¿Por qué las personas critican a Dios?

Por, Matt Slick

Siempre existirán las personas que critican a Dios. Sus quejas varían. Algunos objetan que Dios se equivocó al crear a personas que Él sabe, irán al infierno. Otros dicen que no es justo que escoja a algunos para salvación y a otros no. También está la pregunta más común, del por qué Dios permite que le sucedan malas cosas a personas buenas. También he escuchado una crítica de que las personas no tendrán libre albedrío cuando vayan al cielo porque no podrán pecar. Parece que no importa lo que se pregunte acerca de Dios, ya sea Su omnisciencia, omnipresencia, soberanía, sabiduría, lo que hace o lo que no hace, las personas siempre encontrarán algo para criticar o quejarse acerca de Dios. ¿Por qué pasa eso? Tal vez es porque quieren que Dios no sea Dios. O tal vez porque piensan que saben mejores cosas y quieren ser los jueces finales de lo que es bueno o malo. Cualquiera que sea la razón, una cosa es segura: todos ellos tienen algo en común. Todos ellos creen que saben cómo deben ser hechas las cosas y que son mejores jueces de lo moral que Dios mismo.

Como es siempre el caso, las opiniones de las personas son subjetivas. Si ellos piensan que saben cómo deben ser hechas las cosas, entonces deberán tener una norma por la cual ellos hacen este tipo de juicios. Si este es una norma o estándar objetivo, uno que existe fuera de ellos, ¿cómo entonces, pueden ellos explicar de dónde vino? ¿Nos dice la sociedad lo que es bueno y malo? Si es así, ¿cómo sabemos cuándo una sociedad contradice a la otra? ¿Cuál es la correcta? ¿O qué hay si es una opinión de que lo que la persona está ofreciendo es un juicio contra Dios? En ese caso, ¿qué le da a la persona el derecho de juzgar a Dios sobre la simple base de su propia opinión? ¿Y qué les da el derecho a las personas de juzgar a Dios cuando es Él el que sabe todas las cosas y ellos no? Sin embargo, en la Biblia tenemos el primer registro de alguien que pensó que sabía más que Dios y lo criticó:

  • Génesis 3:1-6: "Pero la serpiente era astuta, más que toda bestia del campo que YHVH ’Elohim había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque ’Elohim ha dicho: No comáis de ningún árbol del huerto? 2 Y dijo la mujer a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer, 3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho ’Elohim: No comáis de él ni lo toquéis, para que no muráis. 4 Entonces dijo la serpiente a la mujer: Ciertamente no moriréis, 5 sino que sabe ’Elohim que el día que comáis de él, se os abrirán los ojos y seréis semejantes a ’Elohim, conocedores del bien y del mal. 6 Así, vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que era el árbol deseado para alcanzar conocimiento. Y tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que estaba con ella, y él comió".

Como puede ver, el diablo afirmó conocer mejor a Dios, y convenció a Eva de que él sabía lo que era mejor para ella, que Dios mismo. De hecho, Eva apeló a sus sentidos y a su propia sabiduría, contradiciendo la Palabra de Dios. Al final, pecó. Ni él (Satanás), ni ella sabían más que Dios.

¿Quiénes son las personas para levantar acusaciones falsas contra Dios?

Dios conoce todas las cosas e hizo el universo por una razón. A las personas no les tiene que gustar que Dios creara a las personas sabiendo que van al infierno o que sufran en la tierra o que sean bendecidas por un tiempo, o cualquiera que sea la situación. ¿Pero qué derecho tienen de mirar la infinitud de los cielos, levantar su puño, y acusar al Dios infinito del universo? Me parece tal descaro que llega al colmo de la estupidez:

  • Romanos 9:20-23: "En todo caso, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá acaso lo moldeado al que lo moldea: Por qué me hiciste así? 21 ¿O no tiene potestad el alfarero para hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra? 22 ¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar la ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia vasos de ira preparados para destrucción, 23 y para hacer notoria la riqueza de su gloria en vasos de misericordia que preparó para gloria".

La mentira del Edén sigue viva y clara en la tierra. Las personas quieren ser como Dios. De hecho, ellas quieren tomar el lugar de Dios, y aún, decirle a Dios cómo debe actuar. Al final, encontrarán que su propia sabiduría es, realmente estupidez.

NOTA: Las citas bíblicas de enlace son tomadas de la RV60; las escritas en el artículo son de la Biblia Textual (BTX), 3ª Edición.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison