¿Podemos hacer algo para merecer las bendiciones de Dios?

La respuesta depende de cómo Ud. defina “bendición” y el contexto en el que use la palabra. De un lado, no podemos hacer nada para obtener la gracia de Dios. La gracia es la bendición no merecida de Dios. De otro lado, Dios nos recompensa por ser fieles a Él y esto, también puede ser llamado una bendición. Por lo tanto, la respuesta depende mucho de cómo la palabra es usada y en qué contexto.

Todas las bendiciones que cualquiera de nosotros recibe de Dios son únicamente y finalmente el resultado de la cruz obtenido por Cristo. No hay nada que podamos hacer para obtener el favor de Dios. Él nos ama y nos bendice no por lo que somos o lo que podamos hacer, sino por lo que es Él y cuán grande es Su amor por nosotros.

Una vez redimidos, podemos honrar a Dios siendo fieles a Su Palabra y predicando el Evangelio. Somos bendecidos por Dios al hacer esto, pero la bendición no es un factor colaborador hacia la salvación. Más bien, esta bendición es el resultado de nuestra salvación y puede ser también n resultado de simple obediencia a Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison