1 Co 4:6). Y sin embargo, ella ha hecho exactamente lo contrario. Ella está en un grave error y ha violado la Palabra de Dios que dice, que Jesús llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz (1ª Pedro 2:24: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados”) y terminó la expiación en la cruz (Juan 19:30: “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu”); no en el infierno a manos de los demonios. No existe forma de que los demonios estaban, literalmente, “sobre Él”. ¡Qué error tan tremendo, Meyer!
  9. Joyce Meyer obtiene conocimiento de revelación: “Ni aún la Biblia puede encontrar alguna forma de explicar lo siguiente. Realmente esta es la razón por la que debe tenerlo por revelación. No existen palabras para explicar lo que les estoy diciendo. Sólo tengo que creerle a Dios que se lo está dando a su espíritu como me lo dio a mí” (http://storage.carm.org/joycemeyer/joyce-meyer-revelation-knowledge.mp3).
    1. Respuesta: ¿Conocimiento de revelación? ¿Está ella a la par con los apóstoles que recibieron conocimiento de revelación de Dios mismo? ¿O como los profetas del Antiguo Testamento? ¿Cómo ellos, ella también recibe de Dios conocimiento de revelación? Si es así, ¿cómo sabemos si esto es verdadero o no? La respuesta es simple: Probamos todo lo que dice con las Escrituras, y es obvio que ella está adquiriendo muchas cosas de algún lugar que contradicen la Palabra de Dios.

Joyce Meyer es un predicador

Tan impopular como podría sonar, Joyce Meyer está equivocada al ocupar la posición de un predicador la Palabra de Dios. No sólo predica doctrinas falsas, sino que también oficia como un predicador al enseñar la Palabra de Dios, haciendo exegesis, aplicándola y diciéndoles a las personas qué creer… en público. Ella está fuera de lugar. Habla como un ministro del evangelio, enseñando con autoridad. Necesita detenerse. Si duda de esto, y si cree también en lo que enseña la Palabra de Dios.

_____________________________________________________________________________

El 29 de noviembre de 2011, CARM llamó a Ministerios Joyce Meyer en Montana, y hablé con un hombre que nos sugirió que buscáramos el sitio web, en información de contacto, y cómo enviar un correo. Le dijimos acerca de CARM y los temas de los que queríamos saber con relación a las enseñanzas de ella. Nuevamente nos indicó que nos dirigiéramos al sitio web y se nos informó que alguien nos contactaría. En el sitio web enviamos este correo de acuerdo con el formato de ellos, el día 29 de noviembre de 2011: http://www.joycemeyer.org/MediaRelations/MediaRelatedInquiry.aspx

Soy el reverendo Matt Slick, presidente de CARM (Christian Apologetics and Research Ministry – carm.org). CARM es un sitio muy grade y popular de apologética con más de 1,3 millones de visitantes cada mes. Estoy haciendo una investigación sobre Joyce Meyer y sus enseñanzas y tengo serias preocupaciones acerca de algunas de las cosas que ella ha enseñado. En vez de escribir artículos basados en información de hace años, me gustaría mucho enviarle una serie de preguntas a ella o entrevistarla con relación a la teología cristiana, soteriológica y cristología para saber cuáles son sus actuales puntos de vista. Puedo enviar una lista de preguntas a fin de lograr las enseñanzas más recientes que ella tiene en estas áreas. La información será posteriormente usada en el sitio web de CARM, en el programa de radio y en libros. Deseo información precisa para que, de ninguna manera, vaya a malinterpretar a la Sra. Meyer. Gracias por su tiempo y esperaré una respuesta.

Rev. Matt Slick,
Máster en Divinidades
Presidente de carm.org

Todavía no hemos sabido de ellos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison