Me falta creer en Dios

Por, Matt Slick

La declaración “Me falta creer en un dios” se está convirtiendo en una posición muy común entre los ateos. En discusiones con ellos me comentan que les falta creer en Dios de la forma como les falta creer en unicornios rosados. En otras palabras: Ellos no tienen ninguna posición, no toman alguna acción intelectual y no tienen alguna creencia o no creen simplemente en lo que a Dios se refiere. Para ellos, esto no es un tema. Aún cuando esto pueda parecer sensible para algunos, el problema es que una vez Ud. se encuentra metido en una idea, no puede mantenerse neutral acerca de esta idea. Invariablemente hará un juicio acerca de la misma una vez haya sido introducida en Ud. Puede rechazarla como ridícula, considerarla como una posibilidad, aceptarla o considerar todas estas posibilidades. Pero no puede regresar a una posición debido a una falta de creencia, si esta falta de creencia se define como un compromiso no intelectual o una falta de acción con relación a la creencia. Aún cuando admito que un ateo puede afirmar que le falta creer aún después de haber sido expuesto a una idea y contemplar su racionalidad, aún así, afirmo que se requiere alguna clase de posición.

Vamos a escoger a un bebé que no tiene consciencia del concepto de los unicornios rosados invisibles. Posteriormente, en el camino de la vida, cuando el bebé madure y le sea presentado el concepto, él o ella aceptará o no la existencia de los unicornios rosados invisibles, los rechazará o no como una noción ridícula, se burlará de ellos o los desestimara, sin estar seguro de ellos, esperará manteniendo su juicio a raya para más tarde, etc. De cualquier forma, él o ella desarrollarán una posición acerca del concepto de los unicornios rosados invisibles. Él o ella tienen que hacer algo con el concepto una vez que haya sido expuesto a éste, sin continuar en un estado de falta-de-creencia o de falta-de-consciencia de la mente debido al hecho en sí de que alguna clase de acción intelectual debe ocurrir con relación a esto, sin que él o ella pueda dejar de ser afectado(a) por el concepto.

No obstante algunos podrían decir que posponer el juicio para más tarde es ser “ateo” con relación a los unicornios rosados invisibles y por lo tanto, esto sería como sostener la posición atea de “falta de creencia”. Pero como ya dije antes, después de que una persona ha sido expuesta a un concepto, deberá tomar una decisión acerca de ese concepto incluso si esto se hace para negar el juicio. En otras palabras: se toma una posición. Ésta, no es la misma que regresar a un estado de no consciencia. Suspender la creencia en un tema es resistir el juicio de ésta hasta que más información pueda ser conocida. Esto es agnosticismo, no es ateísmo. Aquí se admite que no toda la información es conocida, por lo tanto y lógicamente, requiere la posibilidad de la existencia de aquello que está siendo considerado. Esto es algo que los ateos, por definición, no hacen; más bien, es el agnóstico el que hace esto. El agnosticismo es en parte, la posición de la “suspensión de la creencia” la cual es sostenida hasta que más información sea adquirida.

¿Qué pensaría Ud. si yo dijera que hay una fábrica de helados en Júpiter? ¿Consideraría la idea como una seria posibilidad? ¿O la desecharía rápidamente como un absurdo extravagante? ¿Requeriría evidencia para esta idea? ¿O súbitamente sentiría deseo para ir a Júpiter para conseguir algún Cono Jupiteriano? ¡Claro! La idea de una fábrica de helado en Júpiter es ridícula, y nosotros sabemos automáticamente esto. Así, que naturalmente hacemos un juicio acerca de esto. Sin embargo, nosotros no podemos permanecer en un estado de falta de creencia con relación al concepto una vez nos han introducido en éste. Lo designamos a la categoría de esto-es-ridículo.

Esta es la razón del por qué la defensa de “falta de creencia” que escuchamos de los ateos no es lógica ya que esta ignora la realidad de que las personas categorizan conceptos que van desde el nivel de aceptación total hasta el nivel de rechazo total. Está en nuestra naturaleza hacer esto. Nosotros no hacemos nada con la información.

¿Es ateo mi gato?

Por el hecho de que a los animales les falta creer en Dios, ¿son ateos? ¿Deberíamos incluir a los niños, las plantas, las rocas, el agua, el aire y hasta los mismos ateos en la categoría del ateísmo debido a que les falta creer en Dios? ¡Claro que no!

Yo tuve un gato llamado Punchface. Éste era un hermoso gato con largo cabello blanco y ojos azules. Era muy listo y puedo agregar: fenomenal. Podía jugar "corre que te pillo", traer y llevar cosas, jugar a las escondidas, capturar ratones con habilidades olímpicas y disfrutar un episodio de Viaje a las Estrellas conmigo. Defendería totalmente el hecho de que este gato tenía tremenda personalidad. Pero aún cuando era tan brillante le faltaba creer en Dios. Yo lo podía sentar al frente de mí, hacer que me mirara a los ojos y decirle: “Punch hay algo de que lo que necesito hablarte y es de Dios. Verás, Dios es el ser que creó el universo y todas las cosas en éste, incluyéndote a ti y a mí.” Claro está que después de decir esto, Punch probablemente diría, “miau” y salir a perseguir una pelusa movida por el viento. Este gato no tenía para nada el concepto de Dios. ¿Significa esto que mi querido gato Punchface era un ateo? ¡Claro que no! Él simplemente era un gato, aún cuando era brillante.

De todas formas, el ateo afirmará que la posición de “falta de creencia” se refiere solamente a los seres sensibles. Esta sería una posición necesaria, considerando que los gatos no pueden ser ateos; esto es, ellos no pueden tomar una decisión para aceptar o negar la existencia de Dios. Por lo tanto, el ateo deberá corregir su declaración y redefinirla: “Como persona, me falta creer”, o “He decidido no tener creencia en Dios” o “La falta de creer en Dios es una posición sólo para seres sentimentales”. Esto negaría a mi gato la inclusión en estas declaraciones ya que describir una posición atea como simplemente “falta de creencia” es muy amplia.

Realmente, ¿cuál es esta posición de "falta de creencia"?

La falta de creencia—en mi opinión—es realmente un intento de los ateos para evitar la confrontación y defender los problemas que tienen desde su posición atea. Verá: si ellos dicen que no tienen posición al decir que les falta creer, entonces, la posición de ellos no está abierta ni al ataque ni al examen, y tranquilamente, ellos pueden permanecer ateos.

Sin embargo, el problema para los ateos es que el ateísmo es objeto de ataques más serios tanto por parte de los cristianos como de otros que reconocen sus problemas y los exponen. Sin duda, existen muchas más personas que creen en Dios (o un dios) que aquellos que no; y más y más cristianos están luchando contra el ateísmo por su situación insostenible. Si la mayoría cree, eso no significa que es correcto; pero el aumento en el examen sobre el ateísmo hace más difícil para que los ateos defiendan la posición de ellos. Parece ser que esto también explica el por qué los ateos se están volviendo más agresivos en sus ataques contra el teísmo en sus formas diferentes. Existe una batalla intelectual que se está llevando a cabo y en ambos lados—tanto en la defensiva como en la ofensiva—se están tomando medidas. Al final, la verdad será conocida y el ateísmo se extinguirá.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison