Participantes del desfile orgullo gay, atacan a un predicador de las calles, en Seattle

Por, Matt Slick

En los Estados Unidos, los cristianos todavía cuentan con el derecho de proclamar públicamente, su fe. Quien sabe por cuánto tiempo más podrá ser esto cierto. Sin embargo, algunas veces, expresar nuestras creencias significa que tendremos que enseñar que la homosexualidad es un pecado, y que como todo pecado, necesita ser dejado. Ahora bien, si está o no de acuerdo con la modalidad de la predicación del evangelio, por parte de predicadores en las calles, que buscan alcanzar la comunidad homosexual, el hecho, es que estos predicadores, deberán ser capaces de expresarse a sí mismos sin temor de ser atacados físicamente. La violencia no es la respuesta cuando se trata de contender con puntos de vista opuestos.

En el desfile del orgullo gay en Seattle, el 30 de junio de 2013, un cristiano sostenía una pancarta que decía: “Jesús salva y sana”, y “Además, arrepiéntanse”. El otro cristiano estaba sosteniendo una Biblia. Nada en la pancarta mencionaba la homosexualidad. Los cristianos fueron atacados verbal y físicamente por participantes activistas gays. En el video, puede ver cómo fueron físicamente atacados en forma reiterativa. Se les maldijo hasta la intimidación; algunos gays trataron de robarles a los cristianos la pancarta y uno de ellos fue derribado al suelo y atacado a puñetazos. Se les abona a los gays que algunos de ellos trataron de detener la violencia. Finalmente, y tan pronto como llegó la policía, los activistas gays se dispersaron.

Parece ser que cuando no existe ley ni orden alrededor, los activistas gays se vuelven peligrosos y violentos. Y esto, hace que me pregunte: ¿Por qué los activistas gays defienden tal intolerancia y odio cuando –como ellos afirman– dicen ser tolerantes, amorosos y de mente abierta? ¿Podría ser que tengan doble moral? ¿Podría ser que sólo quieren tolerancia hacia ellos, pero no tener tolerancia hacia los demás? ¿Podría ser que sean ellos los intolerantes y demuestren una profunda falta de amor contra aquellos que no estén de acuerdo con ellos? Indudablemente que sí. Las personas amargadas, como cualquier otro, están sujetas a las mismas fallas.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison