Preguntas acerca de Jesús y del perdón para los católicos romanos

Por, Matt Slick

Los católicos tienen el confesionario, los sacerdotes, la penitencia, los sacramentos, los santos y María, y todo esto, lo cual, de alguna manera u otra afecta el perdón de pecados. Es en el confesionario donde el católico confiesa sus pecados a un sacerdote quien absuelve a la persona y declara la penitencia –un medio necesario de perdón (CIC 980), “por el cual, los pecados cometidos después del bautismo son perdonados” (El nuevo catecismo de San José de Baltimore, volumen 1, 1969, página 141.)

Los sacramentos son un medio de gracia, los cuales se necesitan para resistir los pecados, los cuales, a su vez, son perdonados. Los católicos pueden rezarles a sus santos de devoción, especialmente a María, y pedirles que intercedan por ellos. De hecho, es María quien librará sus almas de la muerte (CIC 966), es quien continúa dándoles a los católicos los dones de la salvación eterna (CIC 969), y es antes que Jesús, siendo Jesús segundo, y María primera (Concilio Vaticano II, página 421).  De esta forma, el católico está totalmente enredado en el proceso eclesiástico de la salvación y el perdón de pecados encontrado en la iglesia católica romana. Pero la pregunta permanece: ¿Qué hay acerca de Jesús?

Acerca de Jesús

  • Jesús es Dios en carne:
      • Juan 1:1, 14: “1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.
      • Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”.
  • Jesús tiene toda la autoridad en el cielo y en la tierra:
      • Mateo 28:18: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra”.
      • Efesios 1:20-21: “la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero”.
  • A Jesús se le ora:
      • Salmo 116:4: “Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Oh Jehová, libra ahora mi alma”.
      • Leer, Hechos 7:55-60
      • 1ª Corintios 1:2: “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro”.
  • Jesús dijo que lo que le pidiéramos, Él lo hará:
      • Juan 14:14: “Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”.
  • Tenemos confianza en Jesús:
      • 1ª Juan 5:14: “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye”.

Por lo tanto, y debido a que Jesús es mayor que María, mayor que los santos católicos, es el creador del universo (Juan 1:3; Colosenses 1:16-17), el Señor que perdona pecados (Mateo 9:2; Lucas 5:20), tengo una pregunta: ¿Puede Ud. católico orar y pedirle a Jesús que perdone todos sus pecados? Si no, ¿por qué no? ¿Está rehusando creer en solo Jesús para perdón de todos sus pecados? Si es así, ¿cómo es que Jesús no es suficiente para que perdone todos sus pecados?

Preguntas para los católicos romanos

  1. ¿Puede Jesús perdonarle todos sus pecados? Si Jesús es Dios, y perdona todos sus pecados, ¿puede entonces orar y pedirle a Jesús que perdone todos sus pecados y que coloque su confianza y esperanza en solo Jesús para el perdón de pecados?
  2. Si lo hace, ¿cree que sus pecados serán perdonados?Si le pide a Jesús que perdone todos sus pecados, ¿necesita aun así, confesarlos ante un sacerdote?
  3. Si no es capaz de pedirle a Jesús que perdone todos sus pecados, ¿por qué entonces no cree en la suficiencia del sacrificio de Cristo para que lo libere y salve de todos sus pecados?

Ninguno de los cultos no cristianos cree en la sola suficiencia de Cristo para perdón de pecados. Ninguna falsa persona religiosa le ora a Jesús y cree en Él para perdón de sus pecados. ¡Ninguna! Los verdaderos cristianos pueden creer en Cristo y seguirlo (Juan 10:27-28), y vienen a Él a descansar (Mateo 11:28). Ellos creen en Jesús y Su obra completa en la cruz, que nos limpia de todos nuestros pecados (1ª Pedro 2:24; Colosenses 2:14). Los cristianos no creen en sus propias obras.

Dios dice

  • Romanos 3:28-30: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. 29 ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles. 30 Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión”.
  • Romanos 4:3-5: “Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. 4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; 5 mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia”.

Así que, católico romano, ¿puede Ud. orarle a Jesús y creer sólo en Él, y pedirle sólo a Él que le perdone todos sus pecados? Si no es así, entonces, Ud. está afirmando que Su sacrificio no fue suficiente, que buscarlo sólo a Él tampoco es suficiente y que Ud. entonces, debe hacer algo para ser perdonado:

  • Gálatas 3:1-3: “Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? 2 Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? 3 ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?”.

Si U. no puede orarle a Jesús y pedirle a Él que perdone todos sus pecados, entonces, Ud. debe creer en algo más además de Jesús y está tratando de ser perfeccionado en la carne. En parte, Ud. debe creer en su propia capacidad, y llevar a cabo ceremonias, rezos rituales, ordenanzas, confesiones en un confesionario, sacramentos, etc. y así, tener la esperanza de ser lo suficientemente fiel para ser salvo. Ud. nunca descansará en Cristo hasta cuando no crea completamente en Él.

  • Mateo 11:28: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison