¿Por qué los Israelitas mataron a las personas de Jabes-galaad?

  • Jueces 21:10: “Entonces la congregación envió allá a doce mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo: Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-galaad, con las mujeres y niños.”

Cuando tratamos con tantas y aparentes dificultades con relación a la Palabra de Dios, el contexto es muy importante. En Jueces 19:22-30, los hombres perversos de Gabaa ―una ciudad en Israel de la tribu de Benjamín (1 S 13:15), demandaron al hombre anciano y propietario de la casa, tener relaciones sexuales con el Levita que estaba pasando la noche ahí. Más bien y para su vergüenza, les ofreció su hija y la concubina de él. Tanto el hombre como el Levita tuvieron que haber defendido a las mujeres, aún a costa de sus vidas, pero fallaron miserablemente en su trabajo moral. Así, la concubina fue entregada y abusada sexualmente por los hombres toda la noche dejándola cuando amanecía. Ella murió a la puerta de la casa en la cual descansaba el Levita.

En la mañana, el Levita tomó el cuerpo de su concubina, la colocó en su asno, regresó a casa, tomó un cuchillo y la partió en doce partes las cuales repartió por todo el territorio de Israel. “Si bien, es difícil que los lectores modernos lo entiendan, así como los compañeros del Levita (Jue 19:30; cf. Oseas 9:9), él tenía la intención de levantar a la nación a la acción llamándola a una audiencia nacional. Tal vez él los estaba acusando de ser responsables de la sangre que recaía en toda la nación debido a la muerte de su concubina”.1 La respuesta de Israel a este acto increíblemente horroroso, fue unirse como un “solo hombre” en Mizpa.

El Levita explicó las circunstancias de la muerte de su concubina y le preguntó al pueblo de Israel acerca de lo que había de hacerse. En retribución, ellos, decidieron ir contra Gabaa.

El pueblo de Israel le pidió a los de Gabaa que entregaran en sus manos a aquellos que habían llevado a cabo esta maldad para que de esta forma pudiera quitarse la maldad de la tierra de Israel. Gabaa, la cual era parte de la tribu de Benjamín rechazó la oferta (Jue 20:13). Entonces, la guerra civil se produjo y Benjamín fue derrotado. Entonces, “investigando su problema secundario (cf. v.5 del capítulo 20), los Israelitas descubrieron que nadie del pueblo de Jabes-galaad, localizado aproximadamente a nueve millas al sureste de Beth Shan y dos millas al este del Río Jordán había respondido al llamado en Mizpa”.2 Israel por lo tanto, acabó con los habitantes de Jabes-galaad, excepto 400 vírgenes y 600 hombres; para que su nombre no fuera borrado totalmente. Nos guste o no, así era la forma de batallar y la realidad de la guerra en el antiguo Israel.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Walvoord, John F., y Roy B. Zuck, “El Comentario del Conocimiento de la Biblia” (“The Bible Knowledge Commentary”), Wheaton, IL: Scripture Press Publications, 1985, 1:411.
  • 2. Ibid.

 

 

 

 
 
CARM ison