¿Por qué Dios inspiró los registros de cuatro evangelios?

¿Se ha preguntado alguna vez por qué Dios inspiró cuatro registros diferentes de la vida de Jesús, Su ministerio terrenal, muerte y resurrección en cuatro evangelios? Me acuerdo que cuando era un joven cristiano me preguntaba: “¿No son estos repetitivos, especialmente los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) los cuales son muy similares entre sí?” ¿Cuál es el punto? Bien, esto, tal vez pueda interesarle saber y espero que lo sepa, que Dios es más inteligente que Usted y yo y que tenía un gran propósito al escribir y preservar los cuatro evangelios en nuestra Biblia.

¿Le gusta ver películas de dramas judiciales? Ya sea en la televisión o en el cine, todos las hemos visto. Hemos visto al abogado llamar a su siguiente testigo para que mencione los hechos en cuestión. Un testigo es bueno; pero múltiples, son mejor. Entre más testigos tengamos de un acontecimiento, mayor evidencia podemos coleccionar con relación a lo sucedido exactamente. Sin embargo, demasiados testigos por sí solos, no igualan un caso misterioso porque algunas veces, no todos los testigos son honestos.

Digamos por ejemplo que Usted tiene cuatro testigos en un caso de asesinato. El fiscal llama a uno de los testigos el cual da su testimonio acerca de lo que sucedió: “Vi al defendido dispararle a esa mujer. Él vestía una chaqueta Abercrombie de color verde y una camisa estilo polo; tenía ojos azules, cabello oscuro. El arma era una Glock 45, y tenía esta sonrisa espeluznante en su rostro; con un lunar en su mejilla derecha. Es el hombre que está sentado aquí. Lo vi con mis propios ojos.” El siguiente testigo es llamado y dice exactamente lo mismo que el otro testigo: Palabra por palabra, textualmente. El tercero sube al estrado y dice, textualmente, lo mismo. De igual forma, el cuarto testigo. ¿Presenta esto un caso sólido contra el acusado?

Realmente, no. Porque los cuatro testigos dijeron exactamente lo mismo; con el mismo punto de vista y el mismo conocimiento del tipo de arma que tenía el agresor, etc. Esto suena como si juntos se hubieran puesto de acuerdo para hacer, exactamente, la misma descripción; por lo tanto, los cuatro registros idénticos en todos sus puntos serían inútiles ya que los mismos serían copia del testimonio de una persona o una colaboración mutua para crearlo.

¿Qué otros problemas ha visto Usted que esos abogados tienen con los testigos en el estrado? ¿Qué pasaría en las siguientes circunstancias? Un testigo va al estrado y da su testimonio diciendo: “Yo vi el asesino. Era un hombre blanco, de aproximadamente 1 metro 80 de alto, rubio y musculoso.” Posteriormente cuando el siguiente testigo va al estrado y dice que también vio al asesino con sus ojos pero lo describe como “una mujer afroamericana de 1 metro 70 y corpulenta,” Al escucharlos pensaríamos que hay algo mal con estos testimonios. La ley de la no contradicción nos dice que es imposible que ambos testigos estén correctos; y por lo tanto, uno de ellos está mintiendo, o ambos lo están haciendo. Por lo tanto, esta clase de testigos no son tampoco confiables, a menos que evidencia adicional confirme que uno de ellos está diciendo la verdad, y el mentiroso sea descubierto.

Por lo tanto, ¿qué es lo mejor que puede esperar un fiscal en su caso contra el acusado? Digamos que Usted cuenta con cuatro testigos. Esto es lo que podría suceder con sus testimonios:

Testigo 1:Vi al hombre dispararle a la mujer; pero estaba algo lejos y solo lo vi de espaldas. Sé que tenía cabello castaño y vestía una camisa verde. Diría que mide aproximadamente, 1 metro 80. El arma parecía ser un revolver. El hombre que se encuentra sentado aquí, parecería ser el hombre que vi.”

Testigo 2:Vi a ese hombre; el que está sentado allí, llevando un arma dentro del centro comercial. No vi que le haya disparado a alguien; pero cuando vi el arma corrí porque tuve miedo. Era un revolver plateado con empuñadura de perla y estaba vistiendo una polo de color verde.”

Testigo 3: “Me encontraba con mi amiga Tina, cuando él le disparo a la mujer. Lo vi a él hacerlo; le disparó a quemarropa. Él era su antiguo novio y estaba celoso porque lo había dejado por alguien más. Él compró ese estúpido revolver el año pasado en un almacén de armas. Lo conozco personalmente y lo vi hacerlo.”

Testigo 4:Soy oficial de la policía que con frecuencia patrulla el centro comercial. Últimamente hemos tenido una serie de incidentes, razón por la cual el jefe nos asignó a un compañero oficial y a mí con la tarea de caminar el centro comercial de vez en cuando. Escuché los disparos, pero llegué muy tarde al lugar. Solo tuve tiempo de ver al hombre alejándose corriendo pero fui capaz de determinar que estaba usando una camisa verde, que tenía cabello castaño y que medía como 1 metro 85. Sé esto porque al atravesar la puerta, esta tiene una de esas tarjetas que indican la altura. Estaba llevando un revolver plateado y las balas que recuperé eran de casquillos de 45; además, encontramos en la casa del sospechoso un arma que coincide con esos casquillos.”

Ahora bien, estos cuatro testimonios presentan un caso cerrado contra el acusado. Los detalles y las perspectivas varían; algunos de los testigos dan información más específica que otros: camisa verde/camisa verde tipo polo, revolver, revolver calibre 45, revolver con empuñadura de perla, de entre 1 metro 80 y 1 metro 82, etc.). Por lo tanto y aun cuando esta información pueda variar, es complementaria más no contradictoria. Estos testimonios son sólidos, reflejan la realidad y la experiencia que varias personas tuvieron en la medida en que pasaron por la situación.

Los evangelios son muy parecidos al ejemplo anterior. Estas son cuatro diferentes re-narraciones desde cuatro diferentes perspectivas. Se acepta que son diferentes. Por ejemplo, podemos comparar el relato de Mateo y Juan a los relatos de los testigos, mientras que Marcos fue la segunda mano de la historia; ya que existe fuerte evidencia de que probablemente Marcos escribió su evangelio basado en las enseñanzas de Pedro, y a Lucas, sería mejor compararlo con un reportero que entrevistó a numerosas personas que habían sido testigos del crimen para después agrupar los datos y dar un registro veraz. Pero el punto es el mismo: Tenemos cuatro testimonios que proveen información acerca de la vida, ministerio, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. Estos, suministran detalles variados, muchos puntos en común, nunca se contradicen y se sostienen como un conjunto muy fiable de testigos de la persona de Jesús.

Dios, en Su sabiduría, inspiró cuatro evangelios para que fueran escritos por hombres con diferentes puntos de vista y con el conocimiento de información específica que algunas veces varía; de forma, que cuando la vida de Jesús estaría en juicio, como lo está en estos días, podamos mostrar cuán fuerte son realmente estos testimonios acerca de Jesús de Nazaret.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison