Levítico 18:22; 20:13, la homosexualidad, peces sin aletas ni escamas, vestidos con mezclas de hilo y no estar bajo la Ley del Antiguo Testamento

Levítico 11:9-12, prohíbe comer criaturas de mar o río que no tengan aletas y escamas, el uso de vestidos con mezclas de hilo (Lv 19:19), cuando se siegue la mies, no se deberá segar hasta el último rincón de ella ni espigar la tierra segada (Lv 19:9) y también afirma que la homosexualidad es equivocada (Lv 18:22; 20:13). Si la homosexualidad es equivocada porque Levítico lo dice, ¿no deberíamos también obedecer las otras leyes que se refieren a los peces que no tienen aletas ni escamas, a no segar la mies ni espigar la tierra segada, porque estas también están en Levítico? Si no es así, ¿por qué no? ¿Por qué los cristianos eligen qué partes de la Biblia seguir?

Primero que todo, no todo el libro de Levítico está escrito para todos. Existen abominaciones que aplican sólo al pueblo judío, tales como comer conejo, mariscos y cerdo; cosas que eran tipológicamente representativas de impurezas delante del Señor. Jehová habló, diciendo: “Hablad a los hijos de Israel y decidles…” Aquí, el Señor da instrucciones a los israelitas, no al resto de las naciones.

Aquí hay una lista de ejemplos con la frase, “Hablad a los hijos de Israel y decidles…” y se encuentra en Levítico, el libro que estamos estudiando:

  1. Expiación y pecados no intencionales.
    1. Levítico 4:2: “Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas;”
  2. No comer el sebo de los animales mencionados.
    1. Levítico 7:23: “Habla a los hijos de Israel, diciendo: Ninguna grosura de buey ni de cordero ni de cabra comeréis.”
  3. Procedimiento al ofrecer sacrificio de paz a Jehová.
    1. Levítico 7:29: “Habla a los hijos de Israel y diles: El que ofreciere sacrificio de paz a Jehová, traerá su ofrenda del sacrificio de paz ante Jehová.”
  4. Seguidamente del v. 12 se presenta una lista de los animales que los israelitas podían comer.
    1. Levítico 11:2: “Hablad a los hijos de Israel y decidles: Estos son los animales que comeréis de entre todos los animales que hay sobre la tierra.”
  5. De como una mujer quedaba impura después de dar a luz.
    1. Levítico 12:2: “Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda.”
  6. Del descanso en el día primero del mes séptimo.
    1. Levítico 23:24: “Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación.”
  7. De la fiesta de los Tabernáculos.
    1. Levítico 23:34: “Habla a los hijos de Israel y diles: A los quince días de este mes séptimo será la fiesta solemne de los tabernáculos a Jehová por siete días.”Quien maldiga a Dios, el tal, llevará su pecado.
    2. Levítico 24:15: “Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cualquiera que maldijere a su Dios, llevará su iniquidad.”

Aquí, podemos ver una cierta cantidad de cosas que se relacionaban sólo con Israel. Sin embargo, existen abominaciones que no aplicaban sólo a Israel sino a todos.

  • Levítico 18:22-30: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación. 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión. 24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, 25 y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores. 26 Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros 27 (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada); 28 no sea que la tierra os vomite por haberla contaminado, como vomitó a la nación que la habitó antes de vosotros. 29 Porque cualquiera que hiciere alguna de todas estas abominaciones, las personas que las hicieren serán cortadas de entre su pueblo. 30 Guardad, pues, mi ordenanza, no haciendo las costumbres abominables que practicaron antes de vosotros, y no os contaminéis en ellas. Yo Jehová vuestro Dios.”

¿De cuáles abominaciones habla Levítico 18:22-30? El capítulo 17 en su contexto, habla acerca de los procedimientos de la expiación con sangre; por lo tanto, esto es para Israel, no para todo el mundo. En el capítulo 18:3, Dios dice: “No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.” Por lo tanto, Dios menciona las cosas que se estaban llevando a cabo en Egipto y Canaán y que los israelitas no deberían hace. ¿Cuáles eran estas cosas?

  1. Actos de inmoralidad prohibidos.
    1. Levítico 18:6-18
  2. No tener relaciones sexuales con una mujer que tenga el período menstrual.
    1. Levítico 18:19: “Y no llegarás a la mujer para descubrir su desnudez mientras esté en su impureza menstrual.”
  3. No tener relaciones sexuales con la esposa del prójimo.
    1. Levítico 18:20: “Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote con ella.”
  4. No ofrecer los hijos a Moloc en sacrificio.
    1. Levítico 18:21: “Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.”
  5. No tener relaciones sexuales homosexuales.
    1. Levítico 18:22: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.”
    2. Levítico 18:23: “Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión.”

Vemos entonces que en Levítico hay requisitos que son sólo para los israelitas y que también hay una lista de abominaciones que practicaban naciones diferentes. Al final de esta lista se encuentra la homosexualidad. Es un error que las personas mezclen los temas que estaban destinados para los israelitas con temas que incluían las otras naciones. Aun más, cuando vemos que el Nuevo Testamento, condena la idea de la homosexualidad en Romanos 1:26-27, podemos ver la continuidad entre la Ley moral del Antiguo Testamento y la Ley moral del Nuevo Testamento.

Las 3 divisiones de la Ley en Levítico

Un error común entre aquellos que proponen el homosexualismo como un “estilo de vida”, cuando discuten del Antiguo Testamento y en particular Levítico, es la falla en entender las tres principales divisiones de la Ley: Civil, ceremonial y moral. Esto es importante, debido a que las leyes civil y ceremonial no están ya vigentes; pero la ley moral si lo está. Veamos primero el libro de Levítico debido a que es el que estamos examinando.

  1. Leyes Civiles: Expiraron con la caída del gobierno civil judío
    1. Prácticas de la justicia (Lv 24:17-23)
    2. Ley de la redención de la propiedad (Levítico 25)
    3. Ser justo con el pobre (Lv 19:15)
    4. Medidas justas en el comercio (Lv 19:35ss.)
    5. Robo, extorsión, calumnias hacia el prójimo, jurado falsamente, falso testimonio y restitución (Lv 6:1-7)
  2. Leyes Ceremoniales: Expiraron con el cumplimiento de la obra sacerdotal de Cristo (Mt 3:15)
    1. Varias ofrendas sacrificiales ofrecidas por el pecado (Levítico 1-6)
    2. Deberes sacerdotales (Lv 7:1-37)
    3. Leyes de animales para la alimentación (Lv 11:1-47)
    4. Limpieza de la casa cuando había lepra (Lv 14:33-57)
    5. Ley de la Expiación (Lv 16:1-28; 17:1-16)
    6. Reglamento para los sacerdotes (Levítico 21-22)
    7. Festividades (Lv 23:1-25)
  3. Leyes Morales: Aunque también están basadas en el carácter de Dios, estas leyes no han expirado: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.” (Lv 19:2)
    1. No hurtar, no engañar ni mentir (Lv 19:12)
    2. No oprimir ni robar al prójimo (Lv 19:13)
    3. No hacer ídolos ni esculturas e inclinarse a ellos (Lv 26:1-13)
    4. No ofrecer a Moloc los hijos en sacrificio (Lv 20:1-5)
    5. No cometer adulterio, incesto, bestialidad, homosexualidad, etc. (Lv 20:9-21)
    6. Amar al prójimo como a sí mismo (Lv 19:18)

La homosexualidad está bajo la categoría de la Ley moral. Como ya dijimos anteriormente, es una abominación practicada por los pueblos como Egipto y Canaán y una seria advertencia para los israelitas en cuanto a su práctica dentro de ellos. Vemos entonces que los aspectos de la Ley moral están todavía vigentes, más no, los aspectos civiles ni los ceremoniales. Una vez más, hubo leyes dirigidas sólo a la nación de Israel y lo vemos donde Dios dice, “Hablad a los hijos de Israel y decidles…” Estas cosas incluían la expiación por los pecados no intencionales, hábitos alimenticios, inmundicia, días de fiesta, días de descanso, etc., los cuales no aplican hoy para nosotros.

¿Deberíamos entonces desechar la mentira, el hurto, el adulterio, etc.?

Si como alguien argumenta, ya no estamos más bajo la Ley y podemos por lo tanto, desechar Levítico  con su clara enseñanza contra la homosexualidad, entonces, ¿también deberíamos desecharlo con sus enseñanzas que nos advierten contra el hurto, el engaño y la mentira (Lv 19:11), el robo (Lv 19:13), el chisme (Lv 19:16), el aborrecer al prójimo (Lv 19:17), la venganza personal (Lv 19:18), medidas injustas en las balanzas y pesas (Lv 19:36), el ofrecimiento de los hijos en sacrificios (Lv 20:1-5), el cometer adulterio (Lv 20:10), el cometer incesto (Lv 20:11-14) y practicar la bestialidad (Lv 20:15-16)?

Aun más, Levítico es citado en el Nuevo Testamento:

  Levítico     Nuevo Testamento
 
  • Levítico 19:2: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.”
   
  • 1ª Pedro 1:16: “porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”
 
  • Levítico 19:18: “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.”
   
  • Mateo 22:39: “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
 
  • Levítico 26:12: “y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.”
   
  • 2ª Corintios 6:16: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.”

¿Debemos también desechar Levítico con la idea de ser santos, de amar a nuestro prójimo  y de que Dios caminará en medio de nosotros en la persona de Jesús? ¡Claro que no! Decir que no estamos bajo la Ley muestra ignorancia teológica bastante profunda. Existen ciertos aspectos de Levítico que no son más aplicables a nosotros (Civil y ceremonial), pero hay otros que todavía si son aplicables a todas las naciones y que también son reiterativas en el Nuevos Testamento, siendo la homosexualidad uno de estos.

Finalmente, cuando vemos que el Nuevo Testamento también condena la homosexualidad, es claro que no podemos simplemente desechar Levítico como un todo con sus regulaciones morales relacionadas con la actividad sexual. La homosexualidad es claramente condena en Levítico y su condenación no puede desecharse diciendo que ya no estamos más bajo la Ley del Antiguo Testamento.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison