Predicación en las calles: Usando notas

Por, Tony Miano
Editado por, Matt Slick

Algunos excelentes predicadores al aire libre, enseñan a los nuevos en el oficio, a no usar notas.1 2 Más bien, los animan, a que memoricen sus mensajes. Algunos predicadores al aire libre, sugieren que las notas distraen, tanto al predicador como al oyente. Ellos dicen que las notas son, muletas innecesarias.

George Whitefield, uno de los más grandes predicadores al aire libre, de todos los tiempos, escribió:

  • “Pero creo que la predicación de los ministros, casi universalmente por notas, es una marca determinada que tiene en gran medida, perdido, el viejo espíritu de la predicación. Porque aunque no todos los que usan notas serán condenados, sin embargo, es un triste síntoma del decaimiento de la religión fundamental cuando de leer sermones se trata, mientras que la predicación espontánea una vez, casi prevaleció universalmente”.3

Algunos reconocidos predicadores de las calles, sugieren también no tener una Biblia en las manos, mientras se predica.4 5

Contrario a lo que importantes predicadores de las calles afirman, tanto en el pasado como en el presente, existen muchas razones válidas para usar notas en la predicación al aire libre.

Ningún predicador tiene una memoria fotográfica

La mayoría de las personas tienen un miedo palpable de hablar en publico.6 Agréguele a esto, el malestar que muchas personas sienten acerca de memorizar cualquier cosa larga e intensificado por el miedo de sólo hablar en público. Las notas, aun largos manuscritos, pueden frenar la anterior ansiedad mencionada y el miedo que algunas personas tienen en la predicación al aire libre.

Las notas ayudan a que el predicador esté listo para dar una respuesta

El predicador al aire libre, debe estar listo para dar una respuesta de la esperanza que hay en él (1ª Pedro 3:15: “sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”). Él debe estar listo para responder “al necio como merece su necedad, Para que no se estime sabio en su propia opinión” (Proverbios 26:5). En todo tiempo, debe estar listo para “que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina” (2ª Timoteo 4:2). En ningún lugar de la Palabra de Dios se sugiere que el predicador de las calles debe estar listo para hacer, sin notas, improvisadamente7. El tener notas a mano, ayuda al predicador al aire libre a dar respuestas bíblicas, adecuadas y oportunas, de forma apropiada.

Su arma más grande es el libro de notas más grande jamás escrito

  • Hebreos 4:12: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”.

No hay nada malo, o pasado de moda, acerca de sostener una Biblia en la mano mientras esté predicando en las calles. Mientras que cada cristiano deberá practicar la memorización de las Escrituras, el predicador al aire libre, no lo hará. Una vez más, hay heraldos públicos del evangelio que tienen memorias fotográficas y una habilidad extraordinaria para memorizar capítulos y versículos rápidamente. Pero ellos, son la excepción, no la regla.

Sostener una Biblia mientras predica en las calles, no es llevar una muletilla. Es llevar la Palabra inspirada de Dios y toda Su autoridad para todo lo que diga acerca de Dios, del hombre, de Jesucristo, Su evangelio y todo lo relacionado a la vida y a la muerte.

Sí se demuestra autoridad al citar las Escrituras diciendo: “La Biblia dice…” Sin embargo, es aún mejor, tener la autoridad en la mano, no solo mientras la cita, sino también mientras la lee a aquellos que la están escuchando.

Precisión sobre elocuencia

Hay momentos cuando predicadores al aire libre, contrarios a aquellos que están bíblicamente firmes, pueden emplear algo del mismo pragmatismo usado por buscadores o motivadores sensibles de iglesias alrededor del mundo. Esta evidencia se ve, cuando los predicadores de las calles, pasan más tiempo tratando de ser innovadores en atraer multitudes, en vez de estudiar las Escrituras para encontrar grandes verdades, y compartirlas con las masas. Algunas veces estos predicadores, se olvidan que la substancia es siempre, más importante que la forma; la precisión es siempre más importante que la elocuencia.

El uso de notas en la predicación en las calles, puede no parecer tan pulida como un mensaje entregado extemporáneamente, pero existen menos oportunidades para equivocarse, cuando el predicador se refiere, ocasionalmente a sus notas para mantenerse dentro del tema. Esto es especialmente cierto cuando encuentre espectadores inoportunos, ya que muchos de ellos tratarán de detener al predicador de predicar, o inquietarlo para hacer que olvide lo que estaba diciendo. Tener notas a la mano, o en la Biblia del predicador, puede minimizar la efectividad del esfuerzo del espectador inoportuno para que se deje de predicar el evangelio.

Conclusión

El predicador de las calles, nunca deberá colocar a un lado, y de forma orgullosa o pragmática, el uso de notas o la lectura de las Escrituras impresas con su capacidad para impresionar a sus oyentes de recordar sin esfuerzo la información. Sin embargo, los predicadores de las calles, no deberán esconderse detrás de las notas para evitar, tímidamente, el contacto visual con los oyentes. Ni tampoco, las notas deberán servir como algún tipo de barrera imaginaria o protectora entre, el predicador al aire libre y su audiencia. Los predicadores de las calles, deberán llegar a conocer la Palabra de Dios tan bien, que ellos puedan extemporáneamente, proclamar la ley y el evangelio cuando sea necesario. Si así lo desea, el predicador deberá usar notas, y sin vergüenza, pero con autoridad, sostener y usar su Biblia mientras está de pie sobre su caja.

Mire el vídeo para un ejemplo del uso de notas mientras predica al aire libre.8

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. http://www.cedricstudio.com/personal/openairtips-handout.pdf
  • 2. http://ianaministry.com/?p=2138
  • 3. http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/text-idx?c=moa&cc=moa&sid=95e3f6e828e116b80d4cccd93c806bc1&view=text&rgn=main&idno=AGU9882.0001.001
  • 4. http://stonethepreacher.com/2011/02/28/the-three-do-nots-of-open-air-preaching.html
  • 5. http://www.livingwaters.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=905:christianity-is-for-losers&Itemid=143&tmpl=component&print=1&lang=en
  • 6. http://www.statisticbrain.com/fear-of-public-speaking-statistics/
  • 7. http://www.wordreference.com/definicion/extempor%C3%A1neo
  • 8. http://youtu.be/m4QKyhP_K7k

 

 

 

 
 
CARM ison