¿Por qué Dios puso el árbol de la ciencia del bien y del mal en el Huerto del Edén?

warning: call_user_func_array() [function.call-user-func-array]: First argument is expected to be a valid callback, 'nodereference_autocomplete_access' was given in /var/www/carm.org/includes/menu.inc on line 454.
  • “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” (Gn 2:16-17).

El árbol simboliza el conocimiento del bien y del mal. Adán se encontraba en un estado sin pecado y fue advertido por Dios para que no tomara de su fruto. Es probable que esto se debiera a que con el conocimiento del bien y del mal, llegaba el conocimiento del pecado. Tomar de ese fruto, significaría buscar no sólo el conocimiento de lo bueno, sino también de lo malo. El conocimiento del pecado, o sea, de lo malo, es encontrar todo aquello que va en contra de la misma naturaleza santa de Dios. Y al participar de ese conocimiento, Adán, se separaría de Dios. Después de todo, la santidad no requiere nada menos que eso: Santidad.

¿Pero por qué colocar el árbol en ese lugar? ¿Por qué no colocarlo fuera del Huerto? Parecería que como Adán fue hecho a la imagen de Dios (Gn 1:26), y al ser con esa imagen significaba aprender, conocer, investigar, ser racional, etc., sería natural para Adán ser consciente de aquello que iría contra Dios. Tal vez, Dios puso el árbol en ese lugar como una advertencia adecuada y necesaria a Adán para que no participara de aquello que conduce a pecar.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison