Preguntas más frecuentes relacionadas con el Evangelio de Tomás

Las siguientes preguntas son las que más comúnmente hacen las personas relacionadas con el Evangelio de Tomás. En la medida en que surjan más preguntas de discusión, serán adicionadas a este artículo.

¿Cuál es el Evangelio de Tomás?

El Evangelio de Tomás es una colección de 114 dichos de Jesús que fue descubierto en 1.945 en el pueblo de Nag Hammadi en Egipto. Antes de este descubrimiento, muy poco se conocía de este evangelio, escasamente, tres pequeños fragmentos de Oxyrynchus fechados en 200 d.C., y escasamente una media docena de menciones por parte de los Padres de la Iglesia. Los manuscritos descubiertos en Nag Hammadi están fechados alrededor de 340 d.C., aún cuando la composición original del mismo se sostiene entre 140 y 180 d.C.

¿Quién escribió el Evangelio de Tomás?

Probablemente fue escrito por alguien en el 2º siglo que admiraba a Santiago (Ver el dicho 12), el hermano de Jesús quien muriera en el 62 d.C.1 Esta reverencia por Santiago puede verse en varios lugares del Evangelio de Tomás. Fue probablemente una persona de este grupo que admiraba al apóstol Tomás y había tenido alguna clase de influencia Gnóstica o Cristiana Siria.

¿Cómo es diferente el Evangelio de Tomás de los Evangelios del Nuevo Testamento?

Diferencias entre el Evangelio de Tomás y los Evangelios del Nuevo Testamento

Tema    Tomás    Evangelios del NT
Jesús    Un maestro sabio: divino, pero no necesariamente humano. Divino y Humano (Mt 14:33; Mr 2:5-10; Lc 22:67-71; Jn 1:1, 14).
Mesías Jesús no es el Mesías profetizado por los profetas Judíos (52) Jesús es el Mesías de los profetas del AT.
Salvación Por aprender el secreto del conocimiento (39) y el mirarse interiormente (70). Al mirar hacia afuera por fe a Jesús (Mr 5:34; Lc 7:51; Jn 6:47).
El Reino de Dios Es solo interno. Es un aspeco interno (Lc 17:21), pero también una expectativa claramente inminente, literal futura (Lc 9:27: 10:9).
La Naturaleza de Dios Muchos dioses (30); posiblemente alguna clase de panteísmo (77). Un Dios (Mr 12:29).
Hombre Capaz de salvarse a sí mismo adquiriendo el secreto del conocimiento y el mirar al interior (3, 70). Incapaz de salvarse a sí mismo; debe mirar hacia Jesús (Jn 6:47).
Cuerpo Físico El cuerpo físico es malo, pero el espiritual es bueno (114). El cuerpo físico no es intrínsecamente malo ya que será resucitado (Lc 24:39; Jn 2:19-21).
Contexto Histórico Gnóstico y/o Cristiano Sirio del siglo 2º. 1º siglo de la Palestina Judía.
Iglesia o Comunidad Ninguna mención clara en el contexto de una comunidad. Mención en el contexto de una comunidad y orden (Mt 18:15-20).
Muerte y Resurrección No es principal es el mensaje. Es principal en el mensaje (Mt 12:39-40; Jn 2:19-21).
Punto de vista de las mujeres Fuertemente antifeminista (114). A favor de las mujeres (Evangelio de Marcos).
Antiguo Testamento Sin referencias; Jesús no cumplió las Escrituras (52). Muchas referencias (Mt 4:4; Mr 14:27; Lc 4:8; Jn 10:35).  Jesús cumplió las Escrituras.
Tomás Recibe un lugar especial entre los discípulos al aprender el secreto del conocimiento. No existe evidencia de que Tomás recibió un conocimiento especial al compararlo con los otros discípulos: Pedro, Santiago y Juan como parte del círculo íntimo (Mt 17:1; Mr 13:3; Lc 8:51).

Nota: Es difícil de entender exactamente los diferentes puntos de vista en el Evangelio de Tomás en todos los temas de las áreas mencionadas en el esquema general.

¿Es el Evangelio de Tomás, un Evangelio Gnóstico?

Existe un debate dentro de la comunidad erudita con relación a si el Evangelio de Tomás es un documento Gnóstico. De hecho, la reconocida erudita gnóstica, Elaine Pagels, cambió sus puntos de vista después de estudiar por varios años este Evangelio, pensando ahora que el mismo no es un documento Gnóstico. Sin embargo, de acuerdo con muchos otros eruditos, parece que es mejor concluir que por lo menos contiene algo Gnóstico, como ideas tales como la salvación por el conocimiento secreto, el ascetismo extremo o el desdén hacia los apetitos corporales, el politeísmo, la referencia a la cámara nupcial, la idea de la enseñanza de un Cristo celestial quien no necesariamente puede ser humano, etc. Este evangelio también coloca algo de énfasis en el valor de las Escrituras del Antiguo Testamento. Esto ciertamente estaba en línea con el pensamiento Gnóstico. Aún si este evangelio no es Gnóstico, en sentido amplio, parece tener grandes similitudes con el Gnosticismo.

¿Debería este Evangelio estar en el Nuevo Testamento?

La respuesta corta sería “No”. Los Evangelios en el Nuevo Testamento fueron o escritos por los apóstoles (Mateo y Juan) o por quienes estaban asociados con los apóstoles (Marcos y Lucas). Sin embargo, el Evangelio de Tomás es una obra del siglo 2º que fue escrita mucho después del tiempo en que vivieron los apóstoles. La razón por la que los eruditos argumentan por esta fecha tardía se debe a que el evangelio depende y/o hace mención a los libros del Nuevo Testamento incluyendo aún los más tardíos como el Evangelio de Juan. Este evangelio muestra evidencia de haber sido influido por el Cristianismo Sirio del siglo 2º aun con obras Sirias como el Diatessaron (El Diatessaron es la armonía o mezcla de los Evangelios en un único texto sintético) de Taciano el cual data de 175 d.C.2 Si este es el caso, el Evangelio sería fechado al final del siglo 2º. (Para más información ver el artículo: ¿Pertenece el Evangelio de Tomás al Nuevo Testamento?). Por estas razones entre otras, el Evangelio de Tomás fue correctamente rechazado por la Iglesia al no incluirlo en el canon del Nuevo Testamento.

¿Cuándo fue escrito el Evangelio de Tomás?

Es difícil saber la fecha exacta, pero una sería probablemente entre 140 y 180 d.C., debido a que menciona ideas Gnósticas del siglo 2º, referencias a los textos del Nuevo Testamento y posiblemente por una influencia del Cristianismo Sirio de finales del siglo 2º. Nuestro fragmento de manuscrito más reciente de parte de este Evangelio está fechado alrededor del 200 d.C. Definitivamente entonces, fue escrito antes de ese tiempo.

 

Este artículo también se encuentra disponible en: Inglés

  • 1. Ben Witherington, “¿Qué han hecho con Jesús?” (“What have they done with Jesus?”), San Francisco, HarperCollins, 2006, p.  32.
  • 2. Craig A. Evans, “El Jesús Apócrifo: Evaluando las Posibilidades y Problemas” ("The Apocryphal Jesus: “Assessing the Possibilities and Problems"). Craig A. Evans y Emanuel Tov, ediciones, “Explorando los Orígenes de la Biblia: La Formación del Canon en la Perspectiva Histórica, Literal y Teológica” ("Exploring the Origins of the Bible: Canon Formation in Historical, Literary, and Theological Perspective"), Grand Rapids: Baker, 2008, pp. 147-72.

 

 

 

 
 
CARM ison