Para la resurrección, no existen registros diferentes al de la Biblia

Por, Matt Slick

Primero: Decir que para la resurrección no existen registros diferentes al de la Biblia, no invalida la resurrección. Los documentos del Nuevo Testamento, especialmente los evangelios, fueron escritos por testigos o bajo la dirección de testigos antes de la muerte de los apóstoles. Por lo tanto, había suficientes personas que pudieron haber refutado los registros de las apariciones de Cristo posteriores a la crucifixión. Debemos entender que los evangelios son documentos históricos y que son confiables.

Segundo: No es acertado decir que no existen registros extra bíblicos de la resurrección de Cristo. Existen otros historiadores que han escrito acerca de esta. Sin embargo, el problema con la mayoría de ellos es que no son contemporáneos de Jesús. Estos escritos son después del hecho. Por lo tanto, y de acuerdo a los críticos, esto tiende a invalidar la credibilidad de estos registros extra bíblicos. Pero si los registros extra bíblicos, escritos por quienes no fueron testigos, no son válidos porque fueron escritos después del hecho, entonces esto, apoya indirectamente los registros bíblicos escritos por los testigos, por aquellos que conocieron a Jesús y que se encontraron con Él después de Su resurrección.

Tercero: ¿Existen testigos de la resurrección? Aun los discípulos no lo vieron a Él resucitar de entre los muertos. Más bien, lo vieron después de que había resucitado, como se evidenció por las heridas en Sus manos y costado cuando se les apareció a ellos (Juan 20:27: "Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente"). Él se les apareció a aquellos que más necesitaban verlo. Ellos habían sido quienes habían pasado años con Él, viéndolo hacer milagros, sanar a los enfermos y enseñarles gran sabiduría y amor. Después de la muerte de Jesús, la fe de ellos en Él se había hecho añicos. Fue necesario que Jesús se les apareciera para poder establecer la verdad de quien había dicho Él que era; específicamente, Dios en carne (Juan 8:24, 58: "24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis. 58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy". Juan 10:30-33: "Yo y el Padre uno somos. 31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. 32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? 33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios").

Cuarto: Jesús tendría que aparecérsele sólo a aquellos que lo habían visto antes de Su crucifixión, ya que aparecérsele a alguien que nunca lo había visto a Él, ni que sabía que había muerto no probaría absolutamente nada. Esto significa que aquellos a quienes Jesús se les aparecería, fueron aquellos que lo siguieron en el área de Israel. Esto a lo mejor significa que otros registros de Su resurrección tendrían que ser oídos por aquellos que no conocían a Jesús.

Quinto: Tenemos registros extra bíblicos de la resurrección de Jesús. Flavio Josefo  (AD 37?-101?) menciona a Jesús: "Antigüedades", Libro 18, capítulo 3, párrafo 3; ("Antiquities", Book 18, ch. 3, par. 3).

  • Ahora en este tiempo hubo un hombre sabio, Jesús, si es legal llamarlo a Él hombre; ya que fue un hacedor de obras maravillosas, un maestro de tales hombres los cuales reciben la verdad con placer.  Él atrajo la atención tanto de muchos de los judíos como de muchos de los gentiles.  Él fue [el] Cristo.  Y cuando Pilatos, debido a la sugerencia de los hombres principales entre nosotros, lo condenaron a Él a la cruz (9) aquellos que lo amaban al principio lo abandonaron; Él se les apareció vivo otra vez a ellos al tercer día; (10) así como los profetas divinos habían predicho estas y miles otras cosas maravillosas relacionadas con Él.  Y la tribu de los cristianos, tan nombrada hoy debido a Él, no se encuentra extinta”.
    • Existe un debate entre los eruditos con relación a la autenticidad de esta cita debido a que es tan favorable a Jesús.  Para mayor información acerca de este tema, por favor, vea Con relación a las citas del historiador Josefo acerca de Jesús.

Ninguna señal se daría

Jesús, por lo general no daría señales milagrosas a aquellos que rehusaron creer en Él. Es por lo tanto, coherente con el método de Jesús, mostrarse a Sí mismo a aquellos que estaban necesitados, que no se burlarían y dudarían de Él. Le guste o no; esta es la forma como funciona. Sería lógico asumir que Él seguiría haciendo lo mismo después de Su resurrección y sólo se aparecería a aquellos que lo conocían y lo seguían. Para verificar la forma como Jesús se negaba a aquellos que dudaban de Él, lea cuidadosamente las siguientes citas:

  • Marcos 8:11-13: “Vinieron entonces los fariseos y comenzaron a discutir con él, pidiéndole señal del cielo, para tentarle. 12 Y gimiendo en su espíritu, dijo: ¿Por qué pide señal esta generación? De cierto os digo que no se dará señal a esta generación. 13 Y dejándolos, volvió a entrar en la barca, y se fue a la otra ribera”.
  • Mateo 12:38-40: “Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. 39 El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. 40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches”.
  • Mateo 16:1-4: “Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. 2 Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. 3 Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis! 4 La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue”.
  • Mateo 13:15: “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane”.

Jesús, claramente enseñó que Él no “realizaría” milagros para aquellos que lo habían negado. Sin embargo, Él sí realizó milagros públicos para poder validar quién era: Dios en carne (Jn 1:1, 14; 8:24; 8:58). Esta gran verdad es una cuestión de fe y no algo que se prueba con una calculadora o en un tubo de ensayo. Jesús afirmó ser el Hijo de Dios, el cual, es esa cultura, equivalía a igualarse con Dios (Juan 5:18: "Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios"), y arriesgarse a ser asesinado:

  • Juan 8:58: “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy”.

Esta declaración enfureció a los judíos  quienes estaban muy familiarizados con la misma presentación que Dios le hizo a Moisés:

  • Éxodo 3:14: “Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros”.

Esta es una afirmación hecha realidad por la evidencia; y la evidencia eran Sus milagros.

Conclusión

El verdadero tema de la resurrección trata con su evidencia. Esta evidencia consiste del testimonio de muchas personas que declararon haber visto a Jesús después de Su crucifixión y muerte. Las mismas personas que testificaron de la resurrección de Cristo dejaron a un lado su seguridad social y económica y colocaron sus vidas en peligro para proclamar que Jesús había resucitado. ¿Tiene algún sentido decir que ellos sabiendo que Jesús no había resucitado de entre los muertos haber fraguado un plan elaborado para engañar a mucha gente con la creencia de que Jesús había resucitado? ¿Por qué harían eso? ¿Tiene además, algún sentido que continuaran con esa mentira mientras eran perseguidos, condenados y alejados de sus familiar y amigos, golpeados, encarcelados y finalmente asesinado por lo que ellos creían? Tiene más sentido creer que sus acciones eran consistentes con sus enseñanzas. En otras palabras, ellos enseñaron acerca del sacrificio, dedicación a la verdad, al amor, a la paz, etc. y ellos, basaron todo esto en el Señor resucitado. Fue sobre la base de la verdad de lo que ellos habían visto.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison