La higuera que Jesús maldijo, ¿se secó de una vez o durante la noche?

Mateo 21:19 y Marcos 11:14, 20

  1. Inmediatamente
    1. Mateo 21:19: “Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera.”
  2. Durante la noche
    1. Marcos 11:14, 20: “14 Entonces Jesús dijo a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discípulos. 20 Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se había secado desde las raíces.”

Esta aparente contradicción es una de las más problemáticas. Si mira la tabla en la parte inferior, verá que cuando las miramos, las áreas en color azul son difíciles de reconciliar en una forma estrictamente cronológica. Una respuesta posible es que Mateo escribe temáticamente, con frecuencia agrupando los temas sin un enfoque cronológicamente detallado, mientras que Marcos no. En otras palabras, Mateo, simplemente condensa el evento a un solo ejemplo para poder presentar el punto acerca de la necesidad de llevar fruto. Por lo tanto, el registro de Mateo no pretende ser cronológico sino temático y es la razón por la cual el registro de Marcos es el que presenta el orden cronológico. Esta es sin duda, una posible solución. Sin embargo, la debilidad de esta respuesta se encuentra en la frase de Mateo: “Y luego se secó la higuera.” (21:19). Si el registro de Mateo no pretende ser cronológicamente preciso, es algo que se puede aceptar debido a que el mismo sí ocurre en Mateo. Pero la frase que nos dice que la higuera se secó indica inmediatez. Esto no deja espacio para que la misma se hubiera secado durante la noche. Pero si Mateo estaba abreviando el incidente, la inmediatez sería entonces evidente.

Otra posibilidad existe en el hecho de que hubiera dos higueras diferentes que fueron maldecidas. No considero esto como una posibilidad si miramos la siguiente tabla

Sin embargo, otra posibilidad es que en Mateo 21:19, no se dice cuánto tiempo le llevó al árbol secarse. Podría ser que la higuera empezó a presentar signos de sequedad los cuales se llevaron completamente a cabo con el paso de las horas. A la mañana siguiente, y de acuerdo a Marcos 11:14, 20, los discípulos vieron que la higuera se había secado desde su raíz. En otras palabras, los signos de sequedad habían llegado a su final.

Obviamente, Jesús estaba usando la Higuera como símbolo en Sus enseñanzas. Su condenación de esta higuera por no llevar frutos es realmente una condenación sobre el liderazgo Judío y su muerte espiritual. Note el contexto de Cristo en la limpieza del templo (Mr 11:15-17) y Sus citas de Isaías 56:7 y Jeremías 7:11. La higuera es utilizada en forma simbólica en otros lugares de la Escritura: Para los líderes (Jue 9:10-11), fortificaciones (Nah 3:12), en parábolas (Mt 24:32ss), etc. Si Jesús estaba usando la higuera como símbolo, entonces, tanto Mateo como Marcos pudieron fácilmente, tomarse libertades al enfocarse en el tema del significado de la historia en lugar de narrar un acontecimiento cronológico como tal.

Sin embargo, el registro plantea un reto a la doctrina de la infalibilidad. Pero, ¿significa esto que la Biblia no es confiable o inspirada? ¡En lo absoluto! Nosotros no nos rendimos ante la física o las matemáticas o astronomía si encontramos cosas que no pueden ser fácilmente explicadas. La Biblia es, y seguirá siendo un libro maravilloso y hermoso el cual, siempre permanecerá aun sobre la prueba del tiempo. En la medida en que la arqueología Bíblica continúa y se encuentran mejores manuscritos, y de la forma como ha sucedido en el pasado, más y más aparentes discrepancias Bíblicas serán respondidas.

Mateo 21:12-22
Marcos 11:12-24
    "12 Al día siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre."
La maldición de la higuera.

 

"Nunca jamás coma nadie fruto de ti."

  "13 Y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos. 14 Entonces Jesús dijo a la higuera: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y lo oyeron sus discípulos."
En el templo, volcando las mesas de los cambistas. "12 Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 13 y les dijo: Escrito está: MI CASA, CASA DE ORACIÓN SERÁ LLAMADA; MAS VOSOTROS LA HABÉIS HECHO CUEVA DE LADRONES." "15 Vinieron, pues, a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 16 y no consentía que nadie atravesase el templo llevando utensilio alguno. 17 Y les enseñaba, diciendo: ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones."
Los sacerdotes y escribas se indignaron contra Él. "14 Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó. 15 Pero los principales sacerdotes y los escribas, viendo las maravillas que hacía, y a los muchachos aclamando en el templo y diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! se indignaron, 16 y le dijeron: ¿Oyes lo que éstos dicen? Y Jesús les dijo: Sí; ¿nunca leísteis: De la boca de los niños y de los que maman Perfeccionaste la alabanza?" "18 Y lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y buscaban cómo matarle; porque le tenían miedo, por cuanto todo el pueblo estaba admirado de su doctrina."
Fuera de la ciudad. "17 Y dejándolos, salió fuera de la ciudad, a Betania, y posó allí." "19 Pero al llegar la noche, Jesús salió de la ciudad."
Al día siguiente  
En la mañana. "18 Por la mañana, volviendo a la ciudad, tuvo hambre." "20 Y pasando por la mañana, vieron que la higuera se había secado desde las raíces."
“Nunca jamás nazca de ti fruto.” "19 Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. 20 Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera?"  
La higuera maldecida. "21 Entonces Pedro, acordándose, le dijo: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado."
La fe y el mover montañas. "21 Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho." "22 Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. 23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho."
Todas las cosas creyéndolas y pidiéndolas en oración. "22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis." "24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá."

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Indonesio

 

 

 

 
 
CARM ison