¿No nos da Dios profetas hoy día?

Por, Matt Slick

Correo electrónico: Ud. no comprende que la IJSÚD cree en los profetas de hoy, así como la Biblia dice que la iglesia verdadera está supuesta a tener.

Respuesta: La Biblia dice que ya no hay más profetas. Lucas 16:16 dice que la ley y los profetas fueron hasta Juan el Bautista (“La ley y los profetas llegaron hasta Juan. Desde entonces el reino de Dios es proclamado, y cada uno entra en él con violencia”). El Antiguo Testamento tiene dos secciones: la ley (Desde Génesis hasta Deuteronomio), y los profetas (todos los demás libros del Antiguo Testamento). Jesús se estaba refiriendo a las sección de los profetas del Antiguo Testamento en Lucas 16:16. Ahora, se nos presentan tres opciones.

La primera: Esto puede significar que la “dispensación” del Antiguo Testamento a la que Jesús se estaba refiriendo era hasta Juan el Bautista. La segunda: Esto podría significar que la Escritura del Antiguo Testamento escrita por profetas fue hasta Juan el Bautista. En otras palabras, esto significaría que no hay más Escritura escrita por profetas. La tercera: Podría significar que la sección de los profetas en el Antiguo Testamento no tiene más validez. Pero esa última opción no puede ser cierta.

En el mormonismo cualquiera de las dos primeras opciones es problemática porque en el mormonismo, se ha supuesto que José Smith es un profeta, el cual escribió nueva “escritura”. Por lo tanto, de cualquier forma, la afirmación del mormonismo, de tener profeta y “escritura” adicional es invalidada por las mismas palabras de Jesús.

La verdad es que Dios nos dio profetas (Antiguo Testamento) y apóstoles (Nuevo Testamento) para el establecimiento de Su iglesia. Los profetas señalaron a Jesús con anticipación. Los apóstoles señalaron a Jesús hacia atrás; pero ahora, Dios nos habla sólo a través  de Su Hijo.

  • Hebreos 1:1-2: “Habiendo Dios hablado en el tiempo antiguo muchas veces y de muchas maneras a los padres por los profetas, 2 en estos postreros días nos habló por medio del Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por el cual también hizo el universo”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison