¿Mintió Jesús acerca de hablar sólo en las sinagogas y el templo?

Por, Matt Slick

  • Juan 18:20: “Jesús le respondió: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto”.
  • Mateo 5:1-2: “Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. 2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo”.
  • Mateo 13:1-3: “Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. 2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. 3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.”.

¿Mintió Jesús a los judíos a sabiendas y con propósito? En Juan 18:20, Jesús dijo que siempre había enseñado en las sinagogas y en el templo, pero también sabemos que Él enseñó en un monte (Mt 5:1-2), desde una barca (Mt 13:1-3), y muchos otros lugares. Por lo tanto, ¿estaba Jesús mintiendo? No, Jesús no estaba mintiendo.

El supuesto problema descansa en la definición de "siempre". ¿Significa esta definicón, "sin excepción" debido a que este es el único sentido en el cual la supuesta contradicción parece descansar?

La palabra “siempre” es “pántote”, y ocurre unas 42 veces en el griego del Nuevo Testamento. Cuenta con diferentes significados dependiendo del contexto. A continuación mencionamos algunos de sus usos:

  1. Esta palabra puede significar “sin excepción”:
    1. Jesús estará siempre con los cristianos: “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mt 28:20).
    2. Jesús siempre hace lo que le agrada al Padre: “Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada” (Jn 8:29).
    3. Jesús siempre es escuchado por el Padre: “Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado” (Jn 11:42).
  2. Esta palabra puede significar “frecuentemente”:
    1. Un hijo siempre estará con el padre: “Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas” (Lc 15:31).
    2. Lucas 18:1: “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar”.
    3. 1ª Corintios 15:58: “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”.
    4. Efesios 5:20: “dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo”.
    5. Filipenses 1:3: “Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros”.
    6. Colosenses 1:3: “Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo”.
    7. 1ª Tesalonicenses 5:16: “Estad siempre gozosos”.
  3. Otros
    1. Juan 6:34: “Le dijeron: Señor, danos siempre este pan”.
    2. Juan 7:6: “Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo siempre está presto”.

Por lo tanto, la supuesta contradicción descansa al afirmar que el uso de la palabra, por parte de Jesús, significa “siempre” en el sentido de, “sin excepción”. ¿Pero cómo se puede demostrar que este sea el caso? No se puede; ya que la palabra es usada por Jesus para indicar “frecuentemente”, como está registrado en Lucas 15:31 ("Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas"), y Lucas 18:1 ("También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar".) También es usada por Pablo en el mismo sentido en 1ª Corintios 15:58 ("Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano"); Efesios 5:20 ("dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo"); Filipenses 1:3 ("Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros"); Colosenses 1:3 ("Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo"); 1ª Tesalonicenses 5:16 ("Estad siempre gozosos").

En discusiones y afirmaciones, es común tratar de señalar un punto usando la exageración. Una esposa le dice a su marido: “Nunca me escuchas”. ¿Está queriendo ella decir que, “nunca o en ningún caso” el marido la escucha? ¡Claro que no! Considere la siguiente declaración: “Ud. siempre exagera las cosas”. ¿No hemos usado todos esta clase de frases para señalar un punto, sin pretender decir esto que se tiene que tomar literalmente? En alguna ocasión, las hemos usado, pero, ¿significa esto que estamos mintiendo a sabiendas, con un propósito? No. Estamos exagerando para querer señalar un punto.

Jesús lo hizo en Juan 12:8, cuando dijo: “Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis”. Él les hablaba a los discípulos, a Lázaro y a Marta. Usó la palabra “siempre” en el sentido de que los pobres estarían habitualmente con ellos; no literalmente con ellos. ¿Estaba Jesús mintiendo aquí? No; Él estaba usando la palabra de la forma como lo hacemos nosotros.

Además, la forma de responder de los judíos era un poco diferente que la nuestra ahora. Considere Marcos 4:10: “Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola”. ¿Cómo podría estar Jesús “solo” si Sus discípulos estaban con Él? Es simple; los judíos en la antigüedad hablaban en forma diferente a como nosotros lo hacemos. Por lo tanto, y en estos casos, no es justo imponer nuestros modelos lingüísticos y afirmar que existen contradicciones o mentiras por parte de Jesús.

Por lo tanto, la afirmación de una contradicción no puede ser sostenida, debido a que la palabra “pántote” tiene significados diferentes en contextos diferentes, y no se puede afirmar que Jesús sólo quería usarla literalmente en Juan 18:20, debido a que Él con frecuencia la usó en un sentido no literal.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison