¿Pertenece el Evangelio de Tomás al Nuevo Testamento?

  • user notice: You have unclosed fn tags. This is invalid and will produce unpredictable results. in /var/www/carm.org/sites/all/modules/footnotes/footnotes.module on line 158.
  • warning: call_user_func_array() [function.call-user-func-array]: First argument is expected to be a valid callback, 'nodereference_autocomplete_access' was given in /var/www/carm.org/includes/menu.inc on line 454.

¿Cuál es el Evangelio de Tomás?

El Evangelio de Tomás es una colección de 114 dichos de Jesús que fue descubierto en 1.945 en el pueblo de Nag Hammadi en Egipto. Antes de este descubrimiento, muy poco se conocía de este Evangelio, escasamente, tres pequeños fragmentos de Oxyrynchus fechados en 200 d.C., y escasamente una media docena de menciones por parte de los Padres de la Iglesia. Los manuscritos descubiertos en Nag Hammadi están fechados alrededor de 340 d.C., aún cuando la composición original del mismo se sostiene entre 140 y 180 d.C.

La fecha del Evangelio de Tomás

Aun cuando el Evangelio de Tomás es tal vez el más temprano, más popular y el mejor Evangelio “Gnóstico” que exista, éste no pertenece al Nuevo Testamento debido a que fue escrito en el siglo 2º y ya todos los apóstoles Cristianos habían muerto. Este siglo 2º de su composición se demuestra por: (1) Su dependencia de más de la mitad de los escritos del Nuevo Testamento. (2) Su influencia Siria sucedida a mitad del siglo 2º. (3) Su naturaleza herética con matices gnósticos. (4) Su falta de referencia a estos por los tempranos padres de la Iglesia o testigos del siglo 1º. (5) Su desacuerdo y variantes del contexto de los Evangelios del Nuevo Testamento y escritos antes de que el siglo 1º terminara. (6) Su propia promoción como un libro apostólico que refleja un período de tiempo posterior. De hecho, aun cuando muchos seguidores argumentan el origen de este evangelio gnóstico en el siglo 1º, el evangelio refleja una edición posterior.

Valor Histórico

Aun cuando la composición final del Evangelio de Tomas es más del siglo 2º, existen algunas tradiciones que lo colocan en el siglo 1º y que puede ser independiente de los Evangelios Sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas). Sin embargo y a la larga, este evangelio no nos da realmente mucha nueva información acerca del Jesús histórico comparada con la que ya tenemos en los Evangelios del Nuevo Testamento. Como podemos ver, este evangelio no es considerado como “El Quinto Evangelio” o como fuente más temprana o más confiable para una descripción de Jesús como los Evangelios del Nuevo Testamento los cuales fueron escritos antes de que terminara el siglo 1º.

El Criterio Clave para la Canonicidad: El Apostolado

La razón de que solo existen cuatro evangelios en el NT se debe a que estos fueron los únicos evangelios disponibles para la Iglesia Primitiva del siglo 1º. Además, los eruditos pueden actualmente decir que estos evangelios fueron escritos ya fuera por un apóstol o un compañero de un apóstol. Aun cuando cada uno de los Evangelios del NT fueron anónimamente escritos, existió una fuerte conexión de estos a los apóstoles (Mateo y Juan) o a los compañeros de los apóstoles (Marcos estuvo asociado con Pedro; Lucas con Pablo). Un apóstol era alguien que conocía al Jesús histórico o había visto una aparición de Jesús (1ª Corintios 9:1: “¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?”).

El caso de la fecha del siglo 2º para el Evangelio

1. Dependencia de los escritos del NT en el siglo 1º

El Evangelio de Tomás muestra dependencia de los escritos del NT en el siglo 1º; incluyendo partes del Evangelio de Marcos que fueron editadas por Mateo y Lucas.1 Craig Evans anota que el Evangelio de Tomás cita o alude a más de media docena de escritos del NT, incluyendo Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Hechos, Romanos, 1ª y 2ª Corintios, Gálatas, Efesios, Colosenses, 1ª Tesalonicenses, 1ª Timoteo, Hebreos, 1ª Juan y Apocalipsis.2 Por ejemplo, las Epístolas de Ignacio, que fueron escritas alrededor de 110 d.C., y no cita ni la mitad del material que se cita en el Evangelio de Tomás.

2. Posible influencia Siria del siglo 2º

El Evangelio de Tomás también muestra evidencia de haber sido influido por el Cristianismo Sirio, lo cual, dicen los eruditos, no existió como movimiento sino hasta el siglo 2º. Existe un número de razones del por qué este Evangelio muestra influencia Siria. Primero, el evangelio parece haber estado influido por el Evangelio de Taciano ("Diatessaron"), que significa “a través de los cuatro” y que era una armonía Siria de los cuatro evangelios escrita alrededor del 175 d.C. De hecho, este "Diatessaron" de Taciano era el único escrito disponible inicialmente para los Cristianos Sirios. Segundo, las referencias a “Judas Tomás” en el prólogo del Evangelio de Tomás, indica que tiene paralelos con las obras Sirias como las del "Libro de Tomás el Contenedor" y los "Hechos de Tomás" los cuales también hacen referencia a Tomás. Tercero, existe una perspectiva anti materialista en Tomás (Ver los dichos 27, 63-65, 95 y 100), lo cual fue consistente con las prácticas ascéticas o mundanas que no aceptaba la iglesia de Siria. Cuatro, es muy probable que la copia original del Evangelio de Tomás estuviera escrita en Siriaco debido al número de palabras populares Sirias que habrían ayudado a la memorización del texto. Un erudito argumenta que existen aproximadamente 500 de estas palabras en el texto del Evangelio.3 También, en una versión Siriaca de Juan 14:22, “Judas (no el Iscariote)”, es llamado “Judas Tomás.”

3. Falta de Referencias de los Tempranos Padres de la Iglesia o Testigos del siglo 1º

Muchos de los Padres de la temprana iglesia citaron extensas porciones del Nuevo Testamento sin mostrar conocimiento alguno del Evangelio de Tomás al inicio del siglo 2º. No existen citas o alusiones de los tempranos escritores Cristianos como Ignacio, Policarpo, Clemente o Justino Mártir. Como mencioné anteriormente, Craig Evans anota: “No estoy al tanto de algún escrito antes del 150 d.C., que haga referencia a una gran parte del Nuevo Testamento.”4 Curiosamente, las Epístolas de Ignacio, las cuales fueron escritas alrededor de 110 d.C., no cita ni la mitad del material del Nuevo Testamento que cita este Evangelio.

4. Naturaleza Herética y Matices Gnósticos

Otra razón del por qué el Evangelio de Tomás no pertenece al Nuevo Testamento se debe a su naturaleza herética la cual está en total desacuerdo con los libros auténticos del Nuevo Testamento.5 El Jesús del evangelio en cuestión enseña muchas cosas que son contrarias al Jesús de los Evangelios canónicos. Por ejemplo, en el Evangelio de Tomás, dice el dicho 114: “Simón Pedro les dijo: ‘Dejen que María nos deje, porque las mujeres no son dignas de vida.’ Jesús dijo: ‘Yo mismo la guiaré a ella para hacerla hombre, para que ella también pueda convertirse en un espíritu divino que se asemeje al de ustedes los hombres. Porque cada mujer que se convierta en un hombre entrará en el reino de los cielos.’” Esta cita es contraria a las enseñanzas de Jesús en el Nuevo Testamento donde afirma el valor de las mujeres6 y del hecho de que Pablo enseñó que todos somos uno en Cristo en cuanto a la salvación (Gálatas 3:28: “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”).

5. Desacuerdos y Variantes con relación a los temas incluidos en el Nuevo Testamento del siglo 1º7

Diferencias entre el Evangelio de Tomás y los Evangelios del Nuevo Testamento

Tema    Tomás    Evangelios del NT
Jesús    Un maestro sabio: divino, pero no necesariamente humano. Divino y Humano (Mt 14:33; Mr 2:5-10; Lc 22:67-71; Jn 1:1, 14).
Mesías Jesús no es el Mesías profetizado por los profetas Judíos (52) Jesús es el Mesías de los profetas del AT.
Salvación Por aprender el secreto del conocimiento (39) y el mirarse interiormente (70). Al mirar hacia afuera por fe a Jesús (Mr 5:34; Lc 7:51; Jn 6:47).
El Reino de Dios Es solo interno. Es un aspeco interno (Lc 17:21), pero también una expectativa claramente inminente, literal futura (Lc 9:27: 10:9).
La Naturaleza de Dios Muchos dioses (30); posiblemente alguna clase de panteísmo (77). Un Dios (Mr 12:29).
Hombre Capaz de salvarse a sí mismo adquiriendo el secreto del conocimiento y el mirar al interior (3, 70). Incapaz de salvarse a sí mismo; debe mirar hacia Jesús (Jn 6:47).
Cuerpo Físico El cuerpo físico es malo, pero el espiritual es bueno (114). El cuerpo físico no es intrínsecamente malo ya que será resucitado (Lc 24:39; Jn 2:19-21).
Contexto Histórico Gnóstico y/o Cristiano Sirio del siglo 2º. 1º siglo de la Palestina Judía.
Iglesia o Comunidad Ninguna mención clara en el contexto de una comunidad. Mención en el contexto de una comunidad y orden (Mt 18:15-20).
Muerte y Resurrección No es principal es el mensaje. Es principal en el mensaje (Mt 12:39-40; Jn 2:19-21).
Punto de vista de las mujeres Fuertemente antifeminista (114). A favor de las mujeres (Evangelio de Marcos).
Antiguo Testamento Sin referencias; Jesús no cumplió las Escrituras (52). Muchas referencias (Mt 4:4; Mr 14:27; Lc 4:8; Jn 10:35).  Jesús cumplió las Escrituras.
Tomás Recibe un lugar especial entre los discípulos al aprender el secreto del conocimiento. No existe evidencia de que Tomás recibió un conocimiento especial al compararlo con los otros discípulos: Pedro, Santiago y Juan como parte del círculo íntimo (Mt 17:1; Mr 13:3; Lc 8:51).

En la elaboración de los puntos anteriormente mencionados, es notable que el Jesús del Evangelio de Tomás muestra poco conocimiento del Judaísmo Palestino del siglo 1º. Es más la exposición de un pensamiento sabio tipo gnóstico en el uso de frases como si el ser humano llegara a “reinar sobre el universo” (2). Presenta además a Jesús como si fuera “el universo”, como si se encontrara en un pedazo de palo (77); lo cual, demuestra el panteísmo del pensamiento gnóstico. En el dicho 61, se usa la expresión que si alguien llegar a ser “idéntico”, eso, lo “llenará de luz”. Referencias a la “cámara nupcial” y a la que sólo los “solitarios” entrarán en ésta (75). Indudablemente este pensamiento no tiene nada que ver al pensamiento de los campesinos Judíos inmersos en la cultura Palestina que guardaban una gran reverencia por la Escritura Judía. El contexto histórico en Tomás es más parecido a la época tardía del siglo 2º con influencia Siria o con las tendencias gnósticas de ese siglo 2º.

6. Promoción tímida del Evangelio de Tomás

Es interesante notar que el Evangelio de Tomás se promociona tímidamente como si hubiera sido escrito por un apóstol.8 Es interesante notar que los Evangelios canónicos (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) fueron originalmente documentos anónimos no promocionados por sus escritores; pero posteriormente estos, fueron asociados con varios de los apóstoles. Parecería que este evangelio fue escrito para obtener una rápida aceptación por parte de la Iglesia. Debido a que no fue un documento del siglo 1º, este título, pudiera haberle dado alguna ventaja de ser aceptado. Esta y otras evidencias muestran que el tal evangelio fue escrito en el siglo 2º.

Conclusión

Finalmente y aun cuando los gnósticos pretenden afirmar que este evangelio fue escrito por el apóstol Tomás, este escrito data de la mitad del siglo 2º. Dadas estas circunstancias y de que los apóstoles o sus asociados principales ya habían muerto antes de terminar el siglo 1º, se reafirma que su autoría no es de este apóstol. Aun cuando muchos seguidores del origen del siglo 1º de este evangelio argumentan su forma actual, éste refleja una edición posterior. Por lo tanto, el Evangelio de Tomás no debería estar incluido en el canon del Nuevo Testamento.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. El punto de vista de que Mateo y Lucas usaron a Marcos en la composición de sus Evangelios es conocida como la Prioridad Markan. Mientras que algunos eruditos debaten si esto es cierto, la mayoría, tanto liberales como conservadores, sostienen la Prioridad Markan.
  • 2. Solo para un ejemplo, vea cómo el dicho 17 refleja 1ª Corintios 2:9. Esta dependencia indica que el Evangelio de Tomás fue escrito probablemente en algún momento del siglo 2º, debido especialmente a que su referencia incluye obras tardías del siglo 1º como el Evangelio de Juan y Apocalipsis. Evans anota: “No estoy al tanto de algún escrito antes del 150 d.C., que haga referencia a una gran parte del Nuevo Testamento (36).”Entrevista con Craig Evans.” ("Interview with Craig Evans"), en Lee Strobel, “El Caso del Jesús Real” (“The Case for the Real Jesus”), Grand Rapids: Zondervan, 2007, p. 36.
  • 3. Estoy en deuda con Craig A. Evans por los cuatro puntos anteriores los cuales se encuentran en su libro “El Jesús Apócrifo: Evaluando las Posibilidades y Problemas”, (“The Apocryphal Jesus: Assessing the Possibilities and Problems”), en Craig A. Evans y Emanuel Tov, ediciones, “Explorando los Orígenes de la Biblia: La Formación del Canon en la Perspectiva Histórica, Literal y Teológica” (“Exploring the Origins of the Bible: Canon Formation in Historical, Literary, and Theological Perspective”), Grand Rapids: Baker, 2008, pp. 147-72.  Beate Blatz también argumenta un posible origen Sirio con dependencia en el "Diatessaron" en “El Evangelio Cóptico de Tomás” (“The Coptic Gospel of Thomas”), en el Apócrifo del Nuevo Testamento, volumen 1, Wilhelm Schneemelcher, ed., Westminster: John Knox Press, 2003, pp. 110-116.
  • 4.Entrevista con Craig Evans” ("Interview with Craig Evans"), en Lee Strobel, “El Caso del Jesús Real” (“The Case for the Real Jesús”), Grand Rapids: Zondervan, 2007, p. 36.
  • 5. El grupo de libros principales que componen el actual NT, menos Apocalipsis, Judas, 2ª Pedro, 2ª y 3ª Juan, etc.
  • 6. Ver por favor, el artículo Mujeres como Modelos de Discípulos en el Evangelio de Marcos.
  • 7. Es difícil entender exactamente cuál es el punto de vista de estos temas en el Evangelio de Tomás, pero el cuadro en la parte superior muestra algo general.
  • 8. J. Ed Komoszewski, M. James Sawyer, y Daniel B. Wallace, “Reinventando a Jesús: Lo que el Código de Da Vinci y Otras Novelas Especulativas No le Dicen”, (“Reinventing Jesus: What the Davinci Code and Other Novel Speculations Don't Tell You”), Grand Rapids: Kregel, 2006, p. 161.

 

 

 

 
 
CARM ison