¿Por qué Jesús nació como un bebé y no apareció como un hombre de 30 años de edad?

La razón por la que Jesús nació como un bebé y apareció como un hombre maduro a los 30 años de edad, se debió a que para Él ser el Mesías y cumplir la profecía, necesitaba nacer bajo la Ley: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,” (Gá 4:4). Parte de los requisitos de la Ley era el de ser circuncidado al octavo día de nacido, y si hubiera simplemente aparecido a los 30 años de edad, no hubiera podido cumplir ese requisito de la Ley. Además, si no hubiera nacido, no hubiera sido divino y humano ya que no hubiera existido una encarnación verdadera de la Palabra, la cual, es Dios (Jn 1:1, 14) en la persona de Jesús.  Además, si hubiera “aparecido” con 30 años de edad, no sería realmente de 30; parecería de 30. Y esto, es importante ya que para que un sacerdote fuera elegible para su sacerdocio, debía tener 30 años: “de edad de treinta años arriba hasta cincuenta años, todos los que entran en compañía para servir en el tabernáculo de reunión.” (Nm 4:3). Por lo tanto, Jesús necesitaba nacer bajo la Ley, ser circuncidado, estar en sujeción a Sus padres y llegar a la edad de 30 años antes de ser elegible para Su papel de sacerdote según el orden de Melquisedec y llevar a cabo Su obra expiatoria.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison