Matthew Vines, Levítico 18:22 y 20:13, y los cristianos no están bajo la Ley

Por, Matt Slick

  • Levítico 18:22: »No practiques la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con un hombre como si fuera una mujer. Es un pecado detestable. (Nueva Traducción Viviente).
  • Levítico 20:13: »Si un hombre practica la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con otro hombre como si fuera una mujer, ambos han cometido un acto detestable. Ambos serán ejecutados, pues son culpables de un delito de muerte. (Nueva Traducción Viviente).
  • El Sr. Vines dice: “Hebreos 8:13 declara que el pacto viejo está ahora 'obsoleto', ya que Cristo es el fundamento del nuevo pacto… Es cierto que Levítico prohíbe las relaciones sexuales entre hombres, también prohíbe una gran variedad de otras conductas, actividades, y comida que los cristianos nunca han considerado como prohibitivas para ellos. Por ejemplo, el capítulo 11 de Levítico prohíbe comer cerdo, camarones y langosta, lo cual, no es considerado por la iglesia como un pecado. El capítulo 19 prohíbe plantar dos clases de semilla en el mismo campo; usar ropa con dos tipos de materiales; y cortarse el cabello a ambos lados de la cabeza de uno. Los cristianos nunca han considerado algunas de esas cosas como conductas pecaminosas ya que la muerte de Cristo en la cruz liberó a los cristianos de lo que Pablo llama como “yugo de esclavitud”. No estamos sujetos a la vieja Ley”. (Énfasis agregado.)

Matthew Vines ha fallado en entender un principio importante en el libro de Levítico. Él no entiende que Dios trató con ciertas cosas, pero sólo para la nación de Israel, mientras que otras, son tratadas para otras naciones también. Al observar a quién se dirige Dios, podemos encontrar una respuesta a la interpretación del Sr. Vines, ¿o debería decir “homogesis”, lo cual es la interpretación de las Escrituras en línea con las presuposiciones homosexuales?

Solo para los judíos
“…habla a los hijos de Israel…”
Esta frase que designa instrucciones sólo para la nación de Israel. Ocurre en muchos lugares y es seguida por declaraciones e instrucciones tales como…
Para todos
“No vivas conforme a las costumbres de los pueblos que voy expulsando de delante de ti…” (Levítico 20:23).

  • Levítico 7:28-29: “Entonces el Señor le dijo a Moisés: 29 «Da las siguientes instrucciones al pueblo de Israel: cuando presentes una ofrenda de paz al Señor, lleva una parte como ofrenda al Señor. (Traducción en lenguaje actual).
  • Levítico 12:1-3: “El Señor le dijo a Moisés: «Da las siguientes instrucciones al pueblo de Israel: 2 si una mujer queda embarazada y da a luz un varón, será ceremonialmente impura por siete días, así como es impura durante su período menstrual. 3 Al octavo día, circunciden el prepucio del niño” (TLA)
  • Levítico 18:1-3: “Entonces el Señor le dijo a Moisés: 2 «Da las siguientes instrucciones al pueblo de Israel. Yo soy el Señor su Dios: 3 no se comporten como la gente de Egipto, donde ustedes vivían, o como la gente de Canaán, adonde los llevo. No deberán imitar su estilo de vida” (Traducción en lenguaje actual).
  • Levítico 18:24: »No se contaminen con ninguna de estas prácticas, porque los pueblos que estoy expulsando delante de ustedes se contaminaron haciendo todas esas prácticas. (TLA).
  • Levítico 20:23: No vivas conforme a las costumbres de los pueblos que voy expulsando de delante de ti. Yo los detesto debido a que hacen estas cosas vergonzosas. (TLA).

El contexto es que Dios está hablando a las personas que ha escogido; en otras palabras, está dirigiéndose solamente a Israel y no al resto de las naciones de la tierra (Deuteronomio 14:2). Es hacia Israel donde encontramos ciertas restricciones. En Levítico 11:2, Dios solo le hablaba a Israel acerca de prohibirles que comieran cerdo (Levítico 11:7), el camarón porque no tiene aletas ni escamas, así como la langosta (Levítico 11:10-12). Una vez más, en Levítico 19:2, Dios dice: “Dios ordenó a Moisés 2 que le diera este mensaje a la comunidad de Israel…” Es nuevamente en este capítulo donde Dios le dice a Israel acerca de los animales, de las semillas, y de la ropa: “Obedezcan mis mandamientos. Yo soy el Dios de Israel. »No crucen sus ganados con animales de otras especies. No siembren en un mismo campo distintas clases de semillas. No se pongan ropa tejida con distintas clases de hilo” (Traducción en lenguaje actual). Y en el v. 27 menciona lo del cabello: “No recorten las patillas de su cabello ni se afeiten la barba completamente…” Estas restricciones no son para todas las naciones, sino sólo para el pueblo de Israel. Sin embargo, Dios sí le menciona a Israel las otras naciones y las condena por sus acciones pecaminosas, y dentro de estas acciones condenadas por Dios, se encuentra la homosexualidad:

  • Levítico 18:22: »Nadie debe tener relaciones sexuales con otro hombre. Eso es algo que me repugna. (Traducción en lenguaje actual).

De forma sencilla, el Sr. Vines ha fallado en reconocer esta crítica diferencia; y debido a esto, su argumento es inválido.

Permítanme repetirlo. Estas son abominaciones que no solo aplicaban a Israel sino a todos. Considere lo siguiente:

  • Levítico 18:22-24: »Nadie debe tener relaciones sexuales con otro hombre. Eso es algo que me repugna. 23 »Todo el que tenga relaciones sexuales con un animal se volverá impuro. 24 »No hagan nada de esto, o de lo contrario, se volverán impuros. Los pueblos que ahora voy a expulsar del territorio que les voy a dar…” (Traducción en lenguaje actual).

Como puede ver, los pecados de las naciones anteriores a la de Israel incluían la homosexualidad y la bestialidad. Dios considero la homosexualidad de estas naciones como abominación para todos. Por lo tanto, el argumento de que los cristianos no están ya bajo la Ley, y que la condenación de Levítico se debe descartar, no funciona debido a que los que no pertenecían a la nación de Israel desde tiempos antiguos, no estaban bajo la Ley de Dios (no comer cerdo, camarón, langosta, mezclar la ropa, etc.), pero en contra del argumento del Sr. Vines, la homosexualidad era todavía llamada por su nombre: abominación. Pero no solo la homosexualidad sino también otras cosas eran llamadas abominaciones. ¿Debemos también descartarlas como abominaciones debido a que están en la Ley del Antiguo Testamento? Considere lo siguiente:

Finalmente, la Biblia dice:

  • Apocalipsis 21:27: “y jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero” (La Biblia de las Américas).

Posteriormente, el Sr. Vines admite que Levítico “prohíbe las relaciones sexuales entre hombres”. Entonces, lo que hace es tratar de hacer caso omiso de su prohibición al agrupar estas relaciones sexuales con leyes que tienen que ver con la alimentación y que no seguimos ahora, insinuando que tampoco necesitamos seguir la pureza sexual contenida en las leyes. Lo repito nuevamente: El Sr. Vines falla en ver la diferencia entre los mandamientos dados solo a Israel (como por ejemplo, las leyes en cuanto a la alimentación) y los mandamientos acerca de otras naciones, como la homosexualidad, la bestialidad, etc. De por sí, esto es enorme, pero existe otra falla por parte del Sr. Vines. Aparentemente no entiende los aspectos de la Ley en el Antiguo Testamento, ya sean los civiles, los sacerdotales y los de la moral.

A continuación hay algunos versículos tomados del libro de Levítico y que tratan con estas tres categorías de la Ley:

  1. Leyes civiles: Terminaron con la desaparición del gobierno civil de la nación de Israel.
    1. Derechos de propiedad (Éxodo 21, 22, 25).
    2. Prácticas de justicia (Levítico 24:17-23).
    3. En la redención de las propiedades (Levítico 25).
    4. Ser justos con el pobre (Levítico 19:15).
    5. No odiar en el corazón (Levítico 19:17).
    6. Ser justos en las medidas del peso y capacidad (Levítico 19:35).
    7. Robo, extorsión, falso testimonio y restitución (Levítico 6:1-7).
  2. Leyes ceremoniales: Terminaron con el cumplimiento de la obra sacerdotal de Cristo (Mateo 3:15).
    1. La variedad de ofrendas sacrificiales por el pecado (Levítico 1, 2, 3, 4, 5, 6).
    2. Deberes sacerdotales (Levítico 7).
    3. Animales limpios e inmundos en la alimentación (Levítico 11).
    4. Purificación de los leprosos (Levítico 14).
    5. La expiación (Levítico 16, 17).F. Reglamentos para los sacerdotes (Levítico 21, 22).
    6. Festivales (Levítico 23).
  3. Leyes morales: Hasta hoy, no han expirado, debido a que estas, se basan en el carácter de Dios: Levítico 19:2: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: “Seréis santos porque yo, el Señor vuestro Dios, soy santo” (La Biblia de las Américas).
    1. No jurar falsamente en el nombre de Dios. (Levítico 19:12).
    2. No maltratar al prójimo; no robar; ni dejar de pagarle a los trabajadores. (Levítico 19:13).
    3. No ser idolatras. (Levítico 26).
    4. No sacrificar sus hijos a Moloc. (Levítico 20). (Nota del Traductor: Moloc: Nombre de dios fenicio. Para rendirle culto se mataban niños y se le presentaban como ofrenda.)
    5. No cometer adulterio, incesto, bestialidad, etc. (Levítico 20).
    6. Amar a su prójimo como a sí mismo (Levítico 19:18).

Como puede ver, el libro de Levítico trata con muchos temas. Si como afirma el Sr. Vines, no estamos ya bajo la Ley y niega la condenación clara de Levítico acerca de la homosexualidad, ¿no debería también negar las enseñanzas levíticas que nos advierten contra hurtar, engañar y mentir (Levítico 19:11), robarle al prójimo y oprimirlo (Levítico 19:13), no chismear levantando falso testimonio contra nuestro prójimo (Levítico 19:16), odiar a su prójimo (Levítico 19:17), no tomar venganza (Levítico 19:18), tener balanzas, pesas y medidas justas (Levítico 19:36), sacrificar los hijos a Moloc (Levítico 20:1-5), cometer adulterio (Levítico 20:10), cometer incesto (Levítico 11-14) y practicar la bestialidad (Levítico 20:15-16)? Es sencillo, descartar un libro entero con el propósito de pretender deshacerse de la enseñanza contra la homosexualidad; pero no es fácil, ni bíblica no racionalmente justificarlo. Aquí no se está afirmando que los cristianos están bajo la Ley; de hecho, la Biblia afirma que aquellos que han muerto en Cristo, no están bajo la Ley (Romanos 6:6; 7:4). Sin embargo, el principio de escoger descansa a los pies del Sr. Vines, quien no quiere entender suficientemente el contexto bíblico, fallando así, en reconocer los aspectos diferentes de la Ley.

  • El sr. Vines dice: “…las prohibiciones acerca de las relaciones sexuales entre hombres sólo aparecen en Levítico, entre otras docenas de otras prohibiciones que los cristianos nunca han visto como aplicables a ellos”.

Si las relaciones sexuales entre el mismo sexo están o no prohibidas “sólo” dos veces en Levítico (Levítico 18:22; 20:13) y en ningún otro lugar del Antiguo Testamento, no niega el hecho de que esta práctica, es condenada. Aun así, la homosexualidad es mencionada en otros lugares del Antiguo Testamento, y nunca, en un contexto favorable:

  • Génesis 19:5: “Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos”.
  • Jueces 19:22: “Pero cuando estaban gozosos, he aquí que los hombres de aquella ciudad, hombres perversos, rodearon la casa, golpeando a la puerta; y hablaron al anciano, dueño de la casa, diciendo: Saca al hombre que ha entrado en tu casa, para que lo conozcamos”.
  • 1º Reyes 14:24: “Hubo también sodomitas en la tierra, e hicieron conforme a todas las abominaciones de las naciones que Jehová había echado delante de los hijos de Israel”.

Si Levítico condena la homosexualidad, como claramente hemos visto, ¿debemos entonces asumir que los demás versículos del Antiguo Testamento mencionados anteriormente, y negativamente, están realmente apoyando la homosexualidad? Esto no tiene sentido. El Sr. Vines afirma que, de hecho, la homosexualidad es condenada en el Antiguo Testamento, pero, ¿está diciendo que está bien en el Nuevo Testamento? Además, en ninguna parte de la Biblia, existe un solo ejemplo de la homosexualidad presentado en un contexto positivo. El hecho, es que está condenada universalmente en esta.

  • Romanos 1:26-27: “Por esa razón, Dios ha dejado que esa gente haga todo lo malo que quiera. Por ejemplo, entre ellos hay mujeres que no quieren tener relaciones sexuales con los hombres, sino con otras mujeres. 27 Y también hay hombres que se comportan de la misma manera, pues no volvieron a tener relaciones sexuales con sus mujeres, sino que se dejaron dominar por sus deseos de tener relaciones con otros hombres. De este modo, hicieron cosas vergonzosas los unos con los otros, y ahora sufren en carne propia el castigo que se buscaron” (Traducción en lenguaje actual).
  • 1ª Corintios 6:9: “No se dejen engañar. Ustedes bien saben que los que hacen lo malo no participarán en el reino de Dios. Me refiero a los que tienen relaciones sexuales prohibidas, a los que adoran a los ídolos, a los que son infieles en el matrimonio, a los afeminados, a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres…” (TLA).
  • 1ª Timoteo 1:10: “Son para los que tienen relaciones sexuales prohibidas y para los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres…” (TLA).
  • Judas 1:7: “Algo parecido les sucedió a los que vivían en Sodoma y Gomorra, y en las ciudades cercanas. Los que vivían allí pecaron y practicaron todo tipo de relaciones sexuales prohibidas. Por eso Dios los castigó y los arrojó al fuego que nunca se apaga, para que sufran allí. Que esto sirva de advertencia para todos nosotros” (TLA).

El Sr. Vines no está profundizando las Escrituras, ni tampoco tiene un entendimiento suficiente de la teología bíblica. Y no lo estoy insultando. Simplemente le informo al lector de la situación. Aunque reconozco el intento del Sr. Vines al tratar con temas bíblicos de una forma inteligente, simplemente, ha perdido el camino. Sin embargo, él continúa en el mismo punto, de tratar de negar la condenación de la homosexualidad en Levítico al pretender incluirla en las leyes alimentarias.

  • El Sr. Vines dice: “El enfoque defectuoso en el cristianismo, por cerca de dos milenios, ha sido ver las cientos de reglas y prohibiciones de forma particular en la Ley Antigua, como habiendo sido cumplida por la muerte de Cristo, y no hay una buena razón del por qué, Levítico 18:22 y 20:13 deben ser las excepciones de esa regla”.

Una vez más, el Sr. Vines falla en distinguir entre lo que es, específicamente ordenado por Dios para la nación de Israel (como por ejemplo en Levítico 11:2 y Deuteronomio 14:2), y lo que no está limitado solo a Israel, incluyendo la homosexualidad por la cual, las naciones antes de que llegara Israel habían profanado la tierra (Levítico 18:24). Por lo tanto, la homosexualidad es un pecado, aplicado universalmente a todas las naciones, mientras que las leyes de animales limpios e inmundos, el sexo durante la menstruación, los ritos de purificación, etc. no son aplicables. Y el Sr. Vines ha fallado en reconocer esta distinción. Por lo tanto, su argumento no es válido.

Otro problema para el Sr. Vines

Además, en la medida en que él trata de que Levítico no aplique a los cristianos, él tiene otro problema.

  • El Sr. Vines dice: “Bueno, parece que ahora el caso es finalmente cerrado. Aunque los versículos de Levítico no aplican a los cristianos, tenemos a Pablo en el Nuevo Testamento enseñando explícitamente la inaceptabilidad, la pecaminosidad de relaciones sexuales con el mismo sexo. Y aunque Pablo solo habla de conducta lujuriosa, y no de relaciones amorosas, él califica las uniones con el mismo sexo como antinaturales. Las cuales están fuera del diseño natural de Dios, el cual está establecido en Génesis 1 y Génesis 2, y es un diseño natural totalmente heterosexual. Así que, incluso, si una relación sexual con el mismo sexo es amorosa y entregada, es pecado. Esa es la interpretación tradicional de Romanos 1:26-27”.

El Sr. Vines dice: “…los versículos de Levítico no aplican a los cristianos...” Si este fuera el caso, ¿por qué entonces la cita de Levítico en muchos lugares del Nuevo Testamento aplica a los cristianos hoy?

Levítico 19:2: “Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios”. 1ª Pedro 1:16: “porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo”.
Levítico 19:18: “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová”. Mateo 22:39: “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
Levítico 26:12: “y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo”. 2ª Corintios 6:16: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo”.

¿Debemos descartar Levítico, junto con la idea de ser santo, de amar a nuestro prójimo  y que Dios caminará entre nosotros en la Persona de Jesús? ¡Claro que no! Con decir que no estamos bajo la Ley (de la forma como lo hace el Sr. Vines), muestra una profunda ignorancia teológica. Existen ciertos aspectos de Levítico, los cuales ya no son más aplicables a nosotros (como explicamos anteriormente), pero existen otros que sí son aplicables, y estos, se repiten en el Nuevo Testamento. Estas son las advertencias morales que aplican a toda persona en toda nación: Y la prohibición de la homosexualidad es una de ellas.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison