La sujeción de las mujeres es parte de la maldición que fue quitada con la salvación

Por, Matt Slick

Esta objeción, aunque tratada en, La declaración de Génesis acerca de Adán dominando a Eva, no es la perfecta voluntad de Dios, será ampliada aquí.

  • Génesis 3:16: "A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido,[a] y él se enseñoreará de ti". (Reina Valera Contemporánea).
    • Footnotes:
      • [a] Génesis 3:16 O, tu voluntad será sujeta a tu marido.

Ahora bien, si esta maldición –la del marido enseñoreándose o dominando sobre la mujer– fuera quitada con la salvación, entonces, la multiplicación de los dolores en los partos de las mujeres, tendría también que haber sido quitada. Pero el hecho simple, es que las mujeres todavía sí tienen esos dolores, incluyendo a las mujeres cristianas. Por lo tanto, esto prueba que la maldición no fue quitada.

Para los egalitarianos o igualitarios, establecer este tipo de objeción es tan ridículo que no dejamos de preguntarnos cuál otro sentido común querrán ignorar de las Escrituras para poder justificar su posición.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison