Ocho razones del por qué necesitamos la Apologética

Existen muchas razones del por qué necesitamos la apologética.

Primera y más obvia razón: Se nos ordena defender la fe:

  • 1ª Pedro 3:15 dice: “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;”

Segunda: Necesitamos la apologética porque ayuda al cristiano a conocer su fe. Esto es algo que tristemente falta entre los creyentes. Muchos no conocen acerca de su fe, y mucho menos son capaces de describir la Trinidad, las dos naturalezas de Cristo, Su resurrección física o aun explicar la diferencia entre justificación y santificación. La apologética ayudar a definir y a defender cuál es la verdad del evangelio.

Tercera: La apologética es un intento para mantener a las personas fuera del infierno. Dios se toma el pecado muy en serio y Él castigará a aquellos que se rebelen contra Él y que no estén cubiertos por la sangre de Cristo. Como cristianos debemos estar motivados para presentar la verdad de la salvación en Jesús. No debemos quedarnos de brazos cruzados e ignorar el dilema de aquel que no es creyente. Necesitamos decirle que el pecado es real así como Dios es real, y que quebrantar la Ley de Dios tiene una consecuencia. Debido a que todos hemos pecado no podemos guardar la Ley de Dios perfectamente. Además, no podemos deshacer la ofensa hecha a un Dios infinitamente santo porque no somos ni infinitos, ni santos. Por lo tanto, lo único que nos queda es caer bajo el juicio de Dios. Pero Dios nos ha suministrado una forma para escapar a ese juicio. Esta es la razón por la que Dios se hizo hombre en la persona de Jesús. Él afirmó ser Dios (Juan 8:24, 58; comparar con Éxodo 3:14). Jesús llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz (1 P 2:24). Al creer en Cristo para perdón de nuestros pecados, seremos apartados del justo juicio de Dios sobre el pecador. La salvación no se encuentra en el budismo, el islam, el relativismo, o en uno mismo: Se encuentra sólo en Jesús. No solo necesitamos defender la Palabra de Dios y la verdad, sino también presentar el evangelio a todas las personas para que así puedan escapar del juicio que ha venir sobre toda la humanidad.

Cuarta: Necesitamos hacer apologética para contrarestar la mala imagen que el cristianismo ha recibido en los medios de comunicación y en la cultura en general. Gran número de pastores han sido investigados o están siendo investigados por evasión de impuestos, malversación de fondos, etc. Estas son algunas de las razones usadas por los medios de comunicación que están muy inclinados contra el cristianismo y quienes promueven opiniones negativas en todo lugar.

Quinta: Necesitamos la apologética debido a que existe una amenaza constante de apostasía en la iglesia cristiana visible. Tal es el caso con la denominación Iglesia Comunidad Metropolitana, la cual en forma abierta defiende la homosexualidad en franca violación de la Escritura (Ro 1:18-32). De igual forma desde el 2002, la Iglesia Luterana Evangélica se encuentra en riesgo de apostasía al considerar la idea de aceptar relaciones homosexuales dentro de su Iglesia:

  • La Iglesia Unida de Cristo estableció un fondo de becas por valor de $ 500.000 dólares para seminaristas maricas y lesbianas y exhortó a otras denominaciones a que aceptaran a los homosexuales.” (La Iglesia Unida Establece una Beca Homosexual, CLEVELAND, Junio 16 de 2000, AP Online via COMTEX).
  • A La suprema corte de la Iglesia Metodista Unida se le pidió en días pasados que reconsiderara la prohibición de nombrar clérigos homosexuales.” (“Se le pidió a la corte de la Iglesia Metodista Unida que decida el nombramiento de clérigos homosexuales”, NASHVILLE, Tennessee, Octubre 25 de 2001, AP WorldStream via COMTEX).

Tales ejemplos son una demostración de la necesita suprema de defender la verdad bíblica dentro de esas Iglesias que afirman ser cristianas.

Sexta: Necesitamos la apologética por la proliferación de falsas enseñanzas en el mundo. El mormonismo enseña que Dios fue un hombre en otro mundo, que trajo con él a una de sus esposas diosa a este mundo, que producen hijos espirituales que nacen en cuerpos humanos de bebés y que Usted tiene el potencial de convertirse en un dios de su propio mundo. Los testigos de Jehová enseñan que la Trinidad no existe, que Jesús es el Arcángel Miguel, que no existe el infierno y que sólo 144.000 personas irán al cielo. El ateísmo niega la existencia de Dios, ataca abiertamente al cristianismo y está ganando terreno es la vida pública y en los colegios. El islam enseña que Jesús no es Dios en carne, que no resucitó de entre los muertos y que Él no expió nuestros pecados. Enseña que la salvación está parcialmente basada en las obras del ser humano y parcialmente en la decisión de Alá para que la persona sea o no salva. Enseña que el Espíritu Santo es el ángel Gabriel (Sura 2:97; 16:102); que jinn son seres creados que no pueden ser vistos (51:56), hechos de fuego (15:27; 55:15); y que Mahoma fue más grande e importante que Jesús. Aún dentro de la misma iglesia cristiana existen falsas enseñanzas. Esto lo podemos ver tanto dentro como fuera de la iglesia, cómo los creyentes son bombardeados con falsas enseñanzas ―y los no creyentes― en todo el mundo.

Séptima: El aumento de la inmoralidad en los Estados Unidos es una amenaza no sólo para la sociedad sino también para el cristianismo. Este es un tema importante ya que una sociedad inmoral no puede durar mucho tiempo. El grupo "Barna Research" muestra en sus estadísticas que el 64% de los adultos y el 83% de los adolescentes dicen que la verdad moral depende de la situación en la que Ud. se encuentra. El 19% de la población adulta cree que “toda idea de pecado está pasada de moda”. El 51% cree que “si una persona es realmente buena, o que hace mucho bien, él/ella se merece un lugar en el cielo.”

Cuando la moral en una sociedad falla, la sociedad cae. Solo observe lo que le pasó a la antigua Roma, Grecia o los casos del presente: Enron, Watergate y los escándalos internos de la Casa Blanca. La inmoralidad se filtra en todas las áreas de nuestra cultura. Considere lo siguiente: En el New York Times En Línea, en el artículo “Con los Juegos de Havoc, Los Hombres Serán Niños” (“With Games of Havoc, Men Will Be Boys”), el autor, Warren St. John, entrevista algunos jugadores de lo que él dice es una video juego muy popular. Unos de los hombres jóvenes dice: “Lo que me gusta hacer es meterme en el carro, manejar por ahí y hacer algunos disparos mientras manejo. Ud. puede sacar a alguien de su carro y golpearlo, robar su dinero y también su carro. Es divertido que Ud. tenga esa habilidad…” Un publicista de Long Island dice que el atractivo del video se reduce “a ver la cantidad de muertes”. No todos los juegos de video son violentos, pero el hecho de su popularidad y de que no sólo los jóvenes están siendo entrenados por estos juegos es muy preocupante.

No estamos abogando por un gobierno teocrático administrado por cristianos pomposos que visten trajes negros con blanco y que usan sombreros altos. Pero este tipo de tendencias sociales son preocupantes, y las mismas reflejan un declive moral no sólo en los Estados Unidos sino en cualquier lugar del mundo, donde lo bueno es, además de prohibido, llamado malo y lo que es malo, además de incentivarlo, es llamado bueno. Dios nos dice en Filipenses 4:8: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” No podemos ignorar la Palabra de Dios sin una consecuencia.

Octava: Necesitamos la apologética a que los colegios no son nada amistosos con el cristianismo. Como cristianos nuestra experiencia en colegios no cristianos es la de un fuerte despertar a la hostilidad no provocada que existe en estas instituciones donde los profesores filósofos, los de historia y aún los de arte toman posiciones contra el cristianismo. Don Feder en su artículo titulado “Fighting Censorship, PAW Does it Its Way” del 22 de Septiembre de 1993 en el “Conservative Chronicle”, dice que en algunas de las bibliotecas de colegios de bachillerato, se incluían libros titulados como “El Gozo Sexual Homosexual” (“The Joy of Gay Sex”) y “Cómo Hacerle el Amor a una Mujer Soltera” (“How to Make Love to a Single Woman”). Existe una serie de ilustraciones desde los grados primero a sexto la cual promueve la Nueva Era y lo oculto; un programa de educación acerca de drogas bastante controversial llamado Quest, el cual le dice a los estudiantes que sólo ellos pueden decidir si está bien o no usar drogas: así como también textos que dirigen a los estudiantes a fantasear acerca de suicidios, ataques a la religión y socavar la autoridad familiar. A continuación hay un correo electrónico que representa la hostilidad de los colegios seculares:

Nuestra hija ha adquirido un corazón ateo desde que dejó la casa y asiste a la universidad. Parece que los libros en la universidad alimentan a los ateos ya que estos se encuentran llenos del filosófico contra Dios. Ya son cuatro años que lleva en la universidad, y una de las últimas veces que tuvimos oportunidad para hablar con ella, nos dijo que ya no piensa más acerca del pecado o del cielo o del infierno porque, según ella, estos no existen. Ella dijo que cuando era joven y le pidió al Señor que entrara en su corazón, no sabía lo que estaba haciendo ya que los niños hacen las cosas que les dicen.”

El hecho es que el cristianismo se encuentra bajo ataque alrededor del mundo, y necesitamos pelear la buena batalla de la fe sin retroceder. Necesitamos la apologética para dar explicaciones racionales, inteligentes y relevantes de la viabilidad del cristianismo a los críticos y prejuiciados que buscan socavar la enseñanza de nuestro Señor Jesús.

Si existe un momento en que se necesite la apologética, éste es el momento.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, 中文

 

 

 

 
 
CARM ison