Pensamientos concluyentes acerca del universalismo

Por, Matt Slick

El universalismo es una doctrina falsa y peligrosa; de hecho, no es bíblico. Sin embargo, la enseñanza de que Dios perdonará a todas las personas de sus pecados es una enseñanza atractiva. Es muy cómodo pensar que uno no irá al infierno por siempre. Esto significaría que escaparemos al juicio de condenación; que estamos asegurados aun en nuestras imperfecciones, pecados y blasfemias. Podemos entonces ofender a Dios directamente, rechazarlo limpiamente y no preocuparnos acerca de nuestra salvación; porque a la larga, seremos salvos sin importar que hagamos en esta vida. Claro es, que esto está equivocado.

De otro lado, si hay personas que irán al infierno, esto significa entonces que hay un Dios que les mantiene a ellas el registro eterno por sus acciones. Esto significa que hay una verdad absoluta con relación a la condenación; que existe un Dios que castiga a los pecadores que lo rechazan y los separa de Su propia santidad eterna.  Dentro de los más profundo esto nos hace sentir incomodos y preocupados. Tal idea de este registro podría forzarnos a examinarnos y preguntarnos: “¿Soy salvo?” “¿Iré al cielo?” “¿He ofendido a Dios?” “¿Seré castigado?” “En lo más profundo de mi ser, ¿quién soy realmente?” Las respuestas a estas preguntas pueden hacernos sentir culpables, incomodos y aun preocupados, especialmente cuando nos comparamos a un Dios santo.

En este mundo de tolerancia, absolutos desparecidos y comodidades, la idea de que todas las personas serán perdonadas encaja correctamente. El universalismo es una teología de tolerancia, facilismo y comodidad. Sicológicamente puede aliviar nuestra consciencia porque si nosotros, debido a la bondad de nuestros corazones, estamos deseando que todos sean perdonados, ¿no significa esto que nosotros también recibiremos perdón debido a nuestros deseos misericordiosos hacia otros? Muchas personas piensan de esta forma y algunos esperan que debido a nuestra buena voluntad hacia otros, ellos recibirán misericordia.

No es cómodo ni nos hace estar tranquilos y relajados pensar que existe un Dios infinitamente santo, el cual toma el pecado muy seriamente y castiga a los pecadores. Puede ser terrífico enfrentar una eternidad en un infierno de fuego si Ud. no ha logrado la paz con Dios; y tal es la declaración de los universalistas: Dios amor y en Él no existe temor de condenación eterna.

Con frecuencia los universalistas son culpables de la teología del recoger y escoger. En algunos de los artículos relacionados en la parte inferior, se pueden ver ejemplos de cómo ellos mal interpretan los significados de las palabras en griego. Además, me he encontrado muchos universalistas que han declarado que han optado por el universalismo porque a ellos no les gusta la idea de la condenación eterna. Y en esencia, hacer esto, es adoptar una teología basada en sentimientos y esto, está equivocado.

  • Dios castiga a los pecadores
    • Mateo 25:46: “E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”). ¿Y por qué?
  • Porque Dios es santo
    • Isaías 6:3: “Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.”
    • Apocalipsis 4:8: “Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.”
  • Los ojos de Dios son tan limpios que no miran el mal
    • Habacuc 1:13: “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él,”
  • ¿Es Dios amor? Sí lo es
    • 1ª Juan 4:8, 16: “8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.”
  • Pero Él no es solo amor; es también justo
    • Nehemías 9:32-33: “Ahora pues, Dios nuestro, Dios grande, fuerte, temible, que guardas el pacto y la misericordia, no sea tenido en poco delante de ti todo el sufrimiento que ha alcanzado a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas, a nuestros padres y a todo tu pueblo, desde los días de los reyes de Asiria hasta este día. 33 Pero tú eres justo en todo lo que ha venido sobre nosotros; porque rectamente has hecho, mas nosotros hemos hecho lo malo.”
    • 2ª Tesalonicenses 1:6: “Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan,”
  • Por lo tanto, Dios debe castigar a los pecadores porque el pecado es una grave e infinita ofensa contra Él y el pecado nos separa de Dios
    • Isaías 59:2: “pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.”

Y en Su amor, Él envió a Su Hijo a morir por nosotros; pero aquellos que rechacen al Hijo, Dios será justo y los castigará. El infierno no fue hecho para las personas; fue hecho para el diablo y sus ángeles que se rebelaron contra Dios (Mateo 25:41: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.”) Pero el infierno es también casa para aquellos que rechacen la provisión para salvación y se coloquen al lado del diablo:

  • Mateo 18:8: “Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno.”
  • Mateo 25:46: “E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”

Y esta, es una triste realidad.

De acuerdo a los universalistas, ¿será Satanás salvo? No. Las personas que cometan los crímenes más horrendos, que han blasfemado el nombre de Dios, ¿se les permitirá en la otra vida, escapar del juicio aunque hayan rechazado abiertamente el sacrificio del Señor? ¿Dice Dios simplemente: “Está bien que me rechace, que rechace a mi Hijo, a la agonía en la cruz. No importa acerca de su blasfemia contra Mí. No importa si Ud. se ha vuelto hacia la maldad. Aun así, lo salvaré después de un período de castigo en la otra vida. Entre en mi descanso y disfrute la bendición eterna. Todos serán salvos”? No. Esto no es así.

  • Hebreos 10:29: “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?”

La enseñanza del universalismo minimiza, tanto la santidad como la justicia de Dios, las cuales son infinitas y que residen también en Su misma esencia al lado de Su amor infinito. Esto lo hace al afirmar, que cualquiera, en el más allá, y a través  de cualquier forma de sufrimiento, serán de algún modo “preparados” para estar con Dios. ¡Esto es falso! El infierno no es un tema agradable. Este es un lugar horrible; pero es real, poderoso y eterno. Nadie escapará al juicio de Dios si dejan a un lado a Cristo en este mundo.

Dios le dio al infierno su poder. El poder del pecado está en la Ley (1ª Corintios 15:56: “ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.”) Y pecar, es ofender a Dios e ir en contra de Su Palabra, Su misma naturaleza. La Ley es la Palabra de Dios. Él dijo: “No harás…” Jesús dijo que de la abundancia del corazón habla la boca. Dios declaró la Ley trayéndola a existencia de Su misma naturaleza, de Su propio corazón. Por lo tanto, ir contra la Ley de Dios es ir contra Dios mismo y ofenderlo a Él. Él es infinito y la ofensa es también infinita. Es justo, y está obligado a castigar el pecado, y por lo tanto, al pecador. Él es amor y misericordiosamente proveyó a Su Hijo para redimir a aquellos que serían de Él.

El universalismo hace que una última cualidad de Dios invalide la otra, al hacer que el pecador escape del juicio eterno al ir a un período de sufrimiento en el más allá. Esto es equivocado. Cuando ocurre tal clase de desbalance, el resultado es el error. Y eso es lo que es el universalismo: Un error. Su peligro es que este puede hacer que el corazón se vuelva cómodo, que no se preocupe y que aparte la necesidad de buscar a un salvador. Tal doctrina es peligrosa ya que ánima fácilmente a un acercamiento casual a la redención y aleja al pecador de la necesidad del salvador Jesucristo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison