Levítico 18:22; 20:13, y, “No te echarás con varón”

Levítico 18:22

  • “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.” (Reina Valera 60)
  • “No practiques la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con un hombre como si fuera una mujer. Es un pecado detestable.” (Nueva Traducción Viviente).

El Antiguo Testamento, claramente, condena la homosexualidad. ¿Qué otra cosa significa cuando la Biblia dice, “No practiques la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con un hombre como si fuera una mujer. Es un pecado detestable.”? El término usado en la RV60, “no te echarás con…” hace referencia a la relación sexual en la frase, “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.” La palabra aquí, es, "toebá"; participio activo femenino de H8581; propiamente algo repugnante (mor.), i.e. (como sustantivo) asquerosidad; especialmente idolatría o (concretamente) ídolo:- abominable, abominación, idolatría, ídolo.1

  • 117 casos; AV (Authorised VersionVA: Versión Autorizada), la traduce como “abominación” 113 veces, dos veces, como “cosa abominable” y dos veces, como “abominable”. 1a. una cosa repugnante, abominación, abominable. 1a. en sentido ritual (de comida no limpia, ídolos, matrimonios mixtos.) 1b. en sentido ético (de maldad, etc.).2

Levítico 20:13

  • “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.” (Reina Valera 60).
  • “Si un hombre practica la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con otro hombre como si fuera una mujer, ambos han cometido un acto detestable. Ambos serán ejecutados, pues son culpables de un delito de muerte.” (Nueva Traducción Viviente).

La palabra “abominación”, es la misma palabra usada en Levítico 18:22. (Ver anotación anterior).

No hay duda de que el Antiguo Testamento condena la homosexualidad como un acto detestable, el cual es, condenable a muerte. Pero deberíamos preguntar, ¿por qué esa clase de pena tan extremadamente dura por una simple “orientación sexual”? La respuesta descansa en todo el contexto en el cual el Antiguo Testamento es escrito. Dios había prometido al Mesías que sería el Salvador, el Libertador del pueblo del juicio de Dios. Debido a que Dios trabaja por medio de las personas, Él suministró la Ley duramente para poder guardar al pueblo de sus propios pecados; de los pecados de otros y finalmente, proporcionar un camino por el cual el Mesías habría de venir y morir en la cruz por nuestros pecados.

Claro está, que las Leyes del Antiguo Testamento, en cuanto a lo moral, están todavía vigentes, y aunque no nos encontramos más bajo un sistema de gobierno teocrático, debido a que el Mesías vino, no podemos llevar a cabo ninguna ejecución contra los homosexuales. Debemos orar por ellos para que sean llevados por el Espíritu Santo a un arrepentimiento para que así, puedan encontrar salvación en Cristo.

No estamos bajo la Ley del Antiguo Testamento

Dios creó a Adán y a Eva en el Huerto del Edén. Esto indica el orden establecido por Dios en la creación de un hombre y de una mujer; no de un hombre y hombre o de una mujer y mujer. Esto es importante debido a que la creación fue antes que fuera dada la Ley Mosaica. Como esta Ley refleja en forma adecuada el orden creado por Dios (hombre y mujer), donde excluía la homosexualidad, el argumento de que la homosexualidad iba dirigida solamente para Israel y no para cristianos, o el mundo en general, no tiene sustento de ninguna naturaleza.

Este argumento también falla en ver la diferencia entre las divisiones de la Ley: Civil, ceremonial y moral. Además, algunas Leyes sí estaban dirigidas solamente a Israel, pero no todas. Veamos primero el libro de Levítico debido a que es el que estamos examinando.

  1. Leyes Civiles: Expiraron con la caída del gobierno civil judío
    1. Prácticas de la justicia (Lv 24:17-23)
    2. Ley de la redención de la propiedad (Levítico 25)
    3. Ser justo con el pobre (Lv 19:15)
    4. Medidas justas en el comercio (Lv 19:35ss.)
    5. Robo, extorsión, calumnias hacia el prójimo, jurado falsamente, falso testimonio y restitución (Lv 6:1-7)
  2. Leyes Ceremoniales: Expiraron con el cumplimiento de la obra sacerdotal de Cristo (Mt 3:15)
    1. Varias ofrendas sacrificiales ofrecidas por el pecado (Levítico 1-6)
    2. Deberes sacerdotales (Lv 7:1-37)
    3. Leyes de animales para la alimentación (Lv 11:1-47)
    4. Limpieza de la casa cuando había lepra (Lv 14:33-57)
    5. Ley de la Expiación (Lv 16:1-28; 17:1-16)
    6. Reglamento para los sacerdotes (Levítico 21-22)
    7. Festividades (Lv 23:1-25)
  3. Leyes Morales: Aunque también están basadas en el carácter de Dios, estas leyes no han expirado: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.” (Lv 19:2)
    1. No hurtar, no engañar ni mentir (Lv 19:12)
    2. No oprimir ni robar al prójimo (Lv 19:13)
    3. No hacer ídolos ni esculturas e inclinarse a ellos (Lv 26:1-13)
    4. No ofrecer a Moloc los hijos en sacrificio (Lv 20:1-5)
    5. No cometer adulterio, incesto, bestialidad, homosexualidad, etc. (Lv 20:9-21)
    6. Amar al prójimo como a sí mismo (Lv 19:18)

La Ley Moral de Dios está todavía vigente y la homosexualidad es parte de esta ley. Por lo tanto, el argumento de que no nos encontramos bajo la Ley falla en reconocer las divisiones de la misma: Civil, ceremonial y moral.

Algunas leyes fueron sólo para Israel, mientras que otras fueron a todos

Existen abominaciones que aplican sólo al pueblo judío, tales como comer conejo, mariscos y cerdo; cosas que eran tipológicamente representativas de impurezas delante del Señor. Jehová habló, diciendo: “Hablad a los hijos de Israel y decidles…” Después, el Señor da una lista de las criaturas que deberían comer y no comer mencionando, el camello, el tejón, el conejo, el cerdo, etc. Dios se refiere específicamente a las leyes dietéticas; “a los hijos de Israel” (Lv 11:2) y el pueblo que había escogido de sobre todas las naciones de la tierra (Dt 14:2); no para el resto de las naciones.

Sin embargo, existen abominaciones que no aplican solamente a Israel, sino a todos en general:

  • Levítico 18:22-24: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación. 23 Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión. 24 En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros,”

La tierra estaba contaminada debido a las abominaciones de la homosexualidad y bestialidad de todos aquellos que habían estando viviendo en la tierra antes que el pueblo israelita; por lo tanto, no es sólo un tema para Israel bajo la Ley (Lv 18:22-29). Dios consideró la homosexualidad de estos pueblos como una abominación para todos. Así que, el argumento de que los cristianos no están bajo estas leyes morales no aplica, debido a que los pueblos antiguos, antes de los israelitas, no estaban bajo la Ley, y la homosexualidad de esos pueblos fue llamada, abominación.

¿Deberíamos entonces desechar la mentira, el hurto, el adulterio, etc.?

Si como alguien argumenta, ya no estamos más bajo la Ley y podemos por lo tanto, desechar Levítico  con su clara enseñanza contra la homosexualidad, entonces, ¿también deberíamos desecharlo con sus enseñanzas que nos advierten contra el hurto, el engaño y la mentira (Lv 19:11), el robo (Lv 19:13), el chisme (Lv 19:16), el aborrecer al prójimo (Lv 19:17), la venganza personal (Lv 19:18), medidas injustas en las balanzas y pesas (Lv 19:36), el ofrecimiento de los hijos en sacrificios (Lv 20:1-5), el cometer adulterio (Lv 20:10), el cometer incesto (Lv 20:11-14) y practicar la bestialidad (Lv 20:15-16)?

Aun más, Levítico es citado en el Nuevo Testamento:

  Levítico     Nuevo Testamento
 
  • Levítico 19:2: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.”
   
  • 1ª Pedro 1:16: “porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”
 
  • Levítico 19:18: “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.”
   
  • Mateo 22:39: “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
 
  • Levítico 26:12: “y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.”
   
  • 2ª Corintios 6:16: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.”

¿Debemos también desechar Levítico con la idea de ser santos, de amar a nuestro prójimo  y de que Dios caminará en medio de nosotros en la persona de Jesús? ¡Claro que no! Decir que no estamos bajo la Ley muestra ignorancia teológica bastante profunda. Existen ciertos aspectos de Levítico que no son más aplicables a nosotros (Civil y ceremonial), pero hay otros que todavía si son aplicables a todas las naciones y que también son reiterativas en el Nuevos Testamento, siendo la homosexualidad uno de estos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. e-Sword
  • 2. Strong, J. (1996). “Concordancia ampliada de la Biblia: Muestra cada palabra del texto de la versión de inglés común de los libros canónicos, y cada caso de cada palabra en orden regular.” (Edición electrónica). (“The exhaustive concordance of the Bible: Showing every word of the text of the common English version of the canonical books, and every occurrence of each word in regular order”). (electronic ed.). Ontario: Woodside Bible Fellowship.

 

 

 

 
 
CARM ison