La fragancia de Cristo

¿Tienes alguna fragancia favorita? ¿Tal vez un famoso perfume que te gusta usar? ¿Hay olores que traen a tu memoria recuerdos agradables, o tal vez, desagradables?

Generalmente, la buena fragancia en una persona despierta nuestros sentidos y atrae; en el caso opuesto, el olor desagradable nos produce rechazo; y en ambos casos, ese olor nos contamina.

La Palabra de Dios en 1ª Corintios 2:14 dice:

  • “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.”

El apóstol Pablo dice que los Cristianos debemos manifestar en todo lugar el olor del conocimiento de Cristo, y esto es mucho más que pensar en higiene personal o en nuestro perfume favorito. Aquí, el apóstol está refiriéndose a la calidad de vida; tu vida. Así, como la buena fragancia atrae, y despierta nuestros sentidos; ¿están sintiendo las personas a tu alrededor la fragancia de Cristo que irradia de tu vida? ¿O tal vez tu vida no “tiene fragancia” haciendo que otros tengan problemas en encontrar algo atractivo en tu conducta o conversación? O tal vez peor: ¿que tengas algún olor desagradable que está produciendo en las personas rechazo?

Examina ahora mismo la “fragancia” que estás usando para que recuerdes cada vez que la uses la importancia de dejar que la fragancia de Cristo emane de tu vida hacia aquellos que te rodean.

 

 

 

 
 
CARM ison