La batalla por las palabras

Por, Matt Slick

Las batallas, en lo intelectual y moral, ocurren usando palabras. Por lo tanto, es necesario definir los términos y entender también que las palabras del lenguaje humano poseen dos tipos de significado: el de denotación o denotativo y el de connotación o connotativo. El primero, es el significado básico, literal de una palabra y el segundo, el connotativo, es de notar, conjuntos de rasgos como denotar. Por ejemplo, la denotación de la palabra “madre”, significa una mujer que ha dado luz a hijos. La connotación de “madre” es la de una mujer madre con calor y cuidado que siempre amará a sus hijos. Las connotaciones pueden ser positivas o negativas. La palabra “madre” presenta un sentimiento positivo al uso de la misma. De otro lado, la connotación de “intolerante”, presenta un sentimiento negativo. Cuando los liberales usan el vocabulario, ellos tienden a usar connotaciones que les son favorables a ellos pero que son negativas para sus oponentes. Por ejemplo, Ud. escuchará acerca de los “derechos de los homosexuales”. La palabra “derechos” presenta una connotación positiva. Apoyamos los derechos de las personas, ¿no es lo que hacemos? Pero la agenda de los homosexuales iguala las palabras “homosexuales” y “derechos”, y usa este par de palabras abundantemente y usualmente para que parezcan favorables y hacer aparecer a aquellos que se oponen al homosexualismo como si se opusieran a los derechos de una persona.

Otro ejemplo de una connotación negativa, es la del uso de la palabra, “homofobia”. Es usada por los liberales cuando se dirigen a las personas que no están de acuerdo con la actividad homosexual. La palabra, literalmente significa, un temor hacia la homosexualidad. La palabra, “temor/fobia”, tiene un efecto emocional negativo y esta es la razón por la que es usada para describir a aquellos que se oponen a la homosexualidad. Vamos a echar un vistazo a otras palabras.

  • Aventura (amorosa): Una aventura es cuando alguien tiene relaciones sexuales con alguien diferente a la persona con quien él/ella está casado(a). Esta palabra es usada, en vez de la palabra “adulterio”, la cual sí tiene una connotación fuertemente negativa. Esta aventura se aplica también a toda persona soltera que tiene relaciones sexuales fuera del matrimonio. Y la palabra para este acto es, “fornicación”, la cual también tiene una connotación fuertemente negativa. Ahora bien, cuando lo moral en lo sexual se pierde, los términos que describen la conducta sexual también se pierden.
  • Diversidad: Esta palabra tiene un significado positivo cuando es aplicada a la agenda homosexual. Su connotación varía, ya que cualquiera que se opone a la homosexualidad, se opone, de hecho, a la “diversidad”. Es bueno querer la diversidad entre las personas cuando se trata de etnicidad, género, etc. La connotación positiva de este término, es también usada para apoyar la diversidad cuando se trata de la “orientación sexual” entre los homosexuales. Pero ellos siempre dirán, en la connotación negativa de este término, que los homofóbicos se oponen a la “diversidad” de ellos.
  • Gay/Homosexual: Los liberales usan el término “gay”, el cual tiene una connotación positiva, feliz, combinándolo con los “derechos gay”. Note cómo la palabra “derechos”, está asociada con una palabra, la cual tiene para ellos, un significado positivo. Claro está que “gay” ha venido a significar “homosexual” debido a que ha sido adoptado por la comunidad homosexual. Observe también que al usar el término, ellos se enmarcan controlando por lo tanto la conversación y colocando a la persona conservadora a la defensiva. No permita que esto suceda ni tampoco que ellos dominen la conversación. No use los mismos términos que ellos usan. No diga, “los derechos de los gays”, o, “los derechos de los homosexuales”. Diga más bien, “la intromisión homosexual”, o, “los derechos especiales para los homosexuales”, etc.
  • Intolerancia: Esta palabra es usada en donde se hable de persecución a homosexuales. Aquellos que se oponen a la homosexualidad son intolerantes. Pero el término casi nunca es usado contra los homosexuales que son intolerantes contra los valores morales tradicional y el cristianismo. La comunidad homosexual muestra intolerancia por estos valores, al etiquetarlos como obsoletos, pasados de moda, prejuiciosos, etc. Con frecuencia atacan a la iglesia cristiana con su intolerancia. Un grupo en particular, Act Up, ha hecho presencia en cultos de adoración al Señor y han irrumpido con consignas profanas contra Dios y los valores cristianos. Y los medios de comunicación, se han vuelto tolerantes al no llamar a estos homosexuales intolerantes. La “intolerancia” es uniformemente reservada para los conservadores, quienes sostienen valores morales tradiciones y desaprueban la homosexualidad.

Compañero(a)/Socio(a)/Parejo(a): Es más una palabra con connotación neutral y es usada en frases como “compañero de hecho”, “pareja de hecho”. Los homosexuales casi nunca usan términos como “esposo”/”esposa” debido a que esos términos llevan implícitos el significado de un lazo matrimonial tradicional consistente en una mujer y un hombre. Esto no es lo que los homosexuales quieren presentar; por lo tanto, no usan esos términos considerados “obsoletos”. Una vez más, enmarcan el argumento y anulan los valores tradicionales al usar diferentes términos diseñados para que sean neutrales cuando se refieren a sí mismos y a su agenda.

Víctima: Este término tiene una connotación fuertemente emotiva y es usada para describirse a sí mismos en cualquier lugar donde sean perseguidos los homosexuales. Este término no es usado en sentido contrario cuando los homosexuales persiguen a los heterosexuales. A un homosexual que fue brutalmente asesinado en 1998 por dos anti homosexuales, los homosexuales le hicieron un desfile y los medios de comunicación lo consideraron una pobre victima del odio homofóbico. Pero este término, “víctima”, no es usado cuando los homosexuales asesinan heterosexuales. ¿Sabía Ud. del asesinato de Jesse William Dirkhising, un adolescente de Arkansas el cual fue, “atado, drogado, torturado, violado y finalmente asesinado como resultado de las drogas que le dieron y en la posición de asfixia en que fue atado y encontrado?” Los autores de este atroz asesinato fueron descritos por la policía, en su declaración juramentada, como “amantes”.1

El juego de palabras continúa con la presentación demasiado sesgada y selectiva de la verdad que ocurre en la comunidad homosexual y los medios de comunicación. Debemos ser conscientes de que las palabras son extremadamente poderosas. Sugiero que cuando trate con homosexuales no use la terminología de ellos. Use la terminología correcta. No use términos como “compañero(a), socio(a), parejo(a)”. Use “esposo” y “esposa”. No diga, “derechos de los gays”; más bien, “agenda homosexual”. No use la expresión “homofobia”, más bien diga algo como, “a favor de la heterosexualidad” o, “valores tradicional del matrimonio”. Trate de ser paciente y amoroso con ellos: “Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. 6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno” (Colosenses 4:5-6). Pero cuando ellos sean intolerantes con el cristianismo, declárelo. Cuando ellos insulten al Señor, llámelos cristofóbicos. Hable la verdad; Jesús lo hizo:

  • Mateo 23:27-28: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. 28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. http://en.wikipedia.org/wiki/Murder_of_Jesse_Dirkhising

 

 

 

 
 
CARM ison