¿Por qué Dios permitió que Satanás y los ángeles pecaran?

Por, Matt Slick

Dios permitió que los ángeles pecaran, incluido Satanás, debido a que era Su plan soberano (Efesios 1:11). Por lo tanto, la caída de Satanás y de las hordas demoniacas, están de acorde al plan soberano de Dios.

Pero si queremos saber exactamente, por qué Dios lo permitió, sólo podemos ofrecer opiniones. Tal vez, Dios permitió que los ángeles pecaran para que pudiera llevar a cabo el más grande acto de amor, o sea, entregar Su vida por los demás:

  • Juan 15:13: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”.

Además, 1ª Juan 4:8, nos dice que Dios es amor, y Juan 3:16, nos enseña también, acerca del amor de Dios por las personas de este mundo al darnos a Su Hijo. Podemos ver que la naturaleza del amor se centra en los otros, que es sacrificial, de tal forma que es sacrificar la vida de uno por la de otro. Debido a que la Biblia dice que Dios es amor, tal vez, era necesario que cayeran los ángeles para que así, el pecado entrara en el mundo, y para que Dios se encarnara en la persona de Jesucristo para morir, y que Su muerte redimiera a otros.

Algunos podrían argumentar que Dios permitió que los ángeles cayeran debido a que lo hicieron por su libre albedrío. En otras palabras, ellos tenían, y tienen, el libre albedrío de permanecer o no con Dios, y el Señor les dejo que ellos escogieran.

Tal vez podría ser que las criaturas no posean la cualidad de santidad, la cual es, única como característica en Dios, debido a Su naturaleza perfecta y divina. Es, entre otras cosas, la inhabilidad para pecar. Tal vez es una necesidad, que todas las criaturas conscientes, y que no tienen la característica de santidad –ya que esta pertenece sólo a Dios– terminarán, inevitablemente, pecando. Este tendría sentido a la luz de la idea de que Dios escogió ángeles para que no pecaran (1ª Timoteo 5:21). Ellos fueron guardados por Dios para que no pecaran.

Pero finalmente, no podemos saber con exactitud por qué Dios permitió que los ángeles y Satanás cayeran, permitiendo además la entrada del pecado; pero podemos creer que Dios, en Su soberanía y sabiduría lo permitiera por razones que finalmente, traerán gloria a Él, justificar Su pureza, demostrar Su amor, y mostrar Su poder sobre la maldad.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison