La segunda ley de la termodinámica y la teoría de la evolución

Por, Helen Fryman

Pregunta: "No he tenido el tiempo de leer lo que ha escrito, pero me gustaría decir que la TEORÍA de la evolución va en contra de la segunda ley de la termodinámica (fuera del orden, el caos será creado). Una teoría es más débil que una ley. Dios es un Dios de orden."

Respuesta: La segunda ley de la termodinámica tiene que ver, explícitamente, con la transferencia de calor. Es tal vez, más seguro, referirse a una tendencia más generalizada hacia la entropía la cual es mucho más inclusiva de otros fenómenos. La tendencia del orden al desorden, de la complejidad a la simplicidad, de la vida a la muerte, es algo que podemos ver y que ambas, pueden ser definidas.

He visto dos respuestas de los evolucionistas con relación a esta tendencia hacia la entropía en el universo; aparte del, “¡Estás molestando!” La primera respuesta es con relación a los cambios químicos los cuales van de lo simple a lo complejo; y la segunda a los cambios biológicos que van también de lo simple a lo complejo.

Un ejemplo de la primera, es un copo de nieve; o cualquiera otra cristalización. Sin embargo, la cristalización sucede a elementos específicos en momentos específicos bajo condiciones específicas. Es un fenómeno que es intrínseco a la estructura atómica del elemento o compuesto que está siendo considerado. No es la organización de un material al azar de un estado no ordenado, sino que más bien es el resultado de un diseño específico involucrado en el material el cual, puede esperarse que suceda en todo tiempo bajo las condiciones prescritas. Sin embargo, lo que es interesante acerca de esta cosa particular, es que existe una transferencia de calor involucrada en la cristalización y la segunda ley de la termodinámica no es violada dentro de este proceso. El calor es difundido.

El incremento biológico en complejidad es ejemplificado por una semilla, al convertirse en un arbusto, o flor o árbol, o un ovulo fertilizado que se convierte en una persona. Sin embargo, el diseño ya está presente en esos inicios de la vida. El ADN está presente desde el principio, junto con lo que podría estar “chispeándolo”, y el resto, es una simple cuestión de seguir las instrucciones. Una vez más, no es un orden seguido al azar iniciado por una condición desorganizada. Es un diseño que está ejecutado. Como en el caso de la cristalización, la ejecución del diseño biológico requiere de requisitos ambientales específicos o esto no podrá llevarse a cabo. Deberá ser tal vez mencionado, que la evolución como está deducida desde el registro fósil no es ni siquiera una teoría. Las teorías son comprobables y perfectamente falsificables. Y la evolución no es, ni comprobable como teoría ni falsificable. Por lo tanto, es una simple idea. Tal vez para algunos, es una creencia, pero la evolución no puede ser correctamente llamada ni un hecho o teoría cuando se refiere a la progresión a que “llevan las bacterias”.

____________________

Presenté la anterior respuesta a un profesor de bachillerato de física y química, pidiéndole un comentario, el cual, envió lo siguiente:

  • Además de la cristalización y crecimiento biológico, el otro ejemplo que surge constantemente (por lo menos con los estudiantes de bachillerato) cuando se discute la entropía, es la fusión termonuclear.”

Todo este argumento me molesta… Sí, yo sé que los físicos insisten que la segunda ley de la termodinámica es, “solo acerca de la transferencia de calor”, pero en el contexto químico es aceptable expresarlo en términos de entropía. Y los cambios en la entropía implican cambios en la aleatoriedad (o sea, todo lo relacionado al azar), lo que implica una dirección inherente que un proceso llevará sin una intervención externa. No veo cómo uno puede divorciar las implicaciones de la ley.

____________________

Con relación a la fusión termonuclear, cualquier incremento en la complejidad u orden de los nuevo elementos se hace a expensas de una tremenda pérdida de calor y luz, las cuales se desvanecen, según la segunda ley de la termodinámica. Se debe notar también que las reacciones son específicas y toman lugar exactamente de la misma forma con los mismos elementos bajo las mismas condiciones. La fusión atómica, siendo específica, puede ser considerada una cuestión de diseño de los elementos que intervienen.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison