Mauricio J. Torres Molano

Mauricio Javier Torres Molano, nació en Colombia, en la ciudad de Cali (Valle), en julio 3, 1976 y fue criado en Bucaramanga (Santander). Actualmente y desde hace 13 años, Mauricio vive en Orlando, FL, E.U.

Desde muy pequeño se interesó en lo oculto y lo misterioso. Estuvo involucrado en la metafísica, debido precisamente a una falta de dirección espiritual. Empezó a leer la Biblia a los 15 años y sabía que había algo más para su vida. Mauricio confiesa que Dios lo ha librado de muchas cosas; estuvo involucrado en accidentes que le hubieran costado su vida y Dios, milagrosamente lo ha salvado sin haber tenido, por parte de él, un conocimiento especial de Dios (Isaías 45:4-5).

Viajó a los Estados Unidos donde conoció de Cristo hace 6 años. “Escuché Su voz audiblemente”, dice Mauricio y a partir de ese encuentro, su vida cambió. Se congregaba en una iglesia cristiana y su sed por Dios crecía más. Después de casi cuatro meses de su conversión, escuchó nuevamente Su voz el día de uno de sus cumpleaños (Isaías 13:1-4) y declara que, “Honestamente no logró entender Su mensaje. Pero espero en Él”.

En la medida en que su sed por Dios crecía, empezó también a ver el poder de Dios moviéndose en sanidad, liberación, discipulado, enseñanza, escuela bíblica, etc. Deseaba ver el poder de Dios delante de sí y así pasó.

Estudió Teología. Cuenta con un Asociado y un bachillerato en Demoniología y Escatología. Estudió en la Reina Valera, las Cartas Paulinas. Actualmente continúa preparándose.

Es ministro en la iglesia El Rey Jesús, en Orlando y una de las sedes del Pastor Guillermo Maldonado. Después de un ayuno de 3 días, Dios le confirma el llamado al ministerio (Isaías 42:6-7; Filipenses 3:14); aunque ya lo había hecho antes, le faltaba agudizar su oído y poner su mirada en las cosas espirituales.

De acuerdo a Mauricio, Dios ha venido utilizándolo en profecía. Aunque al principio tuvo miedo, lo aceptó rindiéndose todo a Él.

Mauricio tiene un hijo de 5 años y está muy contento de dar sus dones y todo lo aprendido al servicio del Cuerpo de Cristo y todo lo que esto conlleva para el desarrollo de los miembros de este Cuerpo.

Le damos gracias a Dios por haber permitido que MIAPIC conociera a Mauricio, con quien hemos tenido la oportunidad de compartir de sus conocimientos, los cuales nos ofreció para colaborarnos en la página con diferentes artículos y ayuda para responder correos.

¡Bienvenido a este equipo de trabajo Mauricio!

 

 

 

 
 
CARM ison