¿Negarás a Cristo?

Una amiga estuvo de vacaciones haciendo varios recorridos a pueblos durante una Semana Santa, y muy aterrada me contaba cómo en un desfile vio a varios hombres golpeando su espalda con un lazo que parecía ser de cuero y en la punta, un círculo metálico, ¡si tan solo estas personas comprendieran el perfecto amor de Dios a través de Su Hijo Jesucristo, dejarían de flagelar su cuerpo!

  • “Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos, 27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.” (Hebreos 7:26-27)

Está muy claro cuando esta Palabra dice que sólo Jesús pudo cumplir un sacrificio perfecto al ser clavado en esa Cruz de madera. Ya no se necesita ningún tipo de sacrificio, pues Él fue abatido, molido y golpeado por nuestros pecados y al entregarse en redención por toda la humanidad, ya no es necesario que alguien haga sacrificios; como esos hombres que se flagelaron. Es tal el desconocimiento de la verdad de Dios demostrando una falta de interés por escudriñar la Palabra y encontrar la verdad, que todavía después de 2.000 años vemos en algunas partes del mundo esta clase de actos; dolorosos, tanto para el que lo hace como para el que lo ve.

Salgamos de la oscuridad que produce daño permanente a nuestro cuerpo y nuestro espíritu al querer hacer obras para Dios pensando agradarlo, cuando lo que hacemos es negar la presencia de Cristo y Su fin como único Señor de nuestra fe.

  • “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. 5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” (1ª Timoteo 2:4-5).

¡NO LO OLVIDES!

 

 

 

 
 
CARM ison