La mujer: Diseño divino espectacular

Es falso pensar que Dios hizo a la mujer inferior al varón. La diseñó distinta para complementar y mejorar el desempeño masculino. Esta es la verdad bíblica sobre la mujer.

Las estadísticas económicas de todas las naciones, recientemente divulgadas, demuestran que los países donde las mujeres tienen más acceso al trabajo, son naciones más prósperas que otras donde la mujer es marginada de la economía. Esto significa que los aportes económicos de las mujeres son más eficaces que los de los hombres. Sin duda, la mujer es menos proclive al delito y a la trampa y por esto sus aportes son más eficaces.

La mujer es una criatura maravillosa. El hombre no puede desarrollar una vida plena sin el concurso de las mujeres a su alrededor. La madre y las hermanas son apoyos invaluables para todo varón. La esposa lo libra de malas decisiones con su intuición y es necio el esposo que no atiende los consejos de su amada.

Los hogares están bien organizados, son agradables y limpios si hay una mujer al mando de los asuntos caseros. Nosotros los hombres somos capaces de vivir en medio del desorden y la mugre. ¡Qué triste es visitar la casa de un varón solitario!

Con toda sabiduría el salmista Lemuel dijo: “Ella es fuente de bien, nunca de mal. Tiende la mano al pobre. Afronta segura el porvenir. Cuando instruye, lo hace con amor. La mujer que teme al Señor es digna de alabanza.” (Proverbios 31).

El mundo musulmán está siendo sacudido por una profunda revolución en el corazón de millones de personas ansiosas de libertad, de prosperidad y de trabajo digno. Es emocionante ver en la TV a miles de mujeres de todas las edades en las manifestaciones, participando en igualdad con los varones, en un sistema social donde la mujer no tiene derechos civiles para comprar, vender o salir sola.

La mujer es tan sobresaliente que nunca ha necesitado llevar a cabo revoluciones violentas para conquistar sus derechos, anulados por muchas culturas patriarcales corrompidas que han abusado de su delicada gentileza.

En estos tiempos finales de la historia, la mujer ha conquistado con sus dones y talentos únicos el sitio que Dios siempre quiso para ella, pero que el varón abusivo le negó durante varios miles de años de civilización. Te invito a que reflexiones sobre tu manera de ver a la mujer y haz los ajustes en tu mente y en tu corazón que sean necesarios. Termina con esos rasgos machistas que heredamos de nuestra cultura española donde hoy todavía matan a su compañera.

Lo mejor que tú puedes hacer con las mujeres que te rodean, es darles el espacio que se merecen, incentivarlas para que desarrollen todo su potencial y admirarlas con profundo respeto por su abnegada y silenciosa labor.

 

 

 

 
 
CARM ison