Ministros de iglesias no pueden rehusarse a celebrar matrimonios del mismo sexo

Por, Matt Slick

Una opinión legal de Barrister Ian Bassett, de “Primero la Familia” (Family First), de Nueva Zelanda, describe el proyecto de ley que modifica el matrimonio, y si es sancionado como ley, tendría los siguientes efectos:

  1. Quienes celebran matrimonios (incluyendo a los ministros de iglesias), ejerciendo su función pública, estarán en violación de la ley de derechos de Nueva Zelanda, y la ley de derechos humanos de 1993, si se rehúsan a celebrar su función pública como oficiantes de matrimonios por razones de una pareja del mismo sexo que busque casarse.
  2. Ministros de iglesias, oficiantes de matrimonios, ancianos o líderes de iglesias, fotógrafos y entidades de servicio, o cualquier persona o entidad que suministren servicios al público, estarán en violación de la ley de derechos humanos de 1993, si se rehúsan a suministrar servicios a una pareja que quiera casarse, por razón de ser pareja del mismo sexo.
  3. Agencias de adopción y hoteleros, y cualquier otra persona o entidad que suministre servicios al público, estará en violación de la ley de derechos humanos de 1993, si se rehúsan a suministrar servicios a una pareja que quiera casarse, por razón de ser pareja del mismo sexo.

La comisión de derechos humanos había emitido anteriormente una declaración en su página web de que, “…funcionarios y líderes religiosos son libres de rehusar celebrar matrimonios que no estén de acuerdo con sus creencias religiosas”.

La opinión legal de Ian Bassett, dice que el punto de vista de la comisión de derechos humanos, está legalmente equivocada.

En principio, Grant Illingworth QC, está de acuerdo con la opinión legal suministrada por Ian Bassett.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison