Monarquianismo

El Monarquianismo (de mono “uno” y arche “gobernar”) fue un herejía con relación a la naturaleza de Dios que se desarrolló en el siglo segundo D.C. Se levantó como un intento para sostener el Monoteísmo y refutar el Triteísmo; desafortunadamente, también contradice la doctrina ortodoxa de la Trinidad. El Monarquianismo enseña que hay un Dios en una persona: el Padre. La Trinidad enseña que hay un Dios en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La Trinidad es monoteísta, no politeísta como algunos de sus críticos aseguran. El Monarquianismo fue dividido en dos grupos principales: los monarquíanos dinámicos y los monarquíanos modales.

El Monarquianismo Dinámico enseña que Dios es el Padre y que Jesús es sólo un hombre, negando la subsistencia personal del Logos y que el Espíritu Santo es una fuerza o presencia de Dios el Padre. Los grupos actuales que caen dentro de esta categoría son los Testigos de Jehová, los Cristadelfianos y los Unitarios. Adicionalmente, algunos antiguos monarquíanos dinámicos fueron también conocidos como Adopcionistas, los cuales enseñaron que Jesús fue probado por Dios y después de pasar esta prueba y en Su bautismo, se le concedieron poderes sobrenaturales por Dios y fue adoptado como el Hijo. Maestros antiguos del Monarquianismo Dinámico fueron Teodocianos, Tanner en Bizancio alrededor de 190 D.C. y Pablo de Samosata un obispo de Antioquía en Siria, alrededor del 260 D.C.

El Monarquianismo Modal enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son sólo modos de la única persona la cual es Dios. En otras palabras, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son personas simultáneas y separadas, sino modos consecutivos de una sola persona. Praxeas, un sacerdote de Asia Menor, enseñó esto en Roma alrededor del 200 D.C. Grupos modernos en esta categoría general son los Pentecostales Unitarios conocidos como las Iglesias Pentecostales Unidas y Apostólicas Unidas. Sin embargo, los Modalistas sostienen actualmente que el nombre de Dios es Jesús. También requieren el bautismo para salvación “en el nombre de Jesús” no en “el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison